México: Médicos le dicen a la Iglesia que afirmaciones sobre homosexualidad son erróneas

0
11098

Psicólogos y médicos expertos en salud sexual en México rechazaron la posición de la iglesia católica de que el matrimonio entre personas del mismo sexo es un “grave problema de salud pública“. Así de enfáticos fueron. Sin duda, una buena noticia.

“El principal problema de la posición de la iglesia es un desconocimiento insultante de la realidad, que justifica la aceptación de ideas que no están en la realidad científica”, dijo el doctor Eusebio Rubio, director de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual, tras remarcar  que las afirmaciones de la Iglesia católica respecto a la homosexualidad “son completamente erróneas”, cita una nota de AP.

La arquidiócesis de México publicó el martes un texto titulado “¿Por qué la Iglesia se opone al matrimonio gay?”, donde se señala:  ” La única razón que encuentro es porque le “duele” el hombre. Le preocupa lo que vaya a ser de él. En definitiva, no se lava las manos ante la suerte de lo humano. Aunque esta defensa sea incomprendida y acarree críticas. En el futuro, se le dará la razón. ¡No lo duden!”.

El documento refiere que el matrimonio “se basa en la voluntad creadora de Dios. Dios une al hombre y a la mujer para que formen “una sola carne” y puedan transmitir la vida humana: “Sed fecundos y multiplicaos y llenad la tierra”. Es decir, el matrimonio es una institución natural, cuyo autor es, en última instancia, el mismo Dios. Jesucristo, al elevarlo a la dignidad de sacramento, no modifica la esencia del matrimonio; no crea un matrimonio nuevo, sólo para los católicos, frente al matrimonio natural, que sería para todos. El matrimonio sigue siendo el mismo, pero para los bautizados es, además, sacramento”.

El doctor Rubio sostiene que “el seguimiento de la vida homosexual en pareja, de la vida parental y de la los hijos, propios o adoptados ya ha dado claridad científica que la salud física y mental de la persona la pareja y la familia dependen de que sean funcionales, no de la orientación sexual”.

Para los psicólogos consultados “un matrimonio consensuado, independientemente del sexo, no tiene por qué causar daño ni físico ni psicológico”.

LA IGNORANCIA

El razonamiento de la jerarquía católica parte de la creencia de que el cuerpo humano no está diseñado para la relación homosexual porque en la práctica del sexo anal puede haber daño físico y exposición a infecciones. Rubio explica que “la penetración no es la actividad preferente de los homosexuales. Es una muy desafortunada ignorancia. Se suponen inferencias muy gratuitas”.

Otra de las ideas del artículo de la Iglesia católica es que la mayoría de los homosexuales muestra “inclinación hacia un estilo de vida promiscuo”, lo que vincula con la propagación de enfermedades de transmisión sexual.

Gays

Alexis Sorel, Coordinador de Democracia y Sexualidad, una organización que trabaja en educación sexual, indica que “no todos los hombres que tienen sexo con otros hombres son homosexuales, y el impacto en cuanto a contagio se está minimizando progresivamente”. Detalla que “el sexo anal no es exclusivo de la comunidad gay” y que el primer grupo de personas infectadas de VIH “son heterosexuales que viven como heterosexuales y tienen algún comportamiento homosexual”.

Sobre el uso de preservativos la iglesia afirma que “se sabe que deja pasar virus microscópicos así que realmente no ofrece segura protección”.

➢ La Comisión Nacional para la Prevención y el Control del VIH, dependiente de la Secretaría de Salud, señaló que los preservativos “protegen hasta en un 95% y el 5% de falla se debe prácticamente a error humano”.

 

Dejar respuesta