Malu Cano, la lideresa de TransCuba, tiene algo que decirte

0
448

Compartimos el discurso de Malu Cano, lideresa de TransCuba, durante la inauguración del 13 encuentro de la Red TransCuba.

Quiero en primer lugar agradecer la presencia en esta mañana inaugural de la 13 reunión de personas trans, parejas y familias, de Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), de Ángel Gutiérrez, del Fondo de Población de las Naciones Unidas en Cuba, de especialistas del Centro de Prevención de las ITS/VIH/sida, de especialistas del CENESEX y de las familias, parejas y representantes de la red TransCuba que por primera vez asisten desde todas las provincias del país.

En 2012, por primera vez, se hizo público el pronunciamiento unánime de las redes sociales de CENESEX, incluida la red TransCuba, a favor de la liberación de los cinco compatriotas que sufrían injusta prisión en cárceles estadounidenses  por luchar contra el terrorismo.

Nuestra lucha por la excarcelación de los cubanos antiterroristas había comenzado antes, como parte de la batalla de ideas que nuestro pueblo libraba promovida por nuestro Comandante Fidel Castro Rus. Sin embargo, bajo el liderazgo de Mariela nos pronunciamos como redes sociales LGBTIH y así salió la noticia dentro y fuera de la Isla.

En 2013, el héroe recién liberado René González, nos acompañó en la celebración de la gala Cubana contra la Homofobia y reconoció nuestro aporte a la lucha; también nos convocó a seguir trabajando por la liberación de sus hermanos. El 17 de diciembre último, vivimos con emoción el regreso a la Patria de los tres cubanos, que aun cumplían injustas condenas.

Que los cinco estén de vuelta es también una victoria de la redes sociales de CENESEX, una victoria de las personas trans en Cuba y una demostración de nuestra organización y nuestro nivel y compromiso político con nuestro gobierno revolucionario.

La importancia de este hecho para las cubanas y cubanos, entre las que me incluyo, me ha hecho empezar por aquí. Esta mañana tampoco puedo dejar de destacar que estamos en la decimotercera reunión de la red TransCuba, que cumplió 13 años de fundada este 2014.

Durante este período hemos contado con el apoyo absoluto del CENESEX, de sus especialistas y de su directora Mariela Castro que ha sido una líder indiscutible de la defensa de los derechos de las personas LGBTI, especialmente de las personas trans en la isla.

Malu Cano

En este tiempo, hemos pasado de ser promotoras de salud sexual con énfasis en la prevención de las ITS/VIH/sida  a un concepto más amplio que incluye el trabajo preventivo en estas temáticas, pero que se posiciona desde el activismo social por los derechos sexuales y reproductivos. Esto redunda en un mayor empoderamiento y en que se consolide nuestro objetivo fundacional como grupo de trabajo con el Fondo Mundial, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, la Embajada de Bélgica en Cuba, entre otros colaboradores incondicionales.

También hemos crecido en número: a lo largo de todo el país hemos identificado a  3.002 personas trans que han recibido formación dentro de nuestro proyecto como promotoras, facilitadoras y activistas.

En estos 13 años hemos logrado tener un espacio de dialogo y aprendizaje mutuo sobre temáticas de género, identidad de género, imagen social, cultura general, destrezas artísticas, comunicación social, educación popular, redes sociales de Internet, idioma inglés, entre otros muchos tópicos.

Con estos talleres se ha propiciado también que muchas de las personas integrantes de TransCuba accedan a puestos de trabajo dignos, algo en lo que CENESEX ha apoyado, además,  mediante los servicios de atención jurídica cuando se identifican discriminaciones en centro de estudio y trabajo por la identidad de género.

De ser seres condenados a la nocturnidad hemos pasado a ser visibles en la sociedad cubana, en su cotidianidad y participantes, tomados en cuenta.  Además, nuestras voces han estado en eventos nacionales e internacionales relacionados con estos temas y con temas de juventud, prevención de violencia contra mujeres y niñas, legalidad, derechos, derechos humanos, por solo citar algunos. Hemos protagonizado las celebraciones de las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia, así como el Día Mundial de Salud Sexual y el Día mundial en respuesta al VIH.

Con nuestro trabajo, y el acompañamiento de CENESEX y el Ministerio de Cultura de Cuba, logramos la legalización de espacios amigables identificados para las personas LGBTI, incluyentes y no discriminatorios para heterosexuales, que también han devenido en la dignificación del Transformismo como arte y su incorporación formal al sector artístico.

En este período, además se han retomado y mantenido con sistematicidad las cirugías de adecuación genital para las personas identificadas como transexuales, con el posterior cambio de sexo y nombre en los documentos registrales de estas personas.  Mientras, CENESEX y la Sociedad Cubana Multidisciplinaria para el Estudio de la Sexualidad (SOCUMES),  se pronunciaron unánimemente a favor de la despatologizacion de la transexualidad, en 2010.

El pasado año conquistamos la posibilidad de cambiar nuestro nombre de nacimiento por el real, y de tener en nuestros documentos de identidad una foto acorde con nuestra imagen y nuestra identidad de género, sin necesidad de acceder a la cirugía de adecuación genital.

Quiero resaltar, además,  que el trabajo sostenido de la red TransCuba ha contribuido, junto con los grupos de CNP y la cooperación del Fondo Mundial, a la baja incidencia del VIH/sida en nuestro país.

Por supuesto, queda por mucho por hacer por los derechos de personas trans en Cuba. En 2014, también vivimos el debate sobre el recién aprobado Código de Trabajo, que, pese a ser muy revolucionario e incluir los derechos de personas gays y lesbianas, así como cambiar la categoría sexo por género, excluyó medidas protectoras para las identidades de género no conforme y el seroestatus al VIH/sida.

Y seguimos apoyando a CENESEX y la Federación de Mujeres Cubanas,  junto a la Unión de Juristas de Cuba, para la aprobación del Código de Familia, así como del decreto Ley de Identidad de Género.

Por lo hecho y por hacer, las y los invito a trabajar, durante estos tres días, con toda la pasión y el rigor al que el momento histórico nos convoca, a aprovechar este tiempo para hacer una agenda de país conjunta y profunda que impacte positivamente en la vida de las personas trans de esta isla.

Les doy formalmente la bienvenida.

Un aporte de Marta María Ramírez 

Comments

comments

Dejar respuesta