Por Midchel Meza y Esteban Marchand

Dos tristes noticias nos obligan a reflexionar sobre cómo la sociedad ve, comprende y actúa frente a la población transexual. En menos de diez días, dos jóvenes trans tomaron la decisión de acabar con sus vidas. El mismo sentimiento de opresión, culpa e infelicidad a miles de kilómetros. Leelah vivía su propio infierno en Estados Unidos y Eylul Cansin en Turquía.

¿QUÉ ES UN TRANS?

La definición más breve y recurrente dice que una persona transgénero es aquella cuyo sexo biológico no corresponde con su identidad de género. ¿Qué? En palabras más simples, es una persona que nació, por ejemplo, con vagina pero nunca se sintió mujer, sino hombre. (O una persona que nació con pene pero nunca se sintió varón, sino mujer).

Para dar una explicación más compleja hay que explicar algunos términos:

  • La identidad de género se relaciona a cómo la persona se ve a sí misma: como un hombre o como una mujer. (Actualmente la categoría Queer engloba muchos otros aspectos que escapan de este binario).
  • El sexo se refiere a los órganos genitales con los que uno nace: pene o vagina.
  • La orientación sexual determina las personas que te gustan. Esto es lo que la mayoría de la sociedad comprende: puedes ser gay, bisexual, heterosexual o lesbiana.

Con estos tres puntos básicos claros podemos decir que una persona transexual es aquella que tiene una identidad de género diferente a la que le ‘correspondería’ por el sexo que le fue asignado al nacer, según una reciente publicación de la Asociación Americana de Psicología. 

Además, existen otros dos elementos como el sexo psicológico y el sexo social. Según la Guía Didáctica Sobre Transexualidad Para Jóvenes, el primero está relacionada a cómo nos identificamos nosotros como personas, mientras que el segundo determina cómo nos mostramos en nuestra vida diaria al resto de la sociedad dependiendo de si somos hombres o mujeres.

SERES VULNERABLES

Leelah y Eylul eran vulnerables. La sociedad, la familia, los amigos (reales y virtuales) las hicieron frágiles. Ser trans no es nada sencillo en este mundo. Antes de juzgar y lanzar piedras (a veces muy literalmente) a todo lo que nos resulta diferente debemos comprender y, sobre todo, escuchar. A Leelah y a Eylul no las escucharon. Quizás podemos decir que no las escucharon lo suficiente para salvarlas de la muerte.

Y no, no es algo que uno imagina. El mundo está matando a jóvenes trans. El Programa de Prevención de Suicido Adolescente de Estados Unidos señala que más del 50% de los jóvenes trans ha tenido al menos un intento de suicidio antes de los 20 años.

Solamente en este país, el 72% de los homicidios a LGBT en 2013 fue contra los trans. En América Latina, el panorama es igual de desalentador. De acuerdo con una investigación (PDF) que publicó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), entre enero de 2013 y marzo de 2014 en toda América, murieron 283 transexuales y el 80% de ellos no superaba los 35 años de edad. 

trans cifras

En otra parte del informe de la CIDH se detalla que a lo largo de los 15 meses que duró la investigación se les informó de casos de suicidio que, en su mayoría, fueron motivados por el rechazo familiar.

Para hacernos una idea global, desde enero de 2008 hasta el 30 de octubre de 2014 se reportaron 1612 muertes de personas trans, según la organización Transgender Europe. Se señala que la cifra no es exacta debido a que muchos casos no son denunciados o no los identifican como personas trans. (Si Leelah no hubiera contado su historia en su página de Tumblr seguramente hubiera sido solo un chico de 17 años al que lo atropelló un carro).

trans mundo

VER: 10 problemas que afronta un joven trans y que ya no deberían ocurrir

Leelah pidió ayuda al mundo, y sobre todo a sus padres. Ellos se la negaron. Y en una carta pudo contar todo el dolor que sintió:

Me decían cosas como “Tú nunca serás una verdadera chica” o “¿Qué vas hacer, tener sexo con chicos?” o “Dios te va a mandar directo al infierno”. Todo eso me hacía sentir horrible, yo era cristiana en ese tiempo y pensé que Dios me odiaba y que yo no merecía estar viva.

PUEDES SALVAR A TU HIJO, A TU HIJA

Sin Etiquetas conversó con Elder Camarena, secretaria de la Asociación de padres, madres, familiares y amigos LGBT – Perú.  Elder tiene una hija lesbiana, pero por la organización ha estado muy cerca a familiares y madres de personas trans. “Los padres de Leelah estaban tan presos y con tanto miedo por los dogmas cristianos que encerraron su visión de la vida“, señaló Camarena, quien ofreció a los padres estos consejos.

