1 analogía : Manhunt, 2 palabras : hombres y cacería. Manhunt.net es una red social gay donde puedes conocer a otros chicos. Esta plataforma es una comunidad de adultos buscando a otros hombres. Si estás buscando al “sr. perfecto” o, simplemente te encuentras aburrido, esta página es un servicio de citas donde encontrarás otros hombres cerca a tu área. A continuación, emprenderemos un pequeño recorrido dentro de uno de los lugares virtuales más populares dentro del universo gay alrededor del mundo.

Por Zebastian Lott 

En épocas donde reinan las redes sociales y el intercambio de contenidos virtuales es una característica típica del Internet, se reserva un espacio para que numerosos hombres gay puedan ponerse en contacto y conocerse. No importan mucho los motivos, si es amistad, amor o sólo sexo, Manhunt.net funciona como una plataforma de citas aquí, en la China y en otras partes del mundo. El  sitio cuenta con más de 4 millones de perfiles alrededor del globo terráqueo y es considerado como uno de los lugares virtuales más populares dentro del universo gay. Una página que alberga millones de hombres ávidos por conocer a otros hombres que compartan su misma condición. Una página en la que los deseos de diversa índole se hacen realidad. Una página en la que el heterosexual promedio se convierte en el gay más deseado del medio. Una página que funciona como oficina laboral y, hasta agencia de empleos. Una página que lo tiene todo para todos los gustos : desde los más exigentes, hasta los más básicos y vagos.

Para la mayoría de hombres gay, el nombre de la página evoca recuerdos de imágenes calientes y de millones de perfiles de cuerpos desnudos que emanan erotismo. Desde su lanzamiento, hace 13 años, Online Buddies Inc., la compañía que maneja la web, ha ampliado su humeante, sugerente y sudoroso proyecto desde Estados Unidos a todos los rincones del mundo. El lanzamiento oficial de Manhunt fue el 1 de abril del 2001 y, oficialmente, fue un servicio telefónico de citas limitado a la zona de Boston. Sin embargo, el próspero negocio declinó cuando más del 40 % de sus usuarios comenzaron a utilizar Internet para encontrar pareja. Es por ello que, sus dueños y fundadores, Jhonathan Crutchley y Larry Basile (abajo, en la foto) se dieron cuenta de que la única manera en que la plataforma podría sobrevivir era trasladándola al ciberespacio.

get_file345sdfsd

“Decidimos que si el negocio iba a continuar a largo plazo, teníamos que lanzar un sitio web y, si este iba a tener éxito, conseguir que los usuarios paguen por los servicios”, dijo Crutchley. Ellos contrataron a un pequeño equipo de diseñadores web, probaron unos cuantos modelos diferentes y, pusieron en marcha la web que se convirtió en un imperio de las relaciones gay.

Al principio, el servicio era completamente gratuito. Para el año 2002 cerca de 10.000 hombres de la mayor área de Boston habían creado, por lo menos, un perfil. Pero la gran apuesta era : ¿alguien pagaría por el servicio de la página? En abril de 2002, Manhunt envió un correo electrónico a sus clientes comunicándoles que si querían disfrutar de todas las ventajas de la página tendrían que pagar 10 dólares por mes, y los que se negaran a contribuir con esta módica suma de dinero, no podrían utilizar una versión más avanzada del sitio. Inmediatamente, cerca de 2000 parroquianos se inscribieron para la suscripción del pago.

Según los dueños, todos los ingresos contribuyeron al gran proceso de expansión comercial de la compañía. Pronto, Manhunt hizo notar su presencia en ciudades cosmopolitas como Nueva York, México y gran parte de Europa Occidental. Todo gracias a la celebración de coloridos eventos en bares gay, publicidad en revistas y el pago por la publicidad en Google y Yahoo. No obstante, la clave de su evidente éxito transfronterizo radica en algo muy importante : la confianza con el usuario

Entrar a la página es relativamente fácil. Imágenes de hombres musculosos, fornidos y muy cachondos nos dan la bienvenida en la portada de la web, mientras que el característico color azul oscuro inunda cada uno de los rincones de la plataforma. Todo está perfectamente calculado : el registro de cada usuario dura, a lo mucho, 10 minutos y, tras unos pocos pasos, se confecciona un perfil personal con los gustos, fotos y la ubicación del propietario. No es necesario aclarar el motivo exacto de la búsqueda, pero lo cierto es que no hay muchas opciones más allá que algunos “choques y fugas” o sexo casual.

