Katherine Moennig, fantasía e ícono

0
2725

 

Katherine. No, Shane. Kathe. Shane.

Pues sí, cualquier lesbiana, bisexual o amante de The L Word sabe de qué hablamos. De uno de los íconos lésbicos más conocidos y reconocidosKatherine es, sin duda, una de las protagonistas de la serie lésbica de más culto entre las mujeres que tenemos sexo con mujeres.

Shane: amada, idolatrada… Y odiada también.

KATHERINE MOENNIG

Amada por muchas (sí, las que morían por un encuentro casual con ella, aunque después las botara como a todas). Idolatrada por otras tantas que hacían lo posible por parecerse a ella (¡qué ingenuas nosotras!). Y las demás que tenían crushes con Alice, Dina, o alguna otra, (si esa alguna otra era Carmen, no diremos nada, ja).

 

SU SECRETO

Shane jugaba con su look andrógino por excelencia. Mandaba al carajo el rollo romántico y la monogamia. Era la segura de sí misma, a la que no le importaba “el qué dirán”. Ella decidía sobre su sexualidad – se tiraba a quien gustaba–, así sin más. Odiada y criticada por eso, a ella le importaba muy poco.

 

Katherine Moennig

Esto tan mal visto en general, era lo que la hacía única. Una chica sin tapujos, sin pudor que contagiaba su seguridad. Eso es lo que la hacía tan atractiva. Además, vamos a hablar con toda la verdad: se veía que el sexo con ella era bastante bueno porque sus “víctimas” siempre buscaban más.

Katherine Moennig 3

Simplemente es el tipo de personaje que no se olvida fácilmente, por lo bueno o lo malo. Entonces…

¿Quién es la mujer detrás del personaje? ¿Qué ha sido de ella? ¿Cómo se ve ahora?

Lword

KATHERINE MOENNIG

 

KATHERINE MOENNIG 4

Por si no lo sabían todo de ella, por si lo olvidaron, si les entró las “cosquillitas”, o por si son muy jóvenes como para haber visto The L Word y ahora quieren hacerlo, ahí les va…

Nacida en Pennsylvania, Estados Unidos, la mujer rompecorazones cumplirá 37 años el próximo 29 de diciembre. Por si quieren mandarle felicitaciones en su Twitter voy a dejar esto por aquí: @katemoenning

Para Katherine parece que no ha sido fácil deshacerse del personaje. Cosa que les pasa a muchxs actrices y actores cuando el personaje que interpretan es muy bueno, y querido. Muchxs aún vemos a Daniel Radcliffe como el pequeño Harry Potter…

Con Kate sólo falta ver su historial de actuaciones después de que The L Word finalizará en 2009. Por ejemplo, en Three Rivers –serie sobre donaciones de órganos y drama médico– no pudimos hacer más que verla como Shane. Incluso, cuando la “retocaron”, le cambiaron el cabello, y hasta la liaron con el protagonista, en un intento de hacerla lucir “heterosexual”. No, no funcionó. Ni la serie tampoco, porque al poco tiempo fue cancelada.

KATHERINE MOENNIG 3

La vimos también en “Todos están bien”, aunque sólo sale por un breve instante, ¿cómo creen que se veía? ¡Como Shane! Bueno es que el estilo y el hecho de que salga de lesbiana no ayudan mucho…

O últimamente en Ray Donovan – de corte drama Hollywoodense, detectives y encubrimientos–, donde aparece como mano derecha del protagonista,  pero, ¡oh, sorpresa!¿Adivinaron? Sí. Sale en onda lésbica abandonando a alguna afortunada y desafortunada mujer que seguro conoció la noche anterior. Esa Shane de nuevo a las andadas.

La cosa es que el rollo lésbico se le quedó impregnado y en su diversas, y breves apariciones televisivas no podemos ver a otra más que a Shane. ¿Qué dicen ustedes?

Por otro lado… podrán parecerse, pero no son iguales.

Se ha dicho por ahí, que con tremendo look lencho, “lo que se ve no se juzga”. Que seguramente Katherine es lesbiana de lesbianas, como su personaje. Pero de esto ella nunca ha hablado, ni aceptado, ni negado nada. Ha dejado ahí una ambigüedad perfecta para la interpretación de cada persona. Quizás lesbiana. Quizás bisexual.

Según entrevistas y portales distintos, Katherine asegura ser tímida en la vida real (no como… sí Shane). Pero, el estilo definitivamente es el mismo y después de tantos años, a decir verdad se ve igual de bien. Tan es así que a sus 37 años ha dado mucho que hablar por un supuesto romance, nada más y nada menos que con Evan Rachel Wood, actriz a la que le lleva 10 años.

http://www.dailymail.co.uk/
http://www.dailymail.co.uk/

Aparentemente, a Evan le pasó lo que a cualquier fan: la vio, se emocionó… ¿y qué hizo? Pues lo publicó en su Twitter. Y ahí empezó la cosa, con retuits por todas partes. Evan hace tiempo se declaró bisexual. Aprovechando su reciente divorcio, ¿cómo no correr a los brazos de Katherine?

Las actrices no dijeron nada. Tampoco negaron nada. Se les vio en fotos muy acurrucadas y cariñosas, fuentes “confiables” confirmaron la supuesta relación. Así como la supuesta ruptura. Porque al parecer fue bastante fortuito el romance.

Aunque no sólo con ella se le ha relacionado. Oh, no…

KATHERINE MOENNIG 2

ADORADA

Es misteriosa, andrógina, causa el mismo efecto con las mujeres, sin importar la edad. Y no hacemos nada más que verla liada con diversas mujeres una y otra vez, en la pantalla grande o en la vida real.

Si quieren seguir a su amor platónico, o a uno de sus amores platónicos, dejaremos por acá todas sus redes.

Más un bonus especial, donde podemos ver que acepta finalmente que si hubiera seguido con alguien de The L Word sería “Carmen”. Aplausos.

Por último…

Es capricornio, prima de Gwyneth Paltrow. Sigue siendo buena amiga de varias actrices de la serie L, como Leisha Haley, la famosa Alice. Solo vean sus fotos en Instagram.

Generalmente también se le ve salir con mujeres del mundo lésbico, como Tegan y Sara, y otras famosas.

También se casó una vez. No, respiren. Esto último no es cierto, pero habría sido interesante ver a cientos de mujeres oponiéndose en medio de la ceremonia… (¿No?) Acá dejamos la nota de broma sobre su “boda”.

¡Katherine le perteneces al mundo lésbico! Ok. Eso no…

Nota de redacción:  Este artículo se forjó en una madrugada, cuando la directora del portal confesó su amor platónico por Shane. La redactora coincidió. Ambas pasaron algunas horas del insomnio intercambiando información (léase fotos y suspiros), y luego acordaron que se escriba este pequeño homenaje a la terrible chica de The L Word. Fin de los suspiros. A trabajar.

Dejar respuesta