Chile: Diversidad sexual vence al Opus Dei en disputa por el dominio Opusgay.cl

0
506

ACTUALIZACIÓN 27 / 05 / 15

✤ El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) venció a la Prelatura del Opus Dei en la disputa por el dominio Opusgay.cl y podrá seguir administrándolo tal como lo venía haciendo desde 2002. 

Así fue comunicado  por el Centro de Resolución de Controversias (CRC) de NIC Chile al director del Movilh, Gonzalo Velásquez. “En el conflicto por la revocación de Opusgay.cl y en cumplimiento de la resolución del árbitro de la controversia, se mantiene la inscripción del dominio, se elimina la solicitud de revocación presentada por la Prelatura del Opus Dei (el 9 de julio pasado) y se declara cerrado el expediente electrónico”, indicó el CRC.

“Estamos tremendamente felices por este triunfo, que es un hito para los derechos de la diversidad sexual y en especial para los medios electrónicos que defienden y promueven la igualdad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales. Tras este avance, por cierto iremos por más: lucharemos por obtener derechos sobre la marca Opus Gay para medios impresos, algo que la Prelatura la logrado con éxito impedir desde el 2002 a la fecha”, dijo el dirigente del Movilh, Rolando Jiménez.

LA HISTORIA 

La Prelatura chilena del Opus Dei demandó la revocación del nombre de dominio opusgay.cl, actualmente administrada por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh). La demandas por revocación en Chile tienen por finalidad que el administrador del sitio web deje de utilizarlo y además que este le sea asignado al demandante, en este caso el Opus Dei. ¿Qué desea hacer el Opus con el sitio web opusgay.cl?

La demanda

La resolución de este tipo de controversias se resuelve a través de un arbitraje llevado por el Centro de Resolución de Controversias por nombres de dominio .CL, que constituye la única instancia. La sentencia que se dicte no podrá ser apelada por las partes. Solo cabe el recurso extraordinario de casación ante el Poder Judicial ante casos muy restringidos.

La solicitud de revocación se presentó el 16 de julio de 2014. El procedimiento señala que ambas partes pueden llegar a un acuerdo que consista en o bien aceptar el cambio de titular del dominio a favor del revocante, en este caso el Opus Dei, o que este desista de la solicitud de revocación. De no optar por este acuerdo, el procedimiento continúa con la designación del árbitro encargado de resolver, para este caso se ha designado al conocido profesor Héctor Loyola Novoa, y con la posterior presentación de la demanda del revocante.

Para presentar la demanda es un requisito que el revocante tenga un “interés preferente”. Roberto Jorquera, abogado del Estudio AIJ Abogados y encargado de la defensa del Movilh, explica que está relacionado con algún interés legal, es decir, algún derecho preexistente que se tenga.

“En este caso el Opus Dei alega inscripciones marcarias previas”, precisó Roberto Jorquera. En Chile, el Opus Dei tiene inscritas las marcas denominativas “Opus Dei” y “Opus”. Un hecho bastante cuestionable, pues la palabra Opus por sí sola no es capaz de identificar a una sola marca. De hecho es una palabra en latín que podría ser utilizada por cualquier persona.

Según un comunicado del Movilh, el Opus Dei ha argumentado en su demanda que “el término Opus se encuentra indisolublemente ligado a la Prelatura (…) Por lo tanto, este “juego de palabras” que utiliza el demandado en la construcción de su nombre de dominio no hace más que provocar confusión en las personas toda vez que la pronunciación de los términos “Opus Dei” y “Opus Gay” tienen grado de semejanza casi absoluto”.

Defensa del Movilh

Roberto Jorquera explica a Sin Etiquetas que la defensa del Movihl se basará justamente en que el término Opus es una palabra en latín, que significa obras y además que coexisten más de 20 marcas comerciales que contienen la denominación Opus en el mercado sin generar confusión.

“Incluso existen nombre de dominio que también contienen Opus que no han sido demandado por el Opus Dei para revocar por este interés preferente, que coexisten en el mercado y tampoco provocan confusión. Entonces es un hecho bastante curioso porque teniendo una pluralidad de personas a demandar solamente demandaron al sitio Opus Gay”, añade Roberto.

Caso por edición impresa

En el 2002 ya se había presentado un caso bastante similar. En ese entonces el Opus Dei demandó al departamento de Propiedad Industrial para que Movilh no inscriba el nombre Opus Gay a propósito del periódico sobre diversidad sexual que lanzó este movimiento.

Según el comunicado del Movilh, uno de los argumentos en ese momento del Opus Dei fue que “nadie, o casi nadie, se siente enaltecido por ser relacionado con la homosexualidad. En general, socialmente constituye una afrenta o, al menos, un motivo de burla, que se cuestione o ponga en duda la feminidad o masculinidad de una persona”.

