Venezuela: La revolución bolivariana no es gay friendly y ya se sacó la careta

1
1769

Por Esther Vargas

La revolución bolivariana no es gay friendly, aunque tantas veces lo hayan tratado de decir. Esta semana que pasó, tres representantes LGBTI recibieron un portazo en la cara del oficialismo y no serán postulados a la Asamblea Nacional, lo que deja al partido de gobierno sin representantes de la diversidad. ¿Y qué pasó? ¿Dónde quedó el discurso por la diversidad del presidente Nicolás Maduro? ¿El legado de Hugo Chávez por la igualdad?

Resulta que con el desaire  a  Leandro VilloriaLuis Marchán y Rummie Quintero, dos representantes gays y una trans, respectivamente; la oposición sale a la cancha a luchar por los derechos LGBTI con dos buenas cartas: la conocida activista Tamara Adrián, la primera candidata trans de Venezuela, y el luchador LGBT Rosmit Mantilla, quien permanece injustamente en prisión. 

Para analizar el escenario electoral venezolano conversamos con dos activistas sobre el desaire oficialista:

Quiteria Franco, coordinadora General de Unión Afirmativa y Red LGBTI VZLA, lamentó  que los aspirantes homosexuales y trans a una candidatura por el partido del gobierno no hayan sido tomados en cuenta:  “Esto era totalmente previsible, dado que el partido de gobierno a pesar de estar en el poder y estar al frente de todos los poderes en Venezuela desde el año 2000 no ha concretado ningún beneficio, legislación, programa o política pública a favor de personas LGBTI. Por el contrario, varias personalidades pertenecientes al gobierno en diferentes cargos han expresado, de palabra y de hecho, abiertamente su homofobia y transfobia. Creo que fue una oportunidad valiosa que el partido de gobierno ha perdido para demostrar que realmente son plurales e inclusivos, la han desaprovechado. Los activistas pro gobierno también cargan con gran parte de responsabilidad de ese fracaso, por no haber logrado ponerse de acuerdo alrededor de una propuesta que representara a la totalidad del movimiento “sexodiverso” chavista, ellos persisten en una división absurda que no les favorece en nada”.

Giovanni Piermattei, presidente de AC Venezuela Igualitaria, felicitó la apertura del partido Voluntad Popular y del Consejo Nacional Electoral (CNE) de dar el visto bueno a la inclusión deTamara Adrián en la lista de candidaturas de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en el contexto de la paridad de género exigida actualmente por el Poder Electoral, reconociendo “parcialmente” a la abogada Adrián como mujer y posicionándola como la primera candidata transexual que participa en elecciones populares para la Asamblea Nacional. En ese mismo tono saludó la iniciativa de los movimientos LGBTI de exigir la apertura necesaria dentro de los partidos políticos para incluir candidatos y candidatas fuera del clóset, pues “deja claro que la población sexodiversa venezolana se ha organizado, y cada vez con más fuerza y más claridad política se para frente al Estado a demandar el cese de la opresión de la que ha sido víctima históricamente“.

Pero Piermattei –cercano al gobierno– lamentó que los partidos que conforman el Gran Polo Patriótico (GPP) y al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) no hayan hecho lo propio en sus primarias, siendo quienes llevan la bandera de un proyecto de país desde una izquierda socialista y progresista, y que promueven una revolución que no solo pretende transformar el modelo económico capitalista vigente, sino que que proponen una transformación del sistema social y político, garantizando la inclusión plena de todos y todas sin discriminación alguna (casode afrodescendientes, mujeres, niños niñas y adolescentes, personas de la tercera edad, personas con discapacidad,etc.).

¿REVOLUCIÓN SIN ARCOÍRIS?

venezuela

¿Por qué crees que se habla por un lado de una revolución sexodiversa y por otro se margina a los activistas? Le pregunto a Quiteria Franco. Responde: “Esto tiene que ver con una propaganda que emplea el gobierno para vender hacia afuera la imagen de ser una revolución inclusiva, pero puertas adentro lo que impera es una gran hipocresía. La evidencia está en que al menos siete (7) proyectos de ley (sobre identidad de género, antidiscriminación, día contra la homofobia y matrimonio igualitario), introducidos en la Asamblea Nacional han sido ignorados. La negativa de registro de matrimonios entre personas del mismo sexo contraídos en otros países; la negativa de registro de niños nacidos de padres homosexuales y, lo que es aún peor, la negativa a reconocer los crímenes por orientación sexual e identidad de género. Los hechos demuestran que este no es un gobierno ni revolucionario ni de izquierda ni inclusivo, al menos en lo relacionado con las personas LGBTI”.

Quiteria Franco ve la representación LGBTI que se tiene positiva y esperanzadora: “Debemos esperar a que resulten ganadoras las dos opciones propuestas: la de Tamara Adrián y Rosmit Mantilla. Sin embargo, ellos deberán crear alianzas, son apenas dos de un total de 165 diputados que completan la totalidad de curules parlamentarios. Deberán trabajar con paciencia, determinación y llegar a acuerdos, negociaciones. No se consiguen avances a través de la confrontación. Allí estará la clave y de eso depende lo mucho o poco que se logre”.