En Manhunt se puede tener un perfil gratuito y limitado, es decir : con un máximo de lectura de 20 mensajes al día, otros 20 mensajes para enviar; fotos en miniatura, y hasta cinco tipos diferentes de búsquedas. En cambio, las exclusivas cuentas Premium gozan de beneficios ilimitados y se puede adquirir el paquete online con la posibilidad de abonar con tarjeta de crédito.

Después del rápido y ágil registro en la página, el usuario entra a una gran tabla virtual en donde se evidencian los millones de perfiles conectados. Un gran collage de numerosas fotos se muestra ante nuestros ojos, cada una con un hombre diferente, como si fueran los retazos del cuerpo de Frankestein. Cada perfil constituye una pieza clave en el metabolismo del gran monstruo llamado “Manhunt”.

Los perfiles contienen fotos públicas, aquellas que todos los ávidos cazadores pueden ver y fotos privadas, listas para ser habilitadas a quien queramos y cuando queramos. Muchas veces, un simple desbloqueo de fotos anuncia el interés evidente entre los usuarios y puede ser interpretado de numerosas maneras por el afortunado receptor del mensaje. Adicionalmente, existen fotos inactivas, las cuales quedan guardadas en la web esperando la autorización del usuario para cambiarlas al estatus de públicas o privadas.

Por el momento, Manhunt no presta un servicio de perfiles con videos, como sí sucede con otras plataformas de contactos entre personas. Asimismo, las fotos se verán en tamaño pequeño si la cuenta en uso es gratuita y limitada.

La cacería dentro de la página permite que sus usuarios se comuniquen mediante mensajes privados o por chat. El famoso sistema de mensajería conserva los mensajes recibidos, los enviados y cuenta con una papelera. Además, es posible ver cuando los mensajes enviados fueron leídos y hasta borrados por el receptor : una herramienta muy útil cuando se quiere rastrear el interés de futuros pretendientes o el tiempo en que estos frecuentan en la red.

Con respecto de la modalidad de chat, Manhunt ofrece una ventana privada para un chat entre dos participantes con la posibilidad de emitir video y sonido. En la web de escritorio de la plataforma es posible hacer búsquedas por países, regiones, zonas y ciudades. Gracias a su mapa online, el usuario coloca un pin desde donde se encuentra o donde busca contactos, mientras que en la versión móvil, debido al uso de GPS de un smartphone, con sólo conectarnos ya podemos saber a quiénes tenemos cerca, incluso con una precisión casi perfecta.

Es por ello que, desde la implementación de esta nueva facilidad en el año 2012, miles de usuarios y heterosexuales curiosos utilizaron esta red para averiguar la verdadera identidad sexual de sus amigos, compañeros, colegas y familiares.

Manhunt es una gran selva. Una selva en donde más de 4 millones de hombres juegan al cazador y a la presa. Una selva en donde los hombres viven en una utopía de placer, diversión y otras emociones. Una selva en donde los animales abundan y, la diversidad de características y rasgos es un valor agregado dentro de toda la cacería.

Están los cisnes, los bellos, optimistas e ilusionados cisnes. Hombres que aclaran en sus perfiles que buscan una “LTR” o Long term relationship (léase relación a largo plazo) y que “no les va” el famoso y tan placentero “sexo al paso”. Están las hormigas trabajadoras, las pequeñas pero poderosas hormigas que no desaprovechan ninguna oportunidad para conseguir lo que desean. Hombres que adaptan sus perfiles en una improvisada versión del muy común “Curriculum Vitae” o que, en medio de una interesante conversación, te piden ayuda porque dicen encontrarse sin trabajo. Están las mariposas de colores, pequeñas y exóticas divas que vuelan en un mundo color rosa y que nunca logran entender los ideales de la página. Hombres o jóvenes que se comportan como chicas multimillonarias de Beverly Hills y ningunean a todos los pretendientes que se cruzan por su camino.

