Uruguay: Pareja formada por hombre y mujer trans es despedida

0
570

Por Sofía Formoso (*)

La localidad de Belén, en Salto, Uruguay, fue escenario de un acto de discriminación contra una pareja de trabajadores. Se trata de un caso de transfobia indignante.

Enrique Campos, de 30 años, y Bárbara Borges, de 24 años, habían conseguido un trabajo ideal, ya que durante mucho tiempo venían laborando de manera temporal. Resulta que ahora los contrató el establecimiento “Andrés María”. Campos sería un peón y Borges una cocinera. Estaban contentos.

El día de la mudanza (10 de enero), la pareja se presentó con todas sus pertenencias en dicho establecimiento, pero a medio camino, el mayordomo (que fue el que los contrató) notó algo que lo molesto mucho. Borges es una mujer transexual, pero no tenía idea bien de qué se trataba. Entonces le preguntó a Campos: “¿Su señora es mujer u hombre?”. A lo que Campos respondió que su mujer era “trans”.

La furia del hombre se hizo notar cuando les informó que de inmediato debían retirarse del lugar y que él jamás aceptaría a “una pareja de frescos». Le dijo al camionero (que cargaba con las pertenecías de la pareja, y al cual el mayordomo había prometido pagar) que sacara las cosas y las dejara en la ruta. Además, no pagó el flete como había prometido.

Antes de obtener el trabajo, la pareja tuvo una entrevista (que duró dos horas) con el mayordomo, quien no presento ningún problema con Borges.

DENUNCIAN DISCRIMINACIÓN

Ante este hecho, la pareja fue a la oficina del Ministerio de Desarrollo Social, ubicada en Salto, para presentar una denuncia por discriminación sexual. También presentaron una denuncia civil buscando un resarcimiento económico debido a que ambos habían quedado en la calle, pues al encontrar la oportunidad laboral abandonaron la vivienda que alquilaban,

En una entrevista con Montevideo Portal, Nicolás Mauri, del colectivo Ovejas Negras, declaró que la discriminación hacia los miembros de la comunidad LGTBIQ es «más fuerte en el Interior y mucho más fuerte en el medio rural». En esas zonas existe una mayor impunidad, ya que las instituciones indicadas para ayudar tienen menos presencia en esas partes del país.

Mauri también informó que están buscando una forma de acercarse a la pareja para brindarles apoyo en este momento tan difícil.

Esta es la primera vez que sufren este tipo de discriminación. En una nota remitida al Ministerio de Desarrollo Social (Mides) informan que viven juntos hace dos años, y que han trabajado en otros establecimientos donde nunca han tenido problemas.

“Soy muy trabajadora y honesta, muchos patrones han valorado eso”, declaró Borges a Radio Tabaré.

Simplemente indignante.

(*) Técnico en Comunicación Social. Graduada en la Escuela Superior de Comunicación UTU de Montevideo,Uruguay. Además de escribir es artista plástica.

Dejar respuesta