Buenas razones para tu salida del clóset

0
1742
Salir del clóset

Martha González Pilares (*)

Foto:

La vieja expresión “tener un esqueleto en el clóset”, significando algo que expuesto públicamente podría avergonzarnos, dio lugar en el siglo XIX a la hoy tan popular expresión “salir del clóset”, en referencia a la declaración voluntaria de ese asunto eventualmente vergonzoso. Hoy en día se refiere principalmente a la revelación de la orientación sexual de personas LGBT.

Suena bien, se presume liberador… pero ¿para qué? Vivir honestamente nuestra orientación sexual, expresar abiertamente nuestra identidad de género, es una de las decisiones más trascendentales en la vida de muchas personas gay, lesbianas, bisexuales y transgénero, pero esta decisión no sólo afecta a quienes decidimos  “salir del clóset”. Las investigaciones reportan que quienes conocen de cerca a personas LGBT tienen mayor probabilidad de constituir apoyos sociales efectivos y de sumarse a la lucha por sus derechos (Mira el caso de actrices como Cindy Lauper, Anne Hathaway o el senador republicano estadounidense Rob Portman. Y si quieres ejemplos más cercanos entra a la página de la)  De manera que la decisión de la revelación personal constituye un aporte en la lucha por los derechos de toda la comunidad. Con este punto a favor del bien común, ¿Ya te animas? ¿Aún no es suficiente? Sigamos…

La sensación positiva acerca de nuestra orientación sexual fomenta en nosotros un mayor bienestar y salud mental. Quienes sienten que deben ocultarla reportan más frecuentemente problemas de salud mental como ansiedad, depresión, consumo de sustancias, trastornos de la conducta alimentaria, según lo ha documentado la Asociación Psiquiátrica Americana. De acuerdo, pero ¿por qué me resulta tan difícil decidirme a “salir del clóset”?

Hemos sido educados proyectando una vida heterosexual y acorde a nuestro sexo biológico; hemos crecido creyendo que llegaría el “día Disney” de casarnos, tener hijos y ser felices para siempre. ¿Nos dijeron alguna vez que podríamos enamorarnos de alguien de nuestro mismo sexo? ¿O que nos identificaríamos con un género distinto? Cuando nos descubrimos en esa posibilidad nos invade el desconcierto y nos asalta el temor a las consecuencias de no responder a las expectativas proyectadas. Y si decido hacerlo, ¿cómo lo hago?

Reconocerte intimamente, a ti mismo, como gay, lesbiana, bisexual o transgénero es el primer e indispensable paso hacia la revelación pública. Cuando te asumas totalmente es probable que requieras un periodo de adaptación, hasta que te sientas del todo cómodo contigo mismo. La duración de este periodo varía de una persona a otra. Si tú estás claro y sereno, podrás entender la confusión de los demás. Así que es fundamental que consigas claridad y serenidad. Algunas personas lo consiguen antes, otras después. No tengas prisa. However, that closed ecosystem is spyappsinsider.com/ poised to work in favor for apple, because of the popularity of the iphone. Estoy en ese punto, ¿Cómo doy el siguiente paso?

Elige un ambiente acogedor, libre de miedo. Si ese ambiente que eliges es la casa de tus padres, bien; si es un foro en internet, también. A partir de ahí podrás dar el siguiente paso: tus familiares y amigos cercanos. Comenzando por quienes consideres más comprensivos, menos rígidos. Si tuvieras dudas al elegir, podrías observar previamente sus reacciones a conversaciones sobre temas LGTB. ¿Y si me rechazan? ¿Y si …?

Esta decisión implica un riesgo. Las personas suelen tener prejuicios y probablemente su valoración se refiera a esa idea que tienen y no a tu caso en particular. Probablemente algunos amigos decidan tomar distancia. Otros te apoyarán sin dudarlo. Lo mejor es no sumar las reacciones, sino tomarlas una por una. Respecto a tu familia, no hay reglas. Hay padres que apoyan, otros que se culpan. A lo mejor te sugieren que hagas terapia para superar tu “confusión”. En este punto recuerda la importancia de estar claro y sereno. Puede tomarles un tiempo comprender, como te tomó tiempo a ti, ni largo, ni corto, sólo tiempo.

*Psicóloga clínica y de salud. Pre y postgrado en La Universidad Peruana Cayetano Heredia. Trabaja en la Docencia Universitaria y consulta privada.

.

Dejar respuesta