So, I’m dating this guy (sí, MM está #inlove), cuando un día quedamos en vernos y…SE HABÍA AFEITADO TODA LA CARA. Entiendo que no todos seamos #beardlovers (en verdad, not), pero este chico particularmente se veía diez años menor sin barba.

querida encogí a los niños

Entonces, me dije a mí mismo, ¿qué hago? El vello crece, I know, pero pensé en mejores maneras de sacarle la vuelta a este asunto. Fue ahí que se me vino a la mente el tema de este post: role play.

Yo sé que suena bastante cliché decir que, una vez que tienes una #vidaíntima con alguien (o sea, que cachan bastante seguido), el sexo puede llegar a volverse rutinario. Sin embargo, let’s face it, es verdad. Es en esos momentos en que las cosas pueden ponerse un poco aburridas cuando la imaginación puede convertirse en un recurso valioso para #encenderlallama (basta con los clichés).

En mi caso, llamé a este hombre y le dije: “oye, ¿aún conservas tu uniforme del colegio? Tengo algunas ideas en mente.” Lo que vino a continuación fue verme convertido en un kinky profesor de secundaria haciendo #debutar a este quinceañero, dándole desde el primer blow job de su vida hasta la oportunidad de tirarse a su profe favorito. Como veredicto, fue un muy buen alumno and I’m giving him straight A-A-A-A’s, #paraqué.

Este es el objetivo del role play, ponerte en el papel de algo que no harías en la vida real (o quizá sí) y hacer tu mejor esfuerzo por hacerlo verídico. Considero que este #pasatiempo es una gran ocasión para sacar al aire tus fantasías mejor guardadas y cumplirlas con tu significant other, así como que él te cuente las suyas y que tenga el privilegio de que se las hagas realidad. Es así que me ofrezco a presentar algunos escenarios tentativos que provoquen un rico #juegoderoles.

1: Schoolboy crush: el colegio, lugar que alberga los mejores recuerdos de la infancia y adolescencia ¿Recuerdas cuando querías seducir a tu mejor amigo mientras se la corrían viendo porno? ¿Qué esperas para darle un uso a tus shorts de Educación Física y recrear esos gratos momentos de angustia en los que escuchabas Ángel en repeat?

Asimismo, si los #daddyissues son tus apellidos, ¿por qué no recordar cuando te morías por darle un buen examen oral al profesor de Lenguaje, mientras pones la intro de Besos Robados en tu reproductor? Como ves, las aulas pueden ser la fuente para desempolvar (literalmente) esas fantasías de nuestros años mozos de exploración gay.

2: Men at work: que ya estemos grandecitos no significa que la imaginación se nos ha acabado. Los lugares de trabajo también pueden ser recurrentes lugares de inspiración sobre todo si tienes un amazing coworker que te levante algo más que el ánimo durante las horas de estrés laboral. Vamos, esas sillas de rueditas deben ser demasiado cómodas como para cabalgar a tu hombre mientras dan vueltas por toda la oficina.

Si tienes las llaves de tu oficina, puedes burlar al portero y no hay cámaras de seguridad en la costa, ¿qué tal si le muestras a tu chico dónde trabajas y de paso se dan un buen revolcón en la sala de juntas o en el cuarto de archivos? Hay algo en la ropa de trabajo que excita demasiado. Debe ser la manera en que se marca el paquete, el culo o esas ganas de arrancarle la camisa a tu hombre.

hot gay

3: Stranger in my bed: las ventajas de tener un compañero sexual como regular cast en tu vida es que sabe lo que te gusta, cómo y qué tan rápido. Sin embargo, siempre hay que admitir lo excitante que es probar unos labios (entre otras cosas) que jamás has besado. Sé que es un poco difícil fingir que vas a tirar con tu hombre como si fuera la primera vez, pero #colabora y vas a ver que la pasarán genial.

Puedes intentar poniéndole sabores nuevos en los labios que no relaciones a tu pareja como ayuda. De igual forma, trata de hacerlo en lugares que no hayan inaugurado ya. La calle ofrece un sinnúmero de posibilidades para explorar (¿los baños públicos también cuentan?). Aprovecha esta oportunidad para #redescubrirte con tu pareja y comprobar que tu ciudad (ni tu relación) no es tan monótona como pensabas.

Así como estas, existen muchos escenarios que den paso a un role play jugoso to spice things up. Los juegos de dominación/sumisión nunca están de más if you are into it. Lo importante es la confianza y el diálogo para que ambos estén de acuerdo con lo que quieren. Tampoco es bueno ser egoísta, por lo que escucha a tu chico y lo que ofrece para enriquecer la rutina. Quizá juntos puedan escribir un script digno de una porno de calidad. Un poco de utilería y vestuario tampoco caerían mal to keep realness realer.

rachel

Inicié este espacio para poder dialogar sobre un tema que va de la mano con ser gay: sexo, todo tipo de sexo. Estoy #abierto a todo comentario, consulta, experiencia o lo que desees escribir down there.

¡Hasta la próxima ocasión!

Saludos cordiales,

MM.

PD: Dejo como “lectura” recomendada para ponernos románticos después de San Valentín: 8 Couples Redefining Queer Relationships on TV 

 

Comments

comments

1 Comentario

Dejar respuesta