La lucha por erradicar la discriminación laboral en El Salvador

0
1308

Por Carlos Cruz (*)

La discriminación laboral por orientación sexual, identidad y expresión de género está a la orden del día en El Salvador. Ante esta realidad, la Asociación Solidaria para Impulsar el Desarrollo Humano (ASPIDH Arcoíris Trans) ejecuta el proyecto Cero Discriminación en el Trabajo 2.0 con el financiamiento del Fondo Centroamericano de Mujeres (FCAM), con el cual se busca beneficiar a la población LGBTI salvadoreña.

“Esta es la continuación del proyecto Cero Discriminación en el Trabajo, el cual fue ejecutado en el 2014 con financiamiento de FCAM. Es así como se logra financiar en este 2015 para dar cumplimiento a la Carta Acuerdo firmada con el Ministerio de Trabajo”, explica Mónica Linares, Coordinadora de Proyectos de ASPIDH Arcoíris.

monica linares 1Según Linares, la Carta Acuerdo con el Ministerio de Trabajo no tiene fecha de vencimiento, pero si queda sujeta a revisión y modificación según los cambios de gobierno.

Entre los beneficios de este convenio se destacan:

  • La creación de una ventanilla LGBTI para la búsqueda de empleo.
  • La capacitación del personal del Ministerio de Trabajo en materia de Diversidad Sexual.
  • La capacitación de población LGBTI para la búsqueda de empleo a través de talleres impartidos por el Ministerio de Trabajo.
  • La realización de ferias de empleo para población LGBTI.

“Este año esperamos lograr impartir los talleres a nivel nacional, también tenemos como meta capacitar a las empresas privadas en materia de Diversidad Sexual, aunque será difícil porque algunas son muy cerradas, pero esperamos lograrlo”, agrega Linares.

El pasado miércoles 29 de abril, ASPIDH Arcoíris convocó a la población LGBTI a su Centro Comunitario de Prevención Integral (CCPI), para recibir el taller de Orientación Laboral impartido por personal de Ministerio de Trabajo, quienes capacitaron a los asistentes en cómo hacer una hoja de vida, cómo cuidar su trabajo y qué hacer ante una entrevista de trabajo.

UNA LEY DE IDENTIDAD DE GÉNERO

Para Sebastián Cerritos, hombre Transgénero, este tipo de capacitaciones son necesarias, pues muchas veces no se tiene el conocimiento básico de cómo realizar un currículo y menos cómo actuar en una entrevista de trabajo. Enfatiza que el principal obstáculo en la búsqueda de empleo es el estigma y la discriminación por orientación sexual, identidad y expresión de género.Sebastian Cerritos  2

“He sufrido discriminación laboral principalmente porque en el currículo debo escribir mi nombre según DUI (Documento Único de Identidad) y al llegar a la entrevista de trabajo, literalmente entran en shock al ver mi expresión de género masculino, discordante al nombre femenino que el documento dice”, enfatiza Cerritos.

Según Cerritos, como él existen muchos hombres trans que sufren el mismo problema ante la falta de una Ley de Identidad de Género en El Salvador, que permita a la población Trans igualdad en acceso laboral.

El compromiso del Ministerio de Trabajo

Sandra Ventura, facilitadora del Ministerio de Trabajo que impartió el taller de Orientación Laboral asegura que este tipo de actividades son productivas, pues cumplen el objetivo de preparar a la población LGBTI para la búsqueda efectiva de empleo: “Lo que como Ministerio de Trabajo buscamos es darles las estrategias para desarrollarse en la búsqueda laboral, teniendo así mayor posibilidad de obtener un empleo formal, pues sabemos que mucha población LGBTI apenas logra del trabajo informal y en algunos caso del trabajo sexual”.

Dos obstáculos son frecuentes: el bajo nivel académico y el nombre.

“El nivel académico bajo es una limitante de la población LGBTI al momento de aplicar a plazas laborales. Lo otro es el nombre, ya que en el caso de la población Trans, su nombre legal no concuerda con su expresión de género y menos con el nombre que se identifican”, explica Ventura.

Aunque los logros son evidentes para Mónica Linares, Coordinadora de Proyectos de ASPIDH Arcoíris Trans, contar con un presupuesto reducido les limita al desarrollo de talleres, así como en el desarrollo del monitoreo y evaluación del cumplimiento de la Carta Acuerdo.

“El monitoreo y evaluación del funcionamiento de la Carta Acuerdo le corresponde a ASPIDH, pero como institución no contamos con los fondos suficientes para realizar la supervisión constante, por eso es importante que sea la población LGBTI que acude a los talleres, que deja su currículum en la ventanilla de la Diversidad Sexual quien nos mantenga al tanto, ya sea que reciba buena atención, o mal trato, pues solo así podemos tomar acciones para sentarnos con el Ministerio de Trabajo y solventar el problema”, enfatiza Linares.

Linares lamenta que las ofertas en la ventanilla LGBTI del Ministerio de Trabajo sean limitadas, también que por el momento se ha logrado ubicar laboralmente a compañeras lesbianas y compañeros gays, pero no a ninguna mujer Transgénero.

Hasta la fecha no existe en El Salvador una Ley contra el Estigma y Discriminación por Orientación Sexual, Identidad y Expresión de Género, ni reforma al Código Laboral que garantice el acceso laboral a la población LGBTI en un ambiente libre del rechazo por no ser heterosexual a pesar de estar igual o más capacitados que otros candidatos a plazas laborales.

(*)  Soy Licenciado en Periodismo, Community Manager empírico y amo los animales, especialmente a los gatos. Como parte de la diversidad sexual mi compromiso es dar voz a quienes son silenciados por ser considerados minoría. Amo el anime y ser autodidacta.

Dejar respuesta