De acuerdo con información de la BBC, dicho pronunciamiento se resolvió a favor del Movilh en primera instancia y a favor del Opus Dei en segunda instancia, por ello Movilh no pudo obtener la inscripción de la marca Opus Gay.

Lo que sigue

La contestación de Movilh fue presentada el 17 de abril. Los arbitrajes en Chile duran en promedio entre 3 y 6 meses, aunque no hay un plazo establecido para emitir la sentencia, sostiene el abogado.

Sin duda, se trata de una demanda bastante controversial, pues si bien la fonética de ambos términos es similar resulta poco creíble que alguien relacione el sitio Opus Gay con la Prelatura del Opus Dei. Sobre el caso del 2002, si bien constituye un antecedente, este versó sobre la inscripción de la marca Opus Gay y solo se denegó su inscripción. En el arbitraje que ahora se discute el Opus Dei solicita la adjudicación del sitio web. Es por ello que esta entidad debería mostrar un interés en dicho nombre. Cabe preguntar: ¿qué hará el Opus Dei con opusgay.cl de ganar el arbitraje?

LO QUE DICE EL OPUS DEI: NO CONFUNDIR A LA OPINIÓN PÚBLICA

Ana María Galmez, parte del departamento de comunicaciones del Opus Dei, respondió a Sin Etiquetas,

El arbitraje por revocación iniciado tiene por finalidad que el revocante, en este caso, el Opus Dei, se adjudique el dominio web, en este caso opusgay.cl ¿Que piensa hacer el Opus Dei con este sitio web de ganar el arbitraje?
 
–Como soy periodista, no quiero incurrir en ningún «error legal» así que toma mis palabras en calidad de fuente no especializada.  Si bien legalmente nuestro actuar ha sido legítimo y justificado (en el contexto del dictamen anterior), tras conocer la relación de continuidad que hay entre la actual y antigua inscripciones de dominio, no hay ningún interés por parte de la Prelatura de adjudicarse el dominio web. El único objetivo de la revocación era aclarar que no se produzca confusión en la opinión pública por el parecido entre ambos nombres. De hecho los costes que se pagaron, como bien lo aclaró el mismo NIC Chile en un comunicado aclarando los dichos del Movilh, corresponde a los honorarios arbitrales, los cuales se pagan directamente al árbitro, y no a NIC Chile y no corresponden a la compra del dominio.

¿Por qué sienten que el sitio web opusgay.cl afecta al Opus Dei?

–Lo primero, aclararte que, de acuerdo con la enseñanza de la Iglesia Católica, el Opus Dei no tiene ni ha tenido nunca por finalidad litigar contra nadie en particular, y menos hacerlo por razones de discriminación. La Prelatura, a través del estudio de abogados que resguarda la marca desde el año 2002,  pidió la revocación de dicho dominio web en el legítimo derecho a resguardar las marcas registradas a su nombre, y fundamentados en el dictamen del Tribunal de Propiedad Industrial de 20 de junio de 2007, que rechazó el registro de la marca “opus gay” por considerar que inducía a error. La situación actual se produjo porque, con fecha 16 de junio de 2014, el señor Gonzalo Velásquez V., solicitó inscribir el dominio “opusgay.cl” sin aportar información que permitiera conocer su relación con el dominio web inscrito el año 2002 ni con el movimiento Movilh.

En el año 2002 ustedes ganaron un proceso similar por el nombre del boletín OpusGay. En dicho año uno de los argumento para impedir el uso de este nombre fue porque «nadie se siente enaltecido por ser relacionado con la homosexualidad». Hoy, 13 años después, ¿aún es eso lo que los motiva a iniciar este proceso? 

–El litigio de marca se originó el 2002 cuando  la Prelatura, a través del estudio de abogados de propiedad industrial Johansson & Langlois  se opone al registro de la marca “OpusGay”, solicitada por Ramón Gómez Abaroa para fundar un periódico con ese nombre. El juicio se ganó en segunda instancia cuando el tribunal de Propiedad Industrial dictaminó que las palabras Opus Dei y Opus Gay se prestaban para confusión. Los argumentos de defensa de la Prelatura fueron absolutamente legales, pero las frases aludidas fueron expresadas por escrito al calor de la argumentación jurídica por parte de uno de los abogados de la firma (que no es fiel del Opus Dei), en el contexto del año 2002. El argumento señalado no es compartido por la Prelatura.

***

Como dato final se debe precisar que para iniciar el procedimiento, el Opus Dei ha debido cancelar los honorarios del árbitro ascendentes a USD 1 000,00. ¿Por qué tanto interés de este grupo para revocar el sitio OpusGay.cl y no otros que también contienen el término?

Dejar respuesta