Alicio Harriet es artista visual, hace cine comunitario con niños, jóvenes y adultos, y dicta talleres de cine LGTBI. Es peruano y se ha planteado el gran reto de enlazar el cine comunitario con la diversidad de género y la discapacidad.

Harriet es un enemigo de las etiquetas. Su interés por esta temática le surgió de manera natural.

–Cuando le dije a mis padres que me podría enamorar de un hombre o mujer. No dije que era gay, no me agradan las etiquetas, desde niño no me gustan, y dije eso y se asaron. Y fue feo, me sentí no querido por ellos, o sea, no que lo que yo hacía estaba mal, sino que ellos no entendían y era feo, pero ya, quiero que la sociedad entienda para que no nos sintamos así los que no somos definidos por la sociedad. Y también ando en contra de los estudios, falté dos años al colegio porque me llegó cómo enseñaban, prefería ver películas o leer.

En sus talleres de cine LGTBI explora la temática LGBT a través de documentales, testimonios de personas y el suyo. Busca una reflexión: “Compartimos pensamientos y de ahí les enseño a grabar, luego grabamos entre nosotros una reflexión o manifiesto de acuerdo con lo que hemos visto. Después de cada corte de video hablamos sobre eso. Elijo documentales que hablan sobre género, discapacidad, entrevistas clave, eso uso como detonante”.

Dice Alicio Harriet que lo importante es el proceso más allá del producto audiovisual. Durante el Encuentro de Comunicación y Cultura 2014 se plantearon crear una metodología de enseñanza a escuelas, universidades y barrios para educar sobre el tema de diversidad y discapacidad, y también proponer la creación de documentales.

Harriet está decidido en la necesidad de crear metodologías para maestros, para que puedan abarcar estos temas sin miedo alguno:  Aparte de esto trabaja con niños tratando de empoderarlos con la herramienta audiovisual y buscar un cambio social en barrios marginados. El grupo se llama “Cámaras de Barrio”. Los niños hasta ganaron un conc”urso de cortometrajes.

También trabaja cine comunitario con Cine al Centro y el Grupo Chaski:  “No creo en la educación del Estado, creo en las prácticas alternativas. Me gustaría en un futuro hacer una escuela de sabidurías y así aportar a una sociedad más consciente, solidaria y autónoma”.

 

Comments

comments

Dejar respuesta