Pocas obras trabajan tan bien el tema del género humano como el manga Knights of Sidonia, la cual nos muestra a una humanidad viviendo en el espacio dentro de un futuro no tan esperanzador para nuestra raza.

ALERTA DE SPOILERS

Empecemos por partes. Esta historia que también está siendo adaptada al anime, está ambientada en el año 3394, mil años después de que los seres humanos huyen de la Tierra, después de que fuera destruida por alienígenas gigantescos con apariencia monstruosa llamados Gauna.

La humanidad ahora está confinada a naves espaciales masivas creadas a partir de los restos del planeta.

Uno de estos espacios se llama “Sidonia”, y con el paso de los años ha desarrollado su propia cultura humana basada en la cultura japonesa (para variar). Pero eso no es todo. La alta tecnología que mantienen les ha permitido desarrollar la clonación humana, la reproducción asexual, y la ingeniería genética humana.

En ese sentido, podemos encontrar que entre toda la población es común hacer fotosíntesis como las plantas para ahorrar las provisiones de alimento. Esto se debe a una decisión que tuvo lugar 100 años antes de los acontecimientos que se muestran en la serie, cuando tras un ataque Gauna, la población casi desaparece.

También encontramos a personas del tercer género. Ellos se originaron en los cientos de años de emigración humana al espacio. Uno de los personajes principales es Izana, un piloto Guardián que rápidamente se convierte en el mejor amigo del personaje clave en la evolución de la historia.

LA PERSONA IDEAL

Izana es quien explica el rol de los “neutrales de género”, sujetos aceptados completamente por la sociedad y que pueden llegar a convertirse, como cualquiera, en pilotos oficiales para defender la colonia de los ataques espaciales, nada despreciables.

Las personas del tercer género pueden decidir convertirse en hombres o mujeres. Sus cuerpos se modifican cuando encuentran a “la persona indicada”. Es un concepto interesante que le agregó acción dramática a su relación con el personaje principal, pues termina enamorándose de él y logra cambiar al sexo femenino despertando la envidia de otras compañeras por sus nuevos grandes pechos. Es tratada como tal al instante, lo cual es algo que muchos quisieran ver en la sociedad actual con las personas trangénero como Caitlyn Jenner sin más escándalos y trabas legales.

Para la abuela de Izana, a quien se le concedió la inmortalidad, era una alegría porque ya “se estaba tardando”. Incluso prueban juntas trajes bastante sensuales pero pasados de moda.

Este es un anime que de seguro te cautivará y lo más probable es que Izana sea tu personaje favorito. Hasta el gran Hideo Kojima, creador de Metal Gear Solid, tiene la serie entre sus favoritas.

“Hacía tiempo que no veía un anime con ese espíritu de ciencia ficción. Usando tecnología digital que se ha cultivado en los videojuegos, crea una animación que encapsula todas las bases culturales de Japón como el manga, los kanji, los robots gigantes, etc. El resultado es un trabajo único realizado en Japón que jamás podría haberse hecho en Hollywood. La cultura japonesa ya no “es genial”, y Knights of Sidonia será el caballero blanco que la salve”, refirió.

Puedes encontrar la primera temporada en Netflix y la segunda se estrenará el 3 de julio.

Comments

comments

Dejar respuesta