Miguel Ángel Sánchez tiene 47 años y a los 18 años se inició como activista en España. ¿El contexto? Muy diferente al que hoy vivimos y muy distinto al que tiene Europa. Existía una ley que permitía arrestar a personas por cometer actos inmorales:  dos hombres besándose entraba en la categoría de lo antimoral.

Hoy las cosas ya han cambiado para bien y su país permite el matrimonio para la comunidad LGBTIQ y la adopción. Hay trabajo por hacer pero ya está bastante encaminado. Actualmente, es presidente honorífico de la Fundación Triángulo, ONG que pretende la total integración en la sociedad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, mediante una igualdad no sólo formal sino también real.

_Fundaciòn triàngulo02

REIVINDICAR LA IGUALDAD

¿Crees que hay una nueva etapa de lucha en el Perú a raíz de la Unión Civil?

–Yo creo que es pronto para decirlo pero tengo esa misma impresión. Están apareciendo colectivos nuevos con gente muy joven y muy preparada, con muchas ganas de salir y de reivindicar la igualdad. Eso fue básico en España, queríamos reivindicar la igualdad, no queremos nada más. No queremos derechos especiales, queremos exactamente los mismos derechos y obligaciones que las personas heterosexuales, solo igualdad. Y creo que ese mensaje es muy poderoso.

En un contexto en el que se habla de igualdad, ¿es estratégico ir por la Unión Civil o es mejor ir por todo?

–No tiene por qué ser una única decisión. Para eso hay diversidad de colectivos. Yo no veo que sea contradictorio. En España nosotros nunca pararemos hasta que consigamos la igualdad plena, y eso incluye el matrimonio. Pero eso no significa que no se pueda estar a favor de la Unión Civil. Si me preguntas si con la Unión Civil van a callarse y no pedir nada más, la respuesta es no. Hasta la igualdad plena no vamos a callarnos, no es contradictorio luchar por la Unión Civil y por el matrimonio.

¿Cómo ha sido en España la lucha para lograr las uniones de hecho?

–En realidad nunca se logró. Nunca se consiguió aprobar una Ley de UC. Ha pasado como en el Perú, los conservadores siempre se negaban y terminaba perdiéndose la votación. Incluso cuando se ganaba parlamentariamente y pasaba a las comisiones, al final nunca salía. Por eso la Federación Estatal de Gays y Lesbianas decidió que ya, que se acabó la UC y vamos por el matrimonio. La UC es necesaria pero no tanto. En España hay bastantes leyes que reconocen las parejas de hecho aunque no hay una ley única pero si varias leyes parciales. Yo creo que esto debe ser un mensaje para los conservadores, si bloquean la UC al final saldrá todo de todas formas.

_Fundaciòn triàngulo06

ESPAÑA: SIN EL APOYO DEL GOBIERNO NO SE HUBIERA PODIDO

En Perú el gobierno no brindó ninguna clase de apoyo para lograr la UC. ¿En España el respaldo del gobierno fue fundamental?

–Fue totalmente básico. Fue una promesa electoral del partido socialista antes de las elecciones. Estamos acostumbrados a que las cosas que se prometen en las campañas nunca se cumplen pero en esa ocasión el presidente Jose Luis Rodríguez Zapatero no solo prometió si no que cumplió con su promesa. Una de las primeras leyes que presentó fue la del matrimonio igualitario. Fue importantísimo, el PS no tenía mayoría, fueron varios partidos que apoyaron. Sin el liderazgo del gobierno no hubiera sido posible.

¿Crees que la indignación da más fuerza para que la comunidad luche? ¿Mientras más barreras existan más ganas de luchar?

–Yo no creo que la indignación sea el estado ideal. Nuestro objetivo no es estar indignados sino hacer feliz a la gente y que pueda vivir bien. Los conservadores creen que han ganado pero probablemente han hecho que se vaya a acelerar la llegada del Matrimonio Igualitario en Perú.

No todo es UC y Matrimonio. ¿Cómo se debe ir insertando la Ley de Identidad de género y una antidiscriminación?

–El problema es que en Perú todo siempre es que no. Perú no puede aislarse de su contexto regional. Uruguay tiene ley de UC, tiene ley de matrimonio, tiene ley de transexualidad, Argentina lo mismo, Chile lo mismo.  ¿Perú va a ser el Vaticano de América Latina? Yo creo que no y que los peruanos no quieren eso. Los peruanos quieren ser un país moderno, progresista, avanzado. En España luego del matrimonio se aprobó una ley de identidad de género que no tiene por qué ser más polémica que el matrimonio. No generó ningún tipo de polémica ni siquiera entre los conservadores o las iglesias. Estamos hablando de personas que quieren vivir su vida como ellos se sienten, esto no molesta a nadie. Realmente es una ley que yo creo que en Perú los colectivos trans seguro van a impulsar y seguro que se va a aprobar, incluso más fácil que el matrimonio. Allá ya se está planteando una Ley de Crímenes de Odio. Se ha creado a pedido de la Unión Europea una comisión de Víctimas de Crímenes de Odio. Cualquier tipo de agresión que se provoca con una motivación de orientación sexual está penada en el código penal pero se cree que es necesario que tengan en cuenta la protección de las víctimas. Yo creo que para la próxima legislatura se va a aprobar.

EN CONTRA DE LA FELICIDAD

-¿Qué podemos aprender de la lucha española?

Yo creo que no podemos dar lecciones de nada. Podemos compartir nuestras experiencias. Hay cosas parecidas y cosas que son diferentes. Cosas parecidas son que los conservadores dicen siempre los mismos argumentos sin ninguna base, las cosas que plantean son absurdas y ya está demostrado que no es verdad. Llevan amenazándonos con que vamos a destruir la familia pero no desde ahora, desde siempre. Cuando se aprobó la ley del divorcio todos decían las mismas cosas. Siempre tienen que estar en contra de lo que haga feliz a la gente. ¿A usted que le importa que dos personas que se quieran puedan tener una UC o un matrimonio?. Otra cosa que es compartible es que también en España partimos de un porcentaje de rechazo social. La población española también estaba en contra de la homosexualidad y de las uniones por puro desconocimiento. Solo han oído una versión, que es la versión que dan los conservadores y las iglesias sobre la homosexualidad.

_Fundaciòn triàngulo12

¿Cómo fue esa lucha para normalizar y poner el tema en agenda?

La base principal de eso es la visibilidad, hay que salir y hay que explicar porque la inmensa mayoría de la población peruana no quiere discriminar a nadie. Ellos piensan que se están defendiendo porque los homosexuales son todos malísimos. No se puede estigmatizar a toda la población, cuando esto se explica la mayoría lo entiende. Hay que tener cierto valor para animarse y salir y contar tu verdad. Pero es imprescindible: si no salen las personas no se va a lograr. Eso podemos compartirlo con el actual movimiento peruano.

 

Dejar respuesta