El Verano llegó temprano a Uruguay y fue muy diverso

0
272

El fabuloso festival Llamale H en su noveno año arrancó ayer con un brindis. Fue una gran noche. Fue una fiesta para y por la diversidad en Uruguay, a través del cine y otros tipos de arte, discusiones sobre la discriminación y debates que antes eran solo silencio. Y Sin Etiquetas estuvo allí.

La comunicadora María Inés Obaldía y el también comunicador y comediante Marcelo “Fito” Galli fueron los anfitriones de la noche, quienes compartieron una gran química. En el escenario estaba presenta una interpretadora de señas, demostrando que realmente se trataba de incluir a todo el mundo.

llamale7

El evento tuvo la presencia de la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, la subsecretaria del Ministerio de Desarrollo Social, Ana Olivera y en representación del Intendente de Montevideo participaron la directora del Departamento de Cultura, Mariana Percovich y la directora del Departamento de Desarrollo Social, Fabiana Goyeneche.

llamale1uruguay

 

MONTEVIDEO DIVERSO

Montevideo

Goyeneche confesó respecto a la pintada de las letras que dicen “Montevideo” en la rambla de nuestra ciudad que estaba emocionada: “Me  cuesta decir y dedicarle atención, pero al otro día tuvimos gente hablando de que estábamos violando la laicidad. Me preocupa un poco la falta de la idea de lo que es la laicidad y de lo que es la diversidad, pero también tengo que decir que celebro que gracias a este tipo de reacciones, confirmamos que hasta las mínimas acciones siguen siendo necesarias y que no solamente estamos en septiembre festejando la diversidad sino reflexionando sobre cuánto hace falta por hacer”.

El festival distinguió al Colectivo Mujeres de Negro por su lucha contra la violencia de género y la discriminación, con una membresia especial a Llamale H, entregada por la decana de la Universidad de Ingenieria del Uruguay y activista de años María Simón.

A partir de ahora todos podemos tener una membresia para contribuir con el festival durante todo el año, de esto y de la nueva guía “Vestidos en el Aula” que está siendo reeditada en estos momentos.

La  directora del festival, Mercedes Martín, habló del afiche que representa al festival este año, la imagen de un bebe. Ella dijo que se había pensado en poner en la portada una familia diversa pero querían integrar a todo tipo de familias, por lo que un bebe era la mejor opción agregando que al verlo las personas se preguntarían quién está detrás de la crianza de este niño o niña.

llamaleh2

 

VERANO

La película comenzó a las 21:00 horas, (gracias a la ayuda de la Embajada de los Países Bajos en Argentina) cuando aparece el rostro de Anne (Sigrid ten Napel) o la “mudita” como la llamaban su hermano y sus amigos, junto a un hermoso diálogo.

El espectador se enamora de la historia. Napel tiene un rostro tan fresco, parece una chica normal, pero a la vez es dueña de una belleza única, de esas que usualmente pasan desapercibidas, pero este no es el caso.

llamale9

 

El pueblo en el que vive Anne está centrado en la central eléctrica, donde todos los hombres del pueblo trabajan, el padre de Anne incluso la nombra al rezar en las comidas.

Es un pueblo realmente machista, donde las mujeres son pensadas como objetos sexuales, o futuras esposas. Si bien Anne trabaja, jamás se pensaría en que ella pudiera laborar en la central eléctrica junto a su padre, ella tan solo sirve sus almuerzos.

Su familia es muy feliz, pero su madre no lo es tanto, según Anne extraña a su pueblo, y piensa que la energía de la central eléctrica causa todos sus problemas de salud, y la discapacidad de su hermano menor.

Una escena en la playa destaca en particular cómo los jóvenes pueden crearse un mundo aparte del triste y gris paisaje que rodea a los adultos donde la violencia y abusos contra las mujeres son la norma del día. Le da al espectador la sensación de estar viendo una escena de la película Woodstock por la libertad y la sexualidad que viven los jóvenes, en la cual Anne es besada por uno de sus amigos, y ella corre hacía el agua, nadando hasta el medio del mar.

La introducción de Lena (Jade Olieberg) fue muy bien hecha. No fue rápida, se le ve primero sin verse. Aparece tan solo su silueta seductora en la motocicleta que pasa por la estación de servicio donde trabaja Anne.

Su prima es prácticamente una santa, reza todos los días, e incluso se pincha los dedos para utilizar la sangre y ponerla en los ojos de sus figuras de vírgenes, para que parezca que ellas lloran sangre por sus pecados. Su vida familiar es complicada, ya que su padre golpea a su madre, y no puede hacer nada al respecto.

La película (dirigida por Colette Bothof, cuyo guión fue escrito por Marjolein Bierens) trata con todos los temas, alegres, y los más tristes, desde el suicidio hasta la violación de una muchacha y sus consecuencias. Pero lo que más se resalta es cuando Lena conoce a la familia de Anne. En el pueblo las personas afroamericanas no son bien recibidas. Algo realmente increíble ya que su raza pasa completamente desapercibida, hasta que vemos las caras de los padres de Anne, y el asombro de su hermano y amigos. Con tan solo una vista, Anne supo que tenían que irse.

Agnes es un personaje que brinda el alivio cómico a la película. Es una madre adolescente que lo único que hace es hablar sobre su parto, y lleva a su hija Natasha a todos lados, hasta al club bailable del pueblo.

La historia de amor entre Anne y Lena comienza con lenta ternura, y un lenguaje lleno de poesía, para luego ir a la rápida velocidad de la motocicleta de Lena cuando recorren las calles del pueblo y sus cabellos vuelan en el viento.

Una gran historia de amor, que no se centra en las protagonistas, lo que hace que el mundo que las rodea se convierta en un escenario si bien hostil, perfecto para demostrar que el amor triunfa, aún en las peores circunstancias.

Dejar respuesta