Estudio: Gays y bisexuales aman camas solares en busca de bronceados artificiales

0
191

El bronceado artificial es una práctica recurrente de gays y bisexuales, así como de mujeres. Un estudio difundido por Reuters Health señala que el uso de cama solar es preferido por los primeros y segundos, y que representa una conducta de riesgo dermatológica.

“No nos sorprendió que el uso del bronceado artificial fuera más alto en los gays y los bisexuales que en los varones heterosexuales, sino que la prevalencia absoluta compita con la de las mujeres”, dijo el autor principal del estudio, doctor Howa Yeung.

Con Suephy Chen, ambos dermatólogos de Emory University, Atlanta, publica en JAMA Dermatology que el 5 % de los gays y el 7 %  de los hombres bisexuales había utilizado cama solar en el último año, comparado con menos del 2 % de los hombres heterosexuales y el 7% o de las mujeres.

Las mujeres heterosexuales son el grupo de más alto riesgo, aseveró Yeung.

ALERTA

Los CDC informa que cada año, en Estados Unidos, se registrarían unos 400.000 casos de cáncer de piel asociados con el uso de la cama solar, incluidos 6.000 melanomas, que son el tumor cutáneo más peligroso.

Los autores analizaron los resultados de una encuesta del 2013 sobre la orientación sexual y la frecuencia del uso de la cama solar en Estados Unidos. Los gays y los hombres bisexuales eran, respectivamente, tres y cinco veces más propensos que los hombres heterosexuales a haber utilizado cama solar el último año.Eran también respectivamente, cinco y siete veces más propensos a broncearse “con frecuencia” que los heterosexuales.

Los autores no hallaron estas diferencias en la población femenina al indagar las preferencias de lesbianas, bisexuales y heterosexuales, tras considerar los factores que podrían influir en la conducta de bronceado, como la edad, la etnia, la educación, los ingresos, la cobertura, el lugar de residencia y cánceres cutáneos previos.

Yeung dijo que el estudio no explica por qué los gays y los hombres bisexuales son más propensos a usar cama solar que los heterosexuales, pero señaló que podría atribuirse a la insatisfacción con la imagen corporal. “Se necesitan más estudios para poder explicarlo”, sostuvo el autor. Más que insatisfacción es posible que esta obsesión por el ‘look dorado’ sea parte de una moda que algunos lleven a extremos. Cuidado.

 

Dejar respuesta