La sangre de una mujer lesbiana en Perú no sirve

0
4206

Su sobrino de ocho años tiene leucemia y necesita sangre con urgencia. Pero la sangre de Jenny Trujillo no sirve porque es lesbiana.

La ingeniera geóloga afrontó ayer uno de los , días más tristes e indignantes de su vida.  Rabia e impotencia. Así se discrimina en el Perú, país donde la sangre de una lesbiana es «no apta», aunque oficialmente se diga que se trata de un mal entendido. Estamos llenos de malos entendidos, de malas prácticas y de verdades a medias.
jenny trujillo
En la clínica Angloamericana, Trujillo fue discriminada. Todo iba bien mientras llenaba el formulario. «Hasta que me preguntan si yo tenía hijos y le dije uno. Me preguntó si aún daba de lactar y le dije que mi pareja es la que tuvo al bebé. Entonces me informaron que era del grupo de riesgo y no podía donar». El establecimiento se basa en las normas del Ministerio de Salud.

Luego le preguntaron si su hermana, la mamá del niño que necesitaba sangre, sabía de su condición de lesbiana. «Claro», respondió Jenny. ¿A quién se pide ayuda en casos así?

La trabajadora que la atendió dejó abierta una posibilidad: que su hermana autorice. Pero luego se acercaron a mirar su brazo y le dijeron que ‘no tenía venas’ o ‘buenas venas’ para sacar sangre. Finalmente, solo tuvo que irse a casa. «Estas reglas apestan», sostiene Jenny, indignada.

No es el primer caso de este tipo. En esta web denunciamos el caso de una comunicadora. A ella no la discriminaron. No era lesbiana. Pero al ver el formulario para donar sangre donde aparecía en el grupo de riesgo homosexuales y promiscuos, se quejó. Hasta se hizo pasar por lesbiana para confirmar la situación.

El Ministerio de Salud no responde hasta ahora.

Christian tiene 8 años y necesita además de sangre el apoyo para un trasplante de médula. Aquí podrás enviar tu donación: Cuenta Scotiabank 131-0074263. Cuenta interbancaria 00904420131007426395

niño ayuda sangre

Compartir
Artículo anteriorVenezuela: La homofobia policial le cambio la vida
Artículo siguientePerú: Privar a los LGBT del derecho de donar sangre es discriminador
Mi primer blog fue verde y era sobre ser lesbiana en Lima. Varios años después regreso a una temática que pensaba cerrada con el objetivo de hacer realidad un sueño: un medio LGTBIQ. Soy periodista desde los 17 años y ya cumplí 42. Soy profesora universitaria, adicta al café, mamá de gatos y perros, lectora desesperada e insomne. Soy la directora de ClasesdePeriodismo.com, consultora en social media, estudiante crónica y amenazo -para no perder la costumbre- que ya voy a dejar el periodismo para fundar un bar. Amo Chorrillos, y tengo la suerte de haber regresado al barrio para mirar el mar cada mañana.

Dejar respuesta