«El mayor número de personas LGBT debe acudir a donar sangre para visibilizar la discriminación»

0
378

Por Esther Vargas

Cuando a Jenny Trujillo le dijeron que no podía donar sangre a su sobrino de 8 años con leucemia por SER LESBIANA, la ingeniera geóloga sintió rabia e impotencia. ¿Cómo le explicas al personal médico que no eres una enferma, una promiscua, una apestada, una mujer de mal vivir por ser mujer y amar a otra mujer? ¿Cómo le haces saber a esa gente que eres lesbiana, simplemente lesbiana, y que está allí por una causa noble?

Jenny contó su historia a Sin Etiquetas y luego a otros medios de comunicación que se interesaron por el asunto. El Ministerio de Salud tenía que responder, pues la clínica Anglo America –donde ocurrió la discriminación– responsabilizó al organismo de salud del Estado de esta decisión basándose en una normativa y un formulario que resultan claramente agraviantes para cualquier ser humano.

La Superintendencia Nacional de Salud (SuSalud) aclaró que las personas no pueden ser discriminadas por su orientación sexual (aunque usó equivocadamente el término opción). El Minsa se pronunció dos veces –y también usando los términos opción– para decir que en el Perú NO SE DISCRIMINA y que revisará los formularios. Sin embargo, esto debió ser así desde 1995 y, por el contrario, han sido varios los casos de discriminación en los centros de salud que se han registrado. Por ello, el Centro de Promoción y Defensa de Derechos Sexuales (Promsex) emitió cartas formales tanto al Ministerio de Salud como a la Defensoría del Pueblo para solicitar el establecimiento de una política de no discriminación por orientación sexual e identidad de género en el sistema de salud.

Sangre

AMPLIA TOLERANCIA A LA DISCRIMINACIÓN

La abogada Brenda Álvarez, de Promsex, sostiene que es inconstitucional la prohibición de donación de sangre por la orientación sexual o identidad de género de la persona donante.

Si bien el Minsa ha dicho que no discrimina a nadie y que revisará los formatos, hay una falta de sensibilidad y conocimiento de parte del personal médico. ¿Qué se puede hacer?

–Considero que el Minsa en su calidad de ente rector en materia de salud debe no solo revisar los formatos, debería emitir una comunicación oficial que llegue a todos los servicios de salud a nivel nacional a fin de que se ordene el retiro inmediato de los formatos que consideran como grupo de riesgo a homosexuales, bisexuales y trans. Asimismo, también implicaría acciones de supervisión de esta instancia a fin de erradicar cualquier acción de discriminación al respecto.

Las quejas son frecuentes, pero nunca llegan a nada o los establecimientos de salud privados no respetan la normatividad. Desde tu percepción, ¿qué está ocurriendo?

–En nuestro país existe una amplia tolerancia a la discriminación por orientación sexual e identidad de género, lamento mucho que esta denuncia no haya sido materia de pronunciamiento de la Comisión Nacional contra la Discriminación o la Defensoría del Pueblo. Creo que su intervención habría sido importante, sin embargo, no es tarde y esperemos que en el marco de sus funciones puedan hacer algo para cambiar esta situación de injusticia, ya que el problema de discriminación en salud no se acaba con el pronunciamiento público del MINSA, hay acciones de fiscalización pendientes y ojalá decidan involucrarse.
Asimismo, considero que desde los servicios privados de salud la única instancia que ha regulado el comportamiento de estos ha sido Indecopi, el Ministerio de Salud tiene un papel muy poco protagónico a pesar de tener competencias de fiscalización en tanto el cumplimiento de los estándares nacionales de atención en salud. Sin embargo, siempre aconsejaría ir por la denuncia, a colocar reclamos en las clínicas y a denunciarlas ante Indecopi.

sangre-gay

DENUNCIAR Y VISIBILIZAR LA DISCRIMINACIÓN

Además, el Minsa habla de ‘opción sexual’. ¿Cómo se explica que el máximo organismo de salud del país no conozca los términos adecuados?
–Que existan ese tipo de errores pone al descubierto el desconocimiento de las diversas formas en las que se manifiesta la sexualidad, un grave error en el que el Estado no debería incurrir, sin embargo también demuestra la ausencia de políticas de no discriminación por orientación sexual e identidad de género que vinculen a todos los ministerios, no hemos avanzado mucho en esta materia.

En varios países se han hecho campañas para que no se discrimine a los donantes por su orientación sexual. En Perú no se ha tocado mucho el tema y además no hay una agenda inclusiva en salud. ¿Qué opinas?

–Creo que esta es la oportunidad para que el MINSA pueda crear e implementar una política de no discriminación por la orientación sexual o la identidad de género, creo que este lamentable incidente, que no es un hecho aislado, puesto que otras personas han denunciado en situaciones análogas, debe generar esta respuesta institucional que estamos esperando.

Si yo como lesbiana voy a donar y me prohíben, ¿qué es lo primero que debo hacer?. Jenny acudió al Facebook. Pero muchas mujeres no quieren hacerlo público.

–Es inconstitucional la prohibición de donación de sangre por la orientación sexual o identidad de género de la persona donante, por tanto, yo instaría a la denuncia. Si es una instancia pública ante la Defensoría de la Salud que existe en todos los hospitales del Perú y si no hay respuesta ante SUSALUD;  y si es un servicio privado ante INDECOPI y SUSALUD. Creo que en este momento es importante que el mayor número de personas lesbianas, gays, bisexuales y trans acudan a donar sangre de modo que visibilicemos los casos de discriminación en estas instancias.

Dejar respuesta