Jenny Trujillo no pudo donar sangre a su sobrino de 8 años con leucemia debido a que era lesbiana. 

[ACTUALIZACIÓN]

La Superintendencia Nacional de Salud (Susalud) informa  que respecto al caso de la joven que no se le permitió donar sangre debido “a su opción sexual” están supervisando la clínica e iniciando la investigación de oficio. Sobre la discriminación e impedimento de donar sangre en la clínica Anglo Americana debido a su orientación sexual, la entidad lamentó lo ocurrido y expresó su solidaridad. Además, rechazó todo acto de discriminación que afecte los derechos en salud de los ciudadanos. (El organismo usa la palabra opción)

“Se ha tomado contacto con la ciudadana para ahondar en las indagaciones y se le mantendrá informada del proceso de investigación. Susalud está interviniendo de oficio en el caso, para lo cual viene realizando una visita de supervisión a la clínica involucrada”, se indica en el comunicado.

De acuerdo a la normatividad vigente, “la opción sexual no es un criterio de riesgo para la donación de sangre, por lo que la situación generada se contrapone a las normas establecidas”.

Susalud reitera su compromiso de proteger los derechos de salud de cada peruano. 

Sangre

[ACTUALIZACIÓN]

El Ministerio de Salud (Minsa), a través del Programa Nacional de Hemoterapia y Bancos de Sangre (Pronahebas), informó en un comunicado que “todos podemos ser donantes voluntarios de sangre” y que “no se discrimina ninguna orientación sexual”

Se remarca que los hospitales y clínicas tienen personal debidamente capacitado para realizar las entrevistas a los donantes voluntarios.

La doctora Mariela Delgado Burga, coordinadora del Pronahebas dijo que bajo el lema Comparte algo de tí. Dona sangre, salva vidas” se busca impulsar la donación voluntaria para abastecer a los bancos de sangre a nivel nacional, mejorar la calidad de sangre para transfusión y así poder salvar vidas durante desastres, accidentes y emergencias.

“En ese sentido, según indica la Ley 26454, los bancos de sangre deben realizar obligatoriamente las pruebas de análisis correspondientes para sangre y sus componentes, según las normas internacionales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) vigentes, así como también las pruebas pretransfusionales de compatibilidad (compatibilidad serológica entre la sangre de una persona donante y el receptor de la transfusión para evitar reacciones adversas)”, explicó Delgado.

Refirió que personal capacitado y calificado debe realizar una entrevista previa al donante voluntario donde se realizan una serie de  preguntas sobre su estado de salud,  toma de medicamentos, viajes, intervenciones quirúrgicas, procedimientos dentales; si se ha hecho endoscopias, si ha tenido enfermedades como fiebre malta, fiebre tifoidea, hepatitis o viene de estas zonas endémicas, entre otras.

“La entrevista de selección explora las condiciones de riesgo que pudiesen hacer que la sangre donada presente agentes infecciosos transmitidos por transfusión. Estas condiciones o conductas de riesgo corresponden a actitudes y comportamientos, como el uso de drogas intravenosas o promiscuidad”, apuntó.

➡ ESTA ENCUESTA NO VINCULA LA OPCIÓN SEXUAL (DEBERÍA DECIR ORIENTACIÓN) DEL DONANTE CON CONDICIONES O CONDUCTAS DE RIESGO. 

“En el caso de las personas que deseen donar, independientemente de su orientación sexual, se debe evaluar las existencia de conductas de riesgo, como haber tenido alguna vez una relación sexual a cambio de dinero, drogas u otro pago; haber mantenido relaciones sexuales con múltiples parejas (promiscuidad), esto porque el contacto sexual puede hacer que enfermedades infecciosas pasen a la sangre y puedan transmitirse por la transfusión a otra persona”, detalló.

Delgado recalcó que el Minsa debe proteger también el derecho del receptor: “Necesitamos buscar que la sangre que vamos a colocar sea la más segura posible. No existe la sangre segura del todo, a pesar de realizar todos los exámenes de laboratorio, existen los periodos de ventana, en donde no es posible detectar la presencia de los virus”.

[LOS HECHOS DENUNCIADOS POR SIN ETIQUETAS] 

mamás-familia-homoparental-dakarai
Darling, Dakarai y Jenny (la denunciante) son una familia homoparental. Foto: Melissa Merino

El hecho ocurrió en la clínica Angloamericana y el centro médico señaló que solo cumplía con la Ley N°26454.

“Las personas lesbianas, gays, transexuales o bisexuales no están impedidas de donar sangre por su orientación sexual”, afirmó a Diario16 la coordinadora del Programa Nacional de Hemoterapia y Bancos de Sangre (Pronaheba) del Ministerio de Salud, Mariela Delgado Burga.

La orientación sexual ni siquiera se debe de preguntar en los casos de orientación sexual.  “Lo que sí se les  consulta, pero sin importar si es heterosexual o LGTB, es por las operaciones quirúrgicas, si padecen de alguna enfermedad, o por las parejas sexuales que han tenido durante el último año para descartar cualquier tipo de mal”, sostuvo la representante del Minsa.

El Pronaheba iniciará las investigaciones del caso y si se comprueba que existió discriminación se le solicitará al centro privado que se remueva al personal responsable por no estar capacitado.

Diario16 también informó que la Clínica Anglo Americana es un centro de salud de categoría dos por lo que no debe de carecer de sangre para pedir donaciones a algún familiar.

La ley N° 26454 que declara de orden público e interés nacional la obtención, donación, conservación, transfusión y suministro de sangre humana no menciona nada sobre las personas homosexuales.

Sin Etiquetas solicitó la versión del Minsa hace una semana (ver caso anterior) y ayer reiteró el pedido ante lo ocurrido con Jenny, pero recién se prometió una entrevista para esta tarde. Nos conformamos con lo dicho a diario 16 y estaremos vigilantes.

 

Dejar respuesta