Como es costumbre en Perú, los religiosos emiten opiniones sobre temas que no les competen. El cardenal Juan Luis Cipriani nuevamente abrió su boca para dar lecciones de ‘moral’ a los ciudadanos peruanos.

“Hay valores que no son negociables: la vida, el matrimonio entre un hombre y una mujer, la familia, la responsabilidad de los papás en la educación de los hijos, la seguridad ciudadana. Hay algunos aspectos que de alguna manera son una plataforma en la que todos, de alguna manera, debemos esforzarnos para estar de acuerdo”, mencionó en su programa de radio Diálogo de Fe.

En su opinión, el problema del matrimonio entre un hombre y mujer ni siquiera puede ser negociable.

VER: El cardenal Cipriani no se cansa de atacar a los gays

“Los que tienen la obligación de hacer las leyes deben procurar orientar la vida de los pueblos hacia el bien, hacia la justicia, hacia la verdad, hacia la paz. No estés buscando qué dicen las redes para estar de acuerdo con ellas. O qué dice en el fondo el que te paga para que hagas una campaña tipo ONG a favor de una ley o en contra de una ley. El hombre que es consecuente con sus ideas es muy respetable”.

Felizmente en el Perú estamos en un Estado Laico y estas opiniones no importan. Lamentablemente mi oración anterior es una mentira, la iglesia aún se mete en asuntos en los que no debe meterse y los altos mandos toman su opinión en cuenta.

“Hay que pensar con más seriedad, son tiempos difíciles, pero no son tiempos para cobardes ni para retroceder. Qué porcentaje de la población está de acuerdo con el aborto. Mínimo. El aborto es eliminar una vida, es un asesinato”, afirmó en otro momento sin darle importancia a que en estos días se está discutiendo el aborto en casos de violación.

Dejar respuesta