Uganda tiene por primera vez una revista dedicada a la comunidad LGTB

0
312

Por Oriana González

Luego de sufrir una constante presión y rechazo en diferentes naciones africanas hacia la comunidad homosexual, la revista Bombastic sale a la luz para ser la voz de muchos en defensa de los derechos LGTB.

SIN MIEDO A LA CENSURA

No es sorpresa que la sociedad pasa un momento crítico cuando se habla de la orientación sexual, la cual es motivo principal de discusión por parte de los esquemas conservadores. Pero en Uganda se  superan todos los límites. Bombastic surge en contra de homofobia y con el objetivo de hacerse escuchar sin ningún tipo de tabú en defensa de los derechos LGTB y promoviendo la homosexualidad en Uganda. Osado. Necesario.

Bombastic

Los fundadores de la revista han destacado que tiene como público objetivo a homosexuales y heterosexuales por igual y que incluirá editoriales políticos, historias personales sobre los peligros a los que hace frente la comunidad LGTB, así como preguntas habituales que se hace la comunidad, informó Europa Press.

En agosto de 2014, el Tribunal Constitucional de Uganda invalidó la ley, aprobada por el presidente Yoweri Museveni en febrero, por la que se condenaba a cadena perpetua a los homosexuales y prohibía la existencia de asociaciones de gays y lesbianas.

La activista Kasha Jacqueline Nabagesera, una de las fundadoras de Bombastic, declaró: “Sentimos que es necesario que usemos otros medios para ser capaces de difundir nuestro mensaje, y qué mejor manera que a través de los medios”.

 FARUG
FARUG

Así, ha recalcado la necesidad de hacer frente a la homofobia “Hablan de promover la homosexualidad y hemos visto cómo se amenaza a emisoras con el cierre si nos entrevistan, por lo que se nos han cerrado los canales para llegar al público general”, expresó Nabagesera.

Aun así no todo acaba aquí. La derogación de la ley no cesó con la persecución de la homosexualidad en el país, ya que se sigue considerando un gran delito. La homosexualidad se condena con la cárcel y la normativa de Museveni establecía además la cadena perpetua y la prohibición de las asociaciones homosexuales.

De esta manera, Bombastic decide luchar por la igualdad, por un mundo sin prejuicios y donde prevalezca el respeto.

Pueden ver la revista aquí

(*) Estudiante de periodismo en Venezuela, músico de El Sistema y disc-jockey. Especializada en el ámbito audiovisual y digital con programas como Premiere, InDesing e Illustrator. Amante de la historia, las lectura y los idiomas

Dejar respuesta