Luego de conocer el caso de Leelah Alcorn, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, hará un pedido esta semana para terminar con las terapias psiquiátricas de conversión que pretenden ‘reparar’ a la juventud LGBT en todos los estados del país. Esta decisión forma parte de su política en apoyo de promover los derechos de la comunidad LGBT.

En un comunicado publicado junto a una petición en la página web de la Casa Blancael presidente condenará las prácticas psiquiátricas en honor a Leelah Alcorn, algunas veces llamadas de ‘conversión’ o ‘terapias reparadoras’, las cuales son apoyadas por organizaciones conservadoras y doctores religiosos. La petición ha recibido más de 120,000 firmas en los últimos tres meses.

Obama no exigirá de manera explícita una ley federal que prohíbe el uso de estas terapias. En cambio, lanzará su apoyo en esfuerzos para prohibir las prácticas de este tipo de terapias en el ámbito estatal. Además, estará abierto a conversaciones con legisladores de los partidos demócratas y republicanos.

obama_lgbt_terapias_conversión

VER: Lo que otros jefes de Estado deben de aprender de Obama

“Compartimos su preocupación acerca de los potenciales efectos en las vidas de los jóvenes transgénero, así como gays, lesbianas, bisexuales y queer”, señaló Valerie Jarret, una alta asesora de Obama, en un comunicado publicado en exclusiva para The New York Times. “Como parte de nuestro compromiso con la protección de la juventud de América, este gobierno apoya los esfuerzos para prohibir el uso de la terapia de conversión para los menores de edad”, agregó.

NI UNA MUERTE MÁS

leelah_alcorn_transfobia_law

La transfobia fue el verdugo de Leelah Alcorn, una joven transexual que conoció de cerca el hostigamiento y desprecio de sus padres. A Leelah se le negó su transición de género y la posibilidad de ser tratada por un especialista. Por el contrario, fue obligada a ir en contra de su voluntad a ‘terapias de conversión’ para que traten de cambiarla ‘hacia un hombre heterosexual que amaba a Dios’.

VER: La carta de Leelah Alcorn que todo padre debe leer

“Mi muerte tiene que significar algo”, así iniciaba uno de los párrafos en una carta que dejó luego de tomar la decisión de suicidarse.  Las medidas que tomará el gobierno de Obama buscan prevenir casos como los de Leelah, así como el libre desarrollo de muchos jóvenes LGBT que enfrentan a diario la ignorancia de una sociedad que los margina y los condena por tomar la decisión de ser ellos mismos.

Dejar respuesta