Por Carlos Cruz (*)

Para las organizaciones de la Diversidad Sexual en El Salvador lograr que la población transgénero pueda ejercer el voto en las próximas elecciones es un reto de alta prioridad, pues aunque se logró el año pasado las nuevas autoridades aún no reafirman el acuerdo para garantizar el voto inclusivo.

El próximo 15 de marzo será la elección de diputados y concejos municipales en el territorio salvadoreño. Por tanto, hoy se retoman las reuniones entre el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y el sector activista LGBTI para solventar dificultades y lograr que la población transgénero emita el voto.

Según José Gómez, un hombre transgénero de 26 años, ejercer el voto no era fácil: “Siempre lo hice sin temor aunque si con incomodidades, por la polémica que genera que un hombre tenga nombre de mujer”,

Esta realidad motivó a la Asociación Solidaria para Impulsar el Desarrollo Humano (ASPIDH) a presentar el pasado 19 de diciembre de 2014, una pieza de correspondencia ante el TSE, entidad a cargo del proceso de elecciones en El Salvador, con el objetivo de conocer el seguimiento y lograr garantizar el voto de la población trans.

voto-trans-carta ASPIDH-el-salvador

La Asociación ASPIDH Arcoíris desde principios de junio de 2013 bombardeó al TSE con cartas de personas Trans, solicitando reuniones de información sobre el plan estratégico a implementar para las votaciones 2014, a modo de incluir a la población LGBTI.

Gómez recuerda con satisfacción el apoyo del TSE en las pasadas elecciones. “Solo sé que me sentí apoyado”, dice.

Fue el 1 de febrero cuando el entonces presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Eugenio Chicas,  hizo un llamado a través de los medios de comunicación para que garantizaran el voto de la población, independientemente de su orientación sexual, identidad o expresión de género. Tal anunció fue justo un día antes de realizarse la elección presidencial.

UN SUEÑO AVANZA

El 2014 fue un año histórico para la comunidad LGBTI salvadoreña, pues, por primera vez se permitió que la población trans ejerciera el sufragio. En años anteriores este derecho se les negaba, por la disparidad entre el nombre legal que aparece en el Documento Único de Identidad y su expresión de género.

José sueña que en El Salvador pronto se tenga una Ley de Identidad de Género que evite negociaciones adicionales para lograr el voto LGBT. “Sueño que mi DUI diga José Gómez y no Marta Alicia Gómez, como me nombraron mis padres al momento de nacer”.

el-salvador-transexuales-elecciones2015
Foto: contrapunto.con.sv

 

En la reunión de este 6 de enero con el TSE se sumarán a los esfuerzos de ASPIDH, y otras organizaciones LGBTI como Asociación Entre Amigos, Colectivo Alejandría y Activistas Independientes con el compromiso y confianza de la población trans que espera ejercer el voto sin discriminación en este 2015.

 

(*)   Soy Licenciado en Periodismo, Community Manager empírico y amo los animales especialmente los gatos. Como parte de la Diversidad Sexual mi compromiso es dar voz a quienes son silenciados por ser considerados minoría. Amo el anime y ser autodidacta.

Dejar respuesta