Gay-diddy-gay-gay-gay-gay-gay-gay

Están los osos, los salvajes y rudos osos. Hombres de gran contextura y corazón, fuertes y muy amistosos, los cuales quieren ser cazados por un “Chaser” u hombre delgado que pueda cumplir sus expectativas. Están los leones, ágiles y viriles machos de caza. Hombres que sólo buscan sexo y que ven al resto de usuarios como presas potenciales de su merienda diaria. Están los parásitos y las serpientes. Dos especies que tienen mucho en común y que, muchas veces, trabajan en conjunto. En la página abundan esta clase de liendres, crueles y molestos insectos. Hombres con enfermedades de transmisión sexual y contactan a sus próximas víctimas en la red.

En el año 2005, el “New York Times” publicó un reportaje sobre un hombre gay que había infectado de VIH a 50 usuarios que conoció mediante la página. Además, se citó a la plataforma como uno de los sitios online que “han provocado gran preocupación entre los expertos en salud sexual”. Es por ello que, a partir de ese mismo año, los socios de Manhunt crearon la marca “Manhunt Cares”, en donde cada usuario tiene acceso a asesorías on – line especializadas en temas de enfermedades venéreas y VIH/SIDA. Sin embargo, esta red social no prohíbe a sus usuarios la preferencia de prácticas sexuales de alto riesgo. Manhunt ofrece una sala de chat titulado “Bareback” para las personas interesadas en el sexo inseguro. Además, cuenta con banners de publicidad de sitios web pornográficos que promueven el sexo sin protección, y la tan pornográfica “Bareback” a través de su blog. Debido a esta gran controversia, el gerente general de dicha plataforma declaró a la revista New York : “Todo se reduce a una elección personal. Creemos que las personas tienen el derecho al Bareback o no al Bareback, usar condones o no usar condones. Lo que esperamos es que la gente va a respaldar sus decisiones con un comportamiento responsable”. Lo cual deja al libre albedrío las elecciones sexuales de todos los usuarios.

tumblr_lz5cabbBOW1rn95k2o1_500

Finalmente, en la plataforma también se encuentran las serpientes seductoras, aquellos reptiles que incitan el pecado en una red donde el sexo abunda. Hombres o, mejor dicho, dioses griegos enfundados en pequeños calzoncillos de colores que ofrecen grandes momentos de placer y lujuria a cambio de unas cuantas “fichas”. Esta clase de individuos se reproduce de manera sorprendente en toda la página. Pareciera que la etapa de reproducción de estos “animales” es eterna. Es por ello que, podemos encontrarlos en distintos colores y sabores, sin embargo, los dos scorts peruanos más famosos de Manhunt son “Bravoboy” y “Edinho”. Dos hombres completamente distintos que dominan la jungla como si fuera su propio reinado.

Por un lado, tenemos a “Bravoboy”. Peruano de nacimiento, pero con acento chileno, este fornido joven de 26 años tiene un amplio recorrido sexual. Pablo Bravo ha trabajado en numerosas producciones pornográficas como “Machofucker” y “BreedMeRaw.com”, y ha coleccionado numerosos tatuajes como amantes. De aproximadamente 1.75 de estatura, piel canela bronceada y cuerpo digno de un dios griego, cuando lo contactamos mediante el chat de la página dijo cobrar 200 soles por “sesión” y garantizar al cliente “la mayor satisfacción posible”. Además, enfatizó que todo el acto sexual era realizado con protección, ya que “sin gorrito no hay fiesta”; y que se llevaría a cabo en unode sus 2 departamentos privados : digno de un gigoló de lujo. Este exótico personaje no se despidió sin antes dejarnos sus 3 famosas páginas de contacto : Twitter, Tumblr e Instagram, en donde sus potenciales clientes pueden ver un adelanto de la performance sexual de esta joyita loretana.