Foto: Venezuela Igualitaria
Foto: Venezuela Igualitaria

Piermattei tiene una explicación a la llamada revolución sexodiversa y al fracaso que algunos advierten: ”Hay dos corrientes dentro de los partidos políticos que se autocalifican de defensores del proyecto de país que propuso su líder, el presidente Chávez: la cúpula homofóbica, entre quienes se encuentran el diputado Pedro Carreño –quien hegemónicamente preside la Fracción Parlamentaria del PSUV, y la diputada Blanca Eckhout, del GPP. Ellos se aprovechan y disfrazan su homofobia con la aparente falta de cohesión entre las organizaciones, movimientos sociales y colectivos que en teoría trabajan por las reivindicaciones de gays, lesbianas, intersexuales, bisexuales y personas trans y que militan en dichos partidos. Inadmisible postura, por lo que estarían traicionando el liderazgo de Chávez, la CRBV, el Plan de la Patria, la ideología socialista-progresista y, finalmente, al pueblo al que se deben y del cual formamos parte. Y, por otro lado, están los que tienen claro que se debe allanar el camino a la igualdad para las personas de la población LGBTI, en concordancia con el marco ideológico-político-jurídico, este grupo encabezado por el diputado Elvis Amoroso, pero que parecen no tener la suficiente fuerza política dentro de fracciones y se dejan arrastrar por las corrientes que nos detractan, haciéndoles ver incoherentes y faltos de voluntad.

Adicionalmente, explica el activista, está el temor a perder popularidad entre la población electoral, al escuchar posturas religiosas “que nos detractan, lo cual implica un desconocimiento del poder de nuestro movimiento social, que incluso puede evaluarse internacionalmente, cuando vemos que en Argentina aquellos legisladores que votaron a favor de nuestras leyes, y se relanzaron, ganaron con más votos que los que originalmente les habían otorgado un curul, y aquellos que se relanzaron y ganaron, habiendo votado en nuestra contra, lo lograron con menos votos que los que los habían llevado al cargo originalmente”.

Remarca Piermattei que no se debe olvidar la realidad venezolana, la cual es completamente opuesta a la de cualquier otro país del mundo en lo político: menciona la radical división entre oposición y gobierno, hasta el punto de ser irreconciliable y atravesar a todos los sectores de la sociedad, de la que no escapan los movimientos LGBTI. “La rivalidad y el protagonismo son factores de influencia en la escucha de nuestras demandas y propuestas”, reflexiona.

matrimonio igualitario venezuela

LO QUE SE ESPERA

Con tan pocos representantes en la Asamblea Nacional (asumiendo que los dos representantes lleguen al Parlamento), ¿será posible conseguir logros para la población LGBTI? Quiteria Franco es optimista. “Lamentablemente, con la actual asamblea no se logró nada. Esperemos que la renovación de los diputados, el ingreso de personas homosexuales y el resto de diputados que esté abierto al reconocimiento de derechos de LGBTI se unan y decidan trabajar al respecto; indudablemente, comenzaremos a ver progresos. Además, porque ya hay varias obligaciones que cumplir, compromisos asumidos por el estado venezolano tanto en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA y en los diferentes comités de las Naciones Unidas donde Venezuela ha sido evaluada, es decir, el Comité de Derechos del Niño, el Comité para la Eliminación de todo tipo de Discriminación contra la Mujer, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y el Comité de Derechos Humanos. Todas estas instancias han hecho recomendaciones al estado para que legislen sobre discriminación, identidad de género, crímenes de odio y el reconocimiento legal de las relaciones entre personas del mismo sexo.

Piermattei dice que  AC Venezuela Igualitaria apuesta a que los candidatos y candidatas asuman su rol y “continuaremos ejerciendo presión a través de una campaña que relanzaremos próximamente titulada #ReconoceTusAliadxs, la cual busca poner en la boca de todos nuestras demandas, mas allá de las ideologías partidistas”.

Tamara adrián

Para el activista, “Tamara Adrian será un factor importante pero no suficiente, en el contexto planteado. Y esta campaña debe ser apropiada por todos los movimientos que abogamos por nuestras ciudadanías y humanidades, entendiendo que la igualdad legal y plena beneficiará a toda la población LGBTI sin discriminación partidista. Y debemos crear una fuerza mucho mas grande, en función de visibilizar que las leyes que se proponen son el único instrumento posible en el sistema actual, que nos llevará a alcanzar objetivos concretos. Pensando básicamente en quienes no tienen voz porque han sido víctimas de asesinatos, suicidios a consecuencia de la fuerte discriminación, exclusión y opresión que nos hace vulnerables, y dejando a un lado causas individuales y egoístas”.

Así está el panorama en Venezuela. Dos cartas a favor, un activismo dividido, con esperanza y ganas de luchar,  y una homofobia enquistada en el oficialismo.

Comments

comments

1 Comentario

  1. Yo pienso que con tantos problemas que tiene este país, no hay que enfocarse en el capricho de los pargos diversos estos que en realidad, lo único que saben hacer es deformar lo que debe ser una verdadera familia. Si a los hijos los criamos como debe ser, esta pargo-deformación-pseudohumana, no existiera ANORMALES

Dejar respuesta