La agenda política LGBT en Estados Unidos después de la victoria

0
235

Por Esther Vargas

El 26 de junio, la Corte Suprema de EEUU aprobó el matrimonio homosexual en todo el país. Esta decisión histórica fue celebrada en casi todos los países del mundo. Sin duda, una gran conquista. Pero, ¿qué pasará a partir de ahora? The Washington Blade es el medio más influyente para la comunidad LGBT en los Estados Unidos y tiene un gran impacto regional.

Michael Lavers, editor de los temas LGBT internacionales para este medio, conversó con Sin Etiquetas sobre la decisión de reconocer el matrimonio para parejas del mismo sexo en Estados Unidos. En la opinión del periodista, se trata de la culminación de los esfuerzos del movimiento LGBT en el tema del matrimonio igualitario, que empezó unas décadas atrás.

Sin ninguna duda, Lavers remarca que lo ocurrido el 26 de junio es una gran victoria.

“Por supuesto ya hay muchos temas para resolver en este país, como la falta de una ley nacional que proteja a la comunidad LGBT en los sectores laborales; la inhabilitación de militares trans para servir abiertamente en las fuerzas armadas; las actitudes homofóbicas, bifobicas y transfóbicas, entre otros temas que permanecen en la sociedad estadounidense. La llegada de matrimonio igualitario en todo el país es un gran paso adelante, pero hay mucha discriminación y los activistas LGBT tienen que confrontar en esta nueva época”, explica el editor.

The Washington Blade publica en impreso cada semana, y su web mantiene las más importantes noticias LGBT de los Estados Unidos, y el resto del mundo. Es considerado el diario de referencia gay de ese país, y el mismo New York Times asegura que es “una de las publicaciones más influyentes dirigida a una audiencia gay”.

¿Qué dificultades se encontrarán a la hora de aplicar esta disposición? 

–La mayoría de estadounidenses apoyan el tema de los derechos matrimoniales a parejas del mismo sexo, pero ya hay resistencia en algunos sectores políticos y religiosos. El gran problema que los activistas LGBT tienen que confrontar después del 26 de junio es el tema de la “libertad religiosa” y los que quieren usar propósitos de ese tipo para bloquear la implementación de la decisión de la Corte Suprema. El gobernador de Indiana, por ejemplo, firmó en marzo una ley para garantizar la “libertad religiosa” en su estado, pero esa acción produjo llamadas de boicotear su estado. Fue un gran desastre de relaciones públicas para él y para el estado de Indiana. Hay candidatos presidenciales republicanos como el gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, y el exgobernador de Arkansas, Mike Huckabee, que están totalmente en contra de la decisión de la Corte Suprema. Han defendiendo esos propósitos de “libertad religiosa” y han dicho que los funcionarios estatales y locales deben desafiar la decisión de la Corte Suprema. Me imagino que esos gritos no van a tener mucho impacto en la gran mayoría de estadounidenses, pero son un señal de la resistencia al matrimonio igualitario que permanece en este país.

 

OBAMAPolíticamente, Obama gana o pierde con esta decisión. 

–Obama claramente gana políticamente con la decisión de la Corte Suprema del 26 de junio. No fue el primer funcionario estadounidense en apoyar públicamente el tema de los derechos matrimoniales para parejas del mismo sexo, pero ha tenido un gran impacto en el discurso sobre ello en este país.

¿Y cuál es la situación para Hillary Clinton,  quien ahora apoya el matrimonio igualitario?

–La pregunta sobre Hillary en relación al matrimonio igualitario es muy interesante. Ella no apoyaba públicamente el tema hasta su salida del Departamento de Estado en 2013. No hay ninguna duda sobre su apoyo a los derechos para la comunidad LGBT, como indicó en su discurso de 2011 en Ginebra cuando dijo que “los derechos gay son derechos humanos.” Pero hay activistas estadounidenses que se mantienen críticos con Hillary porque no declaró públicamente su apoyo del matrimonio igualitario hasta 2013. En el gran dibujo de las políticas LGBT de este país, creo que la posición de Hillary en este tema ha quedado clara. Me imagino que ella va a recibir la gran mayoría del voto de la comunidad LGBT en las elecciones presidenciales de 2016.

hillary

¿Qué veremos en la agenda política de los Estados Unidos a partir de ahora?

–La mayoría de mi trabajo en el Blade analiza los temas LGBT en el extranjero y creo que hay más oportunidades ahora para la administración del presidente Obama de avanzar las ideas de derechos universales, dignidad, etc., para la comunidad LGBT fuera de los Estados Unidos. La homofobia, la bifobia, la transfobia, violencia y discriminación estatal son problemas grandísimos en muchas partes del mundo (y también en este país, según muchos activistas LGBT). Vimos la designación de un enviado especial para promover los derechos LGBT en el extranjero, discursos del presidente Obama y del secretario de estado John Kerry sobre esos temas. Espero muchísimo que la Casa Blanca y la administración del presidente Obama sigan trabajando en estas cuestiones.

EN BLANCO Y NEGRO
Si resumimos la agenda LGBT de los Estados Unidos tenemos las siguientes batallas:
  • Enfrentar a los sectores conservadores y religiosos que pretenden bloquear la decisión de la Corte.
  • La falta de una ley nacional de protección a la comunidad LGBT en el sector laboral.
  • La inhabilitación de militares trans para servir abiertamente en las fuerzas armadas.
  • La homofobia, bifobia y transfobia en la sociedad.
  • La discriminación que persiste en diversos sectores.
  • Los ataques a la comunidad trans, sobre todo afroamericana.

Dejar respuesta