Familias homoparentales: La ciencia detrás de los hijos de padres del mismo sexo

0
10492

La defensa detrás de muchos fundamentalistas religiosos que se oponen al matrimonio igualitario tiene que ver con la idea de conservación de la familia. Muchos afirman que una familia homoparental altera el orden “natural” de las cosas, sin embargo, para poder discutir el tema se tiene que tomar en cuenta los estudios (que los hay, y muchos) sobre la repercusión que tienen para los hijos el ser criados en hogares con padres del mismo género.

Si bien existen muchas otras investigaciones, he hecho una revisión de algunas varias para poder sacar conclusiones sobre el tema. En el Perú no existe ninguna investigación sobre familias homoparentales. A ver si me da la vida y el tiempo para hacer alguna en el mediano plazo. Mientras  eso sucede, aquí algunas conclusiones importantes:

La creencia de que las parejas de personas del mismo sexo no pueden ser padres adecuados es infundada: no tiene asidero científico. Madres heterosexuales y lesbianas no muestran diferencias en su salud mental a la hora de criar a los hijos. Igualmente, las madres que tienen relaciones con otras mujeres no ven su habilidad para cuidar a sus hijos perturbada, igual sucede con los varones. Incluso existen algunos estudios que afirman que las habilidades de crianza de padres y madres homosexuales es superior (Flaks, Fischer, Masterpasqua y Joseph, 1995)

Existen más investigaciones sobre parejas de lesbianas con hijos porque es más fácil para una mujer embarazarse sin acudir a un vientre de alquiler o la adopción, como comúnmente tiene que hacer una pareja de hombres para poder criar a un niño.

Esta investigación, también esta y esta hicieron comparaciones entre hijos de lesbianas e hijos de padres heterosexuales y encontraron que no existen diferencias en la salud mental de los hijos de ninguno de estos dos grupos. Esto quiere decir que los hijos de familias de dos mamás no presentaron alteraciones en su desarrollo normal, ni confusiones de ningún tipo respecto a su orientación o identidad sexual.


Otra investigación longitudinal publicada en Pediatrics, encontró que los hijos de lesbianas mostraban un ajuste psicológico saludable, además de puntuar alto en rendimiento académico y ajuste social y bajo en problemas de conducta. ¿Qué más?

También existen datos, aunque menos, sobre los hijos de dos padres, como por ejemplo una investigación en Pediatrics in Review que explica que no hay evidencia científica de que los hijos de homosexuales tengan alguna diferencia en su desarrollo psicológico, social o sexual en comparación con los hijos de heterosexuales. Estudios más actuales como el publicado en BMC Public Health, no solo confirman lo que ya sabemos, sino que incluso encuentran que los hijos de padres del mismo sexo tenían puntuaciones más altas en salud general, mejor comportamiento y mayor cohesión en la familia. Este estudio fue realizado en Australia, donde en gran parte de su territorio se permite la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo. #inyourface

Aquí tienes más estadísticas realizadas en Estados Unidos sobre las familias homoparentales.

Este también es otro de los miedos de los que están a favor  del “orden natural de las cosas” (hace miles de años somos seres tecnológicos, no animales de la pradera, pero bueno). Miedo, porque siguen asumiendo que si un niño se desarrolla como homosexual es algo negativo, cuando en realidad es algo natural.

Pero vamos a la evidencia científica. Ya en 1996 se realizó un estudio longitudinal que se publicó en Developmental Psychology, donde se comparó a hijos de familias heterosexuales e hijos de lesbianas, a quienes por más de 10 años se les hizo un seguimiento. Encontraron que la gran mayoría de los hijos de lesbianas tenían orientación heterosexual, es decir, su orientación no se vio influenciada por la orientación sexual de las madres.

Además, este otro estudio del 2010 publicado en Sex Roles que compara hijos de lesbianas e hijos de parejas heterosexuales, encontró que los hijos de parejas de lesbianas sentían menos presión por ajustarse a estereotipos de género. La limitación de este estudio es que los niños tenían hasta 12 años, por lo que no se puede saber con seguridad qué orientación sexual tienen en la actualidad.

Definitivamente, los hijos de padres homosexuales tienen una tendencia a no encasillarse en roles y a permitirse explorar su orientación sexual sin prejuicios. En un estudio se encontró que 12 % de las hijas de lesbianas se identificaron como lesbianas al llegar a la adolescencia, lo cual es 4 veces la población de lesbianas en la población (aproximadamente 3%). Sin embargo, no hay una forma de saber si esto se produjo por modelamiento o porque simplemente se les permitió la libertad de ser ellas mismas sin las presiones sociales que imponen la mayoría de familias heterosexuales, lo que evita que muchas personas no admitan su orientación sexual y permanezcan en el clóset.

Sin embargo, ese es solo un estudio. Aquí se hace una revisión teórica exhaustiva sobre estudios de familias homoparentales. En las conclusiones de esta revisión se explica que no existen evidencias de que las parejas del mismo sexo no puedan ser padres adecuados para cualquier niño.

En fin, existen muchas investigaciones que se están realizando en este momento y que confirman lo que ya sabemos: no interesa el género de los padres, lo que interesa es qué tanto desean tener a sus hijos.

Dejar respuesta