Como si la orientación sexual de una persona fuera parte de su hoja de vida o de sus méritos (o acaso deméritos) para ejercer un cargo, ciertos medios digitales en agosto de 2011 parecían desesperados por añadir en sus notas una precisión: el nuevo CEO de Apple es gay.

La polémica que desató esta obsesión motivó un debate en Reuters y una serie de críticas. ¿Cuál era el tema? ¿Los retos de Apple? No, para nada. https://writemyessay4me.org/. El asunto era si el señor era gay. El debate fue replicado en sitios de todo el mundo. ¿Es gay? ¿Qué pensaría Steve Jobs?

A pesar de no haber revelado públicamente su homosexualidad, se hablaba del Cook gay, un tema que al parecer no lo incomodaba y menos a Apple que, de acuerdo con las notas de ese momento, creía que lo haría público. Pero tampoco era prioridad para la firma. .

Dejar respuesta