Amanda Meza es periodista, es peruana y es una de las entrevistadas en el libro “Hey, soy gay”, el cual recoge la experiencia de 20 peruanos valientes que salieron del clóset. Amanda es la editora general de Diario 16, luchadora constante de los derechos LGBTIQ, colaboradora de Sin Etiquetas y una mujer que se acerca a los 40 años con la tranquilidad que da la libertad, pero sin dejar de estar alerta.

Como cuenta en el libro escrito por María Luisa del Río y Patricia del Río, a diario, en esta Lima extraña, las situaciones de homofobia no son extrañas. Ocurren. Y Amanda Meza se confiesa en “Hey, soy gay”, donde además detalla cómo salió del clóset con sus padres, uno de los eventos más fuertes y a la vez gratos de su vida.

¿La gente o los medios se olvidan de la lucha por los derechos civiles de los LGBTIQ?

–En los medios, por ejemplo, se ha acompañado unas luchas, pero no son constantes. Casi siempre son mediáticas, digamos. Cuando va a ir mucha gente, todos los diarios están ahí, pero después de eso…no hay un debate, una reflexión sobre los temas LGBTIQ o por qué hay que empujarlo. No hay un seguimiento de las notas. A mí me parece que sí: hay un olvido. Solo hay un interés cuando hay algo que congrega mucha gente. Pero después no se ha hecho nada más para acompañar todo el esfuerzo de la Unión Civil. Por eso se ha pateado como cinco veces en la Comisión de Justicia de Derechos Humanos.

¿Qué se puede hacer al respecto?

–Exigir en los medios que acompañen toda la agenda hasta que termine y no solo cuando hay algo grande. Yo, por ejemplo, no me consideraba activista porque siento que no estoy todo el tiempo en el movimiento, pero desde el diario en el que trabajo tengo un protagonismo de ubicar las notas para impulsar los derechos LGTB.

¿Qué opinas cuando dicen que “la sociedad peruana no está preparada” para la Unión Civil y mucho menos para el matrimonio igualitario?

–Nunca se estuvo preparado para que las mujeres voten. Nunca se estuvo preparado para terminar con la segregación racial, pero la sociedad tiene que hacerlo y debe nacer de la gente. Porque ¿sabes? Nunca es el momento perfecto. Para los derechos es cualquier momento y todos. Fue ayer. Es ahora. Tiene que ser.

No hay forma de rendirse entonces…

–Es que este es mi momento. Yo no tengo otra vida. No me quiero morir sin ver mis derechos cumplidos. No quiero que otro niño de 12 años se suicide porque no tiene sus derechos, porque en su casa no lo quieren gay.

María Luisa del Río ha dicho que “cuando un libro como este sea absolutamente innecesario, seremos un país mejor”…

–Me parece importante que hayan cosas como el libro para decir que estamos acá, que somos visibles y que el tema debe ser mucho más amplio.

LA LUCHA

Amanda Meza nos habló de un periodismo militante durante la presentación del libro. El diario donde trabaja, en Perú, fue el único que se compró el pleito de la Unión Civil con una foto que causó apoyo y críticas. En el libro revela que en dos días hubo 998 insultos. Les dijeron «Diario gay», «Dios los vas a castigar», «Seguramente va a haber un terremoto por culpa de ustedes», «Ya no voy a comprar ese diario gay». Al director lo llamaron y le dijeron «¡Gay de mierda!». Así y todo, el diario ha continuado, y Amanda ha seguido.

Dejar respuesta