“Estamos en un momento ahora donde más y más personas quieren salir y decir “yo soy así”

Laverne Cox

Por Sofía Formoso (*)

Lo diferente nunca es bien recibido, pero cuando se trata de una persona diferente, algunos que tienen miedo a lo distinto deciden eliminar lo que les asusta porque no quieren que nada ni nadie cambie la “normalidad” en la que viven.

La homofobia –miedo, prejuicio o discriminación a los homosexuales– y la transfobia – trans según la RAE es un afijo latino que significa “al otro lado”,  fobia proviene del griego y significa rechazo, o repugnancia irracional hacia alguien o algo – son nocivas. Ambas se basan en que las personas homosexuales o con diferente identidad sexual son una amenaza. Homofóbicos y transfóbicos sostienen que la sexualidad de los ‘diferentes’ es un impulso llevado por el deseo, y que un hombre jamás podrá completar a otro hombre, lo mismo que una mujer a otra mujer. Eso no es todo: los acusan de esparcir el depravamiento y las enfermedades de transmisión sexual.

Otro de los argumentos más usados para apoyar a la homofobia es que la misma se relaciona con la pederastia. Algunas personas tienen una imagen muy negativa de los miembros de la comunidad LGBTIQ, los ven como seres perversos que serían capaces de abusar de un menor.

Parte de la discriminación que la comunidad sufre, en el mejor de los casos, es el rechazo de las familias y amistades. Lo peor: muchas personas son víctimas de violencia –desde golpizas, hasta la muerte– por aquellos individuos que los discriminan.

TRANSFOBIA NO

El 20 de noviembre de 1998,  Gwendolyn Ann Smith –una mujer transexual, diseñadora gráfica, columnista y activista–designó esa fecha para rendir homenaje a quienes han sido asesinados víctimas de la transfobia, y también tener presente la violencia que sigue sufriendo la comunidad.

Smith lo hizo en honor de Rita Hester en Allston, Massachusetts. ¿Quién es? Una mujer transexual afroamericana víctima de la transfobia. Su muerte no fue respetada por los medios de comunicación, por lo que Smith decidió que era necesario crear un día de conciencia sobre lo que estaba sucediendo ya que nadie les brindaba un espacio para hacerlo.

XTRAVAGANZA

En noviembre de 2013, para celebrar este día, la revista Dazed, presento la historia de una transexual llamada Venus Xtravaganza, que es recordada con mucho cariño por los miembros de la comunidad transexual.

Venus Xtravaganza (22/05/1965 – 21/12/ 1988)

Fue una artista transexual americana que fue trabajadora sexual y que tenía deseos de ser modelo. Adoptó el nombre Venus en su adolescencia, mientras que eligió Xtravaganza cuando se convirtió en miembro de la Casa de Xtravaganza –un lugar formado principalmente por afroamericanos y latinos miembros de la comunidad LGBTIQ, que a su vez son miembros de la comunidad de baile de salón drag–. La casa les brinda una familia substituta, y juntos compiten con otras casas por trofeos y prestigio en los bailes organizados por su comunidad.

Xtravaganza ganó un poco de popularidad cuando fue destacada en el documental de Jennie Livingston llamado “Paris Is Burning”, donde se muestra la cultura del baile de salón drag en la ciudad de Nueva York y a quienes participaban en ella.

http://youtu.be/pWuzfIeTFAQ

La joven artista fue encontrada muerta debajo de una cama de hotel, víctima de un crimen de odio. Fue estrangulada, tenía tan solo 23 años.

Otra de las tradiciones para celebrar ese día, viene de la mano de la asociación llamada Transgender Europe, la cual realiza un estudio anual –que comenzó en el año 2008– en el que informan cifras sobre ataques a trans.

Desde el 1 octubre de 2013 hasta el 20 de noviembre de 2014, 226 asesinatos de transexuales han sido reportados alrededor del mundo. Brasil es el primero en la lista de estos países, ya que allí se han reportado 113 casos, lo sigue México con 31 homicidios, Honduras con 12 víctimas, Venezuela y Estados Unidos han reportado 10 muertes.

Existe una respuesta ante esta violencia y discriminación: estas personas son recordadas, un ejemplo de esto es la reacción que se dio ante el suicidio de Leelah Alcorn – una joven transexual que quería comenzar su transición pero que no era aceptada por su familia –.

leelah-alcorn-transfobia

Muchos miembros de la comunidad LGBTIQ y sus aliados han realizado vigilias en su honor, donde prenden velas y recuerdan el mensaje que Leelah dejó en su carta final “Deben arreglar la sociedad”. Con estos movimientos y las víctimas de transfobia dispuestas a pelear por su derecho de identidad propia podría decirse que vamos por un camino bueno, a pesar de que nos falta mucho para llegar a la meta final.

Ver El infierno de los y las trans.

(*) Técnico en Comunicación Social. Graduada en la Escuela Superior de Comunicación UTU de Montevideo,Uruguay. Además de escribir es artista plástica.

Dejar respuesta