Olvidadas hasta la muerte: 54 trans asesinadas en Paraguay en 24 años

0
452

Por Flavia Borja (*)

Jóvenes, oriundas del interior del país y dedicadas al trabajo sexual, eran algunas de las características de las –al menos– 54 trans asesinadas en los últimos 24 años en Paraguay. Así lo revela el informe “Olvidadas Hasta en la Muerte”, que expone principalmente la impunidad que rodea las muertes de estas PERSONAS.

La Asociación Panambi, que lucha por los derechos de las personas trans en Paraguay, con apoyo de otras organizaciones sin fines de lucro, presentaron a fines de diciembre pasado un informe que señala que de febrero de 1989 a diciembre de 2013, en Paraguay fueron asesinadas al menos 54 personas trans. Se dice al menos porque no se pudo llegar a todos los departamentos del país, que son 17 en total, explicó Mirta Moragas, una de las investigadoras que presentó el informe.

La investigación logró documentar mínimamente 36 de los 54 casos y los datos más resaltantes del documento son que la mayoría de las víctimas eran jóvenes de entre 30 y 35 años, lo que coincide con los datos de un reciente informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que justamente manifestaba su preocupación por la corta edad de víctimas trans de la violencia.

TENÍA 20 AÑOS Y SE LLAMABA SUSY. DOS BALAZOS EN EL PECHO
LUCY HABÍA CUMPLIDO 17…

Algunas de las víctimas más jóvenes cuyos casos se pudieron documentar son el de Susy que tenía 20 años y fue asesinada por un hombre que le disparó dos veces en el pecho una madrugada de agosto; también Lupita era muy joven, tenía solo 17 años y contaba con el apoyo de su familia respecto a su identidad de género. Lupita era trabajadora sexual y en julio de 2008 le dispararon en la nuca después de abordar un vehículo.

Otra característica de muchas –41,7 por ciento–de las trans asesinadas eran jóvenes del interior del país que migraban a la capital o a ciudades aledañas para “poder ser”, ya que la mayoría sufrió el rechazo del entorno familiar. Muchas ante el reproche de la familia decidieron cortar sus vínculos y una vez en la ciudad desarrollarse de acuerdo a su verdadera identidad.

Así como Susy y Lupita, la mayoría de las víctimas se dedicaba al trabajo sexual, muchas porque no tenían otra opción laboral debido a la discriminación de la que eran víctimas por su transgeneridad. El informe resalta el alto nivel de relación entre el trabajo sexual y la exposición a la violencia, ya que la mayoría de las muertes se produjeron en las “paradas” de las mujeres trans en Asunción o ciudades del Área Metropolitna.

Y muchos de los asesinatos fueron sin mediar palabras, desde motocicletas, vehículos, es decir, crímenes de odio por la identidad de género, y otros –al menos media docena–fueron ejecuciones a manos de policías en o en las penitenciarías.

Olvidadas 2

Es el caso por ejemplo de Xuxa, una joven de 20 años. Según el informe, fue asesinada de un tiro en la cabeza por el oficial de la Policía Nacional Óscar Miranda, quien incluso confesó el hecho, pero luego de un corto tiempo fue liberado sin más investigación.

Lo más preocupante que revela el informe es que existe una total impunidad. Los casos prácticamente no son investigados por el Ministerio Público ni por la Policía. El informe denuncia que los miembros de la Policía son los que extorsionan de distintas formas a muchas trans si estas quieren poder conservar sus paradas de trabajo.

Para Iren Rotela, presidenta de la Asociación Panambi, el lanzamiento de este informe, que será entregado a las autoridades representantes de los diferentes poderes del Estado, es solo el inicio para pedir Justicia por sus compañeras y para que no haya más muertes. Iren es clara y firme cuando afirma que el problema no es que ellas sean trans, el problema es que la sociedad discrimina.

Olvidadas Hasta en La Muerte by Sin Etiquetas

(*) Paraguaya, pedrojuanina, periodista. Cursé la carrera Ciencias de la Comunicación en la Universidad Nacional de Asunción y desde el 2011 trabajo en medios digitales. Amo la familia, el campo, comer y cocinar, definitivamente quiero ser chef alguna vez.

Comments

comments

Dejar respuesta