Spongebob-Squarepants-GIFs-spongebob-squarepants-23417003-500-394

Y se encuentra “Edinho”, scort que, según Pablo Bravo, ha trabajado en el oficio más antiguo del mundo desde los 12 años. Este joven alto y moreno también cobra la misma cantidad que “Bravoboy”, sin embargo, a diferencia de él, tiene numerosos antecedentes policiales que se difunden a través de perfiles anónimos : cuentas que convierten a este dios griego en un demonio al cual se debe temer. Edinho, nació el 5 de abril de 1995, tiene 19 años y es acusado de robar 1000 euros a un italiano. Además, entre sus robos suman 30,000 euros con los que habría pagado sus operaciones de nariz y nalgas en una clínica privada en Lince. Al parecer, el denunciado subió un selfie a su perfil de Manhunt con el dinero hurtado, el cual alarmó a toda la comunidad gay.

Ante la controversia, el perfil “LadronEdinho” muestra una foto comprometedora de dicho scort junto con una descripción digna de un divertido criminal sinvergüenza.

-“Hola, soy Edinho, activo y pasivo participativo que se convertirá en una fiera en tu cama. Si me dejas entrar a tu casa o cuarto de hotel robaré todo el dinero que tengas y huiré sin haber cumplido el servicio. Por estos días me encuentro buscando a nuevas víctimas y no tengo reparo en ser un poco violento para conseguir lo que quiero. Gracias al dinero que “conseguí “de un cliente francés, pude viajar a Europa y hacerme una operación en los glúteos. Si me ves en la calle o en algún lugar de la página avísale a la policía, ya que más de 10 de mis clientes me han denunciado por estafa y robo agravado. No te dejes engañar por mi cara de inocente, las apariencias engañan”, informaba el perfil.

Cuando nos comunicamos con el dueño de la cuenta, este hombre dijo haber sido estafado por “Edinho” y que, al ver que numerosos usuarios de la página también han sido engañados por este cruel personaje, decidió abrir ese perfil y alarmar a otras posibles víctimas. Quiso mantenerse en la  clandestinidad y la única pista que nos dejó de su verdadera identidad fue : “Yo soy ese cliente italiano que confió en sus servicios”. La persona que se esconde detrás de este perfil, asegura que toda la información está en la comisaria de Santiago de Surco.

Navegando por la jungla de Manhunt, también encontramos el verdadero perfil de “Edinho”. Camuflado entre los miles de animales, este hombre planeaba encontrar a su próxima víctima. Nos atendió como a cualquier cliente, no obstante, cuando le preguntamos sobre el asunto, sólo atinó a cerrar la ventana de chat y bloquearnos el acceso a su cuenta. Ni una página de contacto, nada. Como dicen por ahí : “El que calla otorga” y “La tierra es cielo, infierno y purgatorio”. Aquí, tarde o temprano, todo se paga.

Pareciera que Manhunt es, también, una especie de tribunal gay virtual que condena a esta clase de delincuentes. Cabe resaltar que, estos dos peculiares personajes se encuentran caminando por la calles de nuestro país y que, según estadísticas de los dueños de la página, el 40 % de usuarios de la plataforma a nivel mundial son scorts o trabajadores sexuales.

59f8206c2920826b29caf79e486ab447

A pesar de todo, en diciembre de este año, es posible que Manhunt sea reconocida por tercera vez consecutiva como “el sitio online LGBT más grande del mundo” dentro del Récord de Guinness. Este título lo ha ostentado decorosamente por 12 años seguidos y le ha permitido superar a cientos de redes de citas gay como Gaydar, Contactossex, Lovechat y Dudesnude. Esta jungla virtual destaca en el servicio por todo lo nombrado anteriormente y, además de sus novedosas funciones: es el sitio web más claro y fácil de utilizar. Sus más 4 millones de usuarios podrían formar un nuevo país virtual. Una nación llamada Manhunt, en donde ser gay sea un requisito indispensable, en donde nadie sea discriminado por su orientación sexual y, en donde, a pesar de toda la cantidad de especies animales que convivan en este ecosistema, cada individuo sea tratado con un mínimo de respeto.

Dejar respuesta