1) Respetar el proceso de su hijo o hija. 

2) Buscar información de buena fuente. Acercarse a personas que hayan  vivido esa situación porque solo ellos pueden tener una respuesta que calme las miles de preguntas que tienen como padres.

3) El padre informado debe de evitar que en el hogar exista alguna forma de discriminación. No debe haber ningún tipo de violencia física o verbal.  El hijo o la hija trans puede sentir que en su casa tiene el respaldo para que pueda desarrollarse y salir adelante. Si no lo respaldan en su hogar no va a poder enfrentarse al mundo.

4) Deben acudir a médicos de mente abierta que hayan tratado transiciones de personas gays. 

VER: Estas madres te enseñarán a amar a tu hijo o hija trans

Pero es muy fácil hablar de los trans y las tras sin estar en los zapatos de una chica como Leelah. A veces la teoría es bastante útil, pero la realidad puede resultar adversa y dura. Las cifras de asesinatos y suicidios dan escalofríos. ¿Qué está pasando? ¿Quiénes están impulsando a estos chicos a la muerte?

Ann Tapia es un chico trans mexicano. Le preguntamos cómo afrontar el rechazo social y la represión. “Es difícil ser firme cuando no hay apoyo de parte de la familia, sin embargo, es importante tener claro que antes que cualquier persona, debe estar uno/a mismo/a”, sostiene Ann recordando que el ponerse en el lugar de sus padres puede hacer comprender que la educación que han recibido es diferente y el proceso de aceptación puede ser más lento.

En muchos casos es común que el amor no se encuentre en casa, sino todo lo contrario. Ann cree que en este mundo la comunidad siempre va a tender la mano: “Vivimos en un mundo inundado por millones de personas maravillosas, quienes nos pueden dar el apoyo que necesitemos”. 

Para el activista Jesse Vilela, de la Sociedad Transgénero FTM – Perú, uno de los momentos más difíciles para un trans ocurre en la adolescencia debido a que en esa etapa ocurren cambios devastadores en el cuerpo como parte del crecimiento natural.

Para aquellas personas que no encuentran el consuelo en su casa, Jesse recomienda que “no desesperen, que aunque mucha gente no entienda que la transexualidad es parte de la diversidad humano, nadie les podrá quitar su identidad. Ser trans puede ser una lucha más de las que uno tiene en la vida y al final te puede hacer una persona más fuerte”.

BUSCA AYUDA

El psicólogo social Gonzalo Meneses sostiene que la baja autoestima sumada al rechazo familiar sin ningún problema pueden llevar a un trans a la fatal decisión de quitarse la vida. En su opinión. los trans, a diferencia de las lesbianas y los homosexuales, son visibles todo el tiempo. Es decir, un gay puede hacerse pasar por ‘heterosexual’ con mucha facilidad. Esta exposición puede ser dolorosa, aunque no debería ser. Pero este mundo no es bonito, no es siempre como lo soñamos.

“Con el solo hecho de que caminen una cuadra fuera de su casa ya son víctimas de miradas de desprecio, de insultos, de acoso de todo tipo. Su visibilidad es constante. Sufren acoso por ser lo que son. Ese acoso muchas veces puede acabar en la muerte“, indica Meneses.

También propone que si uno se encuentra solo o sola busque acercarse a organizaciones LGBT para pedir ayuda. También hay muchas comunidades de trans que se crean con el objetivo de pedir ayuda: “Familia son las personas que está dispuestas a querernos, no a costa de ser quienes somos, nos quieren por ser quienes somos. Muchas personas trans crean comunidades entre ellas que se conocen y tienen puntos compartidos”

Si algo está claro es que el universo de los y las trans es bastante complejo. Está en manos de muchos de nosotros cambiar este infierno.

 

Comments

comments

4 Comentarios

  1. Tanta información que hace falta hacerle llegar a la sociedad… y quienes levantemos la mano para hacerlo, lo que empeora la situación es el tema de los políticos homofóbicos que quitan recursos para continuar con esta lucha… queda claro que una de las mejores armas para avanzar es… la información puntual y oportuna a quienes lo necesitamos.

  2. todavia hay mucho que hacer mi invitacion es a unirnos sin rvalidades para que juntas trabajemos para una mayor cultura trans TWIGYSTUDIO

Dejar respuesta