Por Christian Flores (*)

Desde el pasado 28 de febrero, la Estrategia Nacional Interseccional de Planificación Familiar y Prevención del Embarazo de Adolescentes (Enipla), pasó a llamarse ‘Plan Familia Ecuador’ bajo el mando de la doctora  Mónica Hernández y con la aprobación del presidente Rafael Correa.

Este nuevo plan que tiene entre sus objetivos principales bajar el índice de embarazos adolescentes luego de que ENIPLA implantará campañas con mensajes como “Soy libre, disfruto de mi sexualidad”, el cual el primer mandatario lo usó para hacer una analogía con su perro por ser libre y también disfrutar de la sexualidad.

MAMÁ, PAPÁ E HIJOS

Con respecto a la comunidad LGBTI, Mónica Hernández ha sido muy dura puesto que en una entrevista para Diario La Hora expresó su desacuerdo con las familias homoparentales y mucho menos con la adopción entre parejas del mismo sexo “…Para mí la familia es mamá, papá e hijos. Pero hay familias que pueden ser funcionales solo con mamá e hijos, o abuelos. Pero no estamos de acuerdo en la adopción en parejas homosexuales porque debemos pensar en lo mejor para el más vulnerable, que son los niños y los adolescentes”, manifestó. Este plan se ha vuelto muy controversial entre grupos feministas, pro derechos y defensa de la comunidad LGBTI.

Virginia Gómez, del frente de derechos reproductivos del Ecuador, señaló en una entrevista hacía un medio de comunicación local que la población sexo-diversa no es aceptada dentro de este plan y más aún después de un memorándum en el qué, Mónica Hernández denota cierto tipo de homofobia: “No hay aceptación, la comunidad sexual no pide tolerancia, la tolerancia es un término peyorativo y de respeto y ejercicio de respetos {…} lo que se que quieres hacer es apartar el tema de la diversidad”.

MÁS QUE OMITIDOS

Dentro de la comunidad LGBTI este tema se encuentra divido. Diane Rodríguez, de Silueta X, manifestó que Plan Familia no va en contra de la comunidad LGBTI puesto que la comunidad no está incluida: “Lo que podríamos decir es que nos han omitido, pero lo que no podemos decir es que nos han violentado (los derechos) porque no ha ocurrido {…} hay una confusión de sexo y género en una de las citas” .

Pamela Troya, de la red LGBTI Ecuador, y Efraín Soria, presidente de Fundación Ecuatoriana Equidad coinciden que se debe rechazar el Plan Familia por ser un plan que afectará directamente a la comunidad LGBTI.

Pamela Troya, expresó que este plan es un retroceso porque vuelve a hablar de la familia tradicional: “Una variable para tener una familia perfecta es un padre y una madre, que con eso no habría violencia intrafamiliar, hay autoestima […] está desconociendo a las familias diversas y además está responsabilizando a la mujer de los embarazos adolescentes, entonces este es un retroceso no solo a los temas LGBTI, sino sobre la propia sexualidad heterosexual”,

Efraín Soria sostiene que es un plan violento por estar centrado en la heteronormativa: “No toma en cuenta la diversidad sexual y pone a prueba todo valor y toda prueba por no poder estar informados”.

A pesar de que es el primer borrador del Plan Familia, se especula que está elaborado bajo el mando del Opus Dei y que concentra la moral tradicional, creencias religiosas y la heteronormativa que afectará directamente a los grupos GLBTI y los derechos de la mujer.

(*) Periodista y productor. Actualmente es productor y presentador del noticiero de Medusa Radio, se desempeña también como reportero para el mismo medio de comunicación. En Radio Municipal es  productor y presentador de “Libérate, sé tú mismo”, un programa de diversidad y pr derechos.

Comments

comments

Dejar respuesta