La joven transexual Verónica Bolina, conocida actriz pornográfica de 25 años, fue arrestada por una denuncia de su vecina, en la que se la acusaba de agredirla.

A esta brasileña, la policía la desnudó contra su voluntad. La golpearon hasta desfigurarle su rostro. Luego la raparon y la llevaron a la cárcel del Bom Retiro, donde continuaron las agresiones. El horror hoy tiene el rostro de Verónica.

bolina3

Una declaración oficial de la policía señala que Bolina fue atacada por prisioneros cuando ellos la vieron realizando un acto sexual sobre sí misma en su celda, y que los policías fueron obligados a intervenir. También dijeron que las heridas que ella sufrió fueron el resultado de una pelea, en la que según las autoridades, la mujer le mordió la oreja a un oficial. Se ha difundido la imagen del agente herido.

Daily Mail cuenta la historia terrible de Verónica y comparte fotos que se han viralizado con el hashtag  #TodosSomosVeronica

bolina4

Los medios de Brasil cometieron el error de muchas organizaciones que informan sobre personas transexuales: usaron pronombres masculinos y se refirieron a ella como “el hombre”.

Otro grave error es que se enfocan en lo que supuestamente hizo ella para terminar en la cárcel, como si eso justificara el trato que se le fue dado. Además remarcan que el oficial fue lastimado, como tratando de cubrirse, alegando que fue en defensa propia. Los medios parecen orientados a transformar a Verónica en la responsable de su desgracia.

bolina5

¿Qué motivos pueden llevar a un policía a desnudar a un preso? ¿Qué puede hacer alguien para merecer ser golpeado de esa manera? ¿Estaríamos hablando de este tipo de violencia si Bolina fuera un hombre heterosexual? Estas son preguntas que realmente vienen a la mente de todos.

Las autoridades de San Pablo dijeron que están investigando el asunto, pero Brasil es el país con más ataques homofóbicos, de acuerdo con este informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CiDH). La violencia no es novedad.

Según el foro Public Safety, la policía brasileña mata a un promedio de 6 personas por día. A pesar de esas muertes a manos de oficiales, Brasil se destaca por ser un país copado de violencia, con la estadística de un asesinato cada 10 minutos.

Muchas de las personas que son asesinadas por la policía son acusadas de haber sido baleadas cuando trataban de evitar el arresto.

Hoy #TodosSomosVerónica es una expresión de NO A LA IMPUNIDAD que debemos acompañar.

Dejar respuesta