La orientación invisible: La asexualidad

0
1538

Si empiezas a leer esto porque tienes dudas sobre qué es la asexualidad o si realmente existe, mi trabajo con esta nota es que termines de leer y estés convencidx de que sí existe y no es una enfermedad o un trastorno sexual.

Vamos a ir por partes. Existen muchos mitos relacionados a esta ausencia de atracción sexual, que es el núcleo de la asexualidad.

Entiendo que para muchos pensar que alguien podría no interesarse en sexo es casi como pensar que a alguien podría no interesarle la comida. Sí, somos seres sexuales, desde que nacemos se nos bombardea con sexo en los medios de comunicación. No solo nos explican que es una necesidad fisiológica, sino que la misma teoría de la evolución y la supervivencia tienen que ver con que tengamos cuerpos con la capacidad para procrear…. Claro que esto invisibilizaría orientaciones como la homosexualidad, pero ¡vamos!, vivimos en un mundo heteronormativo, así se nos presenta la realidad.

Para lxs que no han conocido a ningún asexual puede parecer que no existen, o que son una suerte de “unicornio” dentro de la comunidad LGBT, pero la verdad es que se estima que los asexuales conforman cerca del 1 % de la población. En mi opinión, es muy probable que en realidad sea un número más alto, ya que muchas personas pueden ser asexuales sin realmente identificarse con esta etiqueta. Otras pueden pensar que tienen una enfermedad o se fuerzan por encajar en alguna otra orientación a pesar de la incomodidad que les genera tener que involucrarse en actividad sexual.

Ah, sí: las personas asexuales pueden tener sexo. No tienen ninguna disfunción sexual, pueden tener erecciones o lubricación. No existe nada malo en su anatomía que les impida tener sexo, solo no les llama la atención. Incluso, muchos asexuales mantienen relaciones sexuales por presión social de sus parejas o porque piensan que deben encajar y que algo malo les sucede.

En un estudio publicado en Archives of Sexual Behavior, encontraron que los asexuales reportaban significativamente menos deseo sexual y menos excitabilidad que los no-asexuales. Sin embargo, no difirieron en sus puntuaciones en su deseo por masturbarse. En este estudio, la mayoría de asexuales se masturbaba como una forma de exploración, más que por deseo sexual. Sin embargo hay asexuales que lo disfrutan: simplemente su deseo sexual no está orientado hacia otras personas.asexual1

¿Qué NO es la asexualidad?

Para aclarar mejor el término, existen otras condiciones que muchas veces se confunden con asexualidad.

El celibato es la decisión de no mantener contacto sexual, pero no quiere decir que no se tenga deseo sexual. Un asexual no elige no tener atracción sexual, mientras que una persona célibe sí elige no tener sexo por motivos religiosos o para prevenir embarazos o enfermedades de transmisión sexual, pero no deja de tener una orientación sexual.

No tener relaciones sexuales no te hace automáticamente asexual, ya que no es un estado, sino una orientación. No por dejar de tener sexo dejas de ser homosexual, bisexual, pansexual o hetero. No funciona así. Así como dejar de creer en los hombres no te hace ser lesbiana (“ni más con los hombres, me volveré leca”), dejar de tener sexo no te hace asexual. Ejem.

En psiquiatría existen dos diagnósticos que muchas veces son confundidos con asexualidad: el trastorno de aversión sexual y el trastorno de deseo sexual hipoactivo. Ambos hacen que las personas eviten tener relaciones sexuales, pero tienen causas diferentes. La aversión tiene que ver con una respuesta ansiosa a la posibilidad de mantener relaciones sexuales… y el trastorno de deseo sexual hipoactivo… pues me parece que es un intento de poner en el estatus de trastorno a una simple baja en el deseo sexual que se puede dar por múltiples factores (como el hormonal). Pero bueno, así son los psiquiatras.

¿Desbalance hormonal?

Muchos asexuales pasan por el médico para hacerse pruebas hormonales y encuentran que todo está dentro de lo normal. Otros incluso pasan por terapia hormonal para otras condiciones y no sienten un cambio en su orientación sexual.

En general, las personas asexuales no experimentan signos de un desequilibrio hormonal (pérdida de cabello, disfunción eréctil, depresión, sofocos, etc.), por lo que incluso cuando no han sido examinados específicamente por este tema, si tienen signos de un estado de salud normal pueden estar seguros de que sus hormonas están en orden.

Además, la pérdida de interés sexual debido a un desequilibrio hormonal suele ser repentina, mientras que una persona asexual normalmente nunca ha experimentado atracción sexual durante toda su vida.

Ya… ¿pero es normal?

Sí, sí y sí. Incluso (como la homosexualidad) ¡existe en animales! Una investigación del 2004 publicada en Endocrinology analizó el comportamiento sexual de las ovejas. Además de demostrar que cerca del 8 % mostraba comportamiento homosexual, encontraron también que el 3 % de las ovejas no mostró interés sexual en ovejas de ningún género. Y esta orientación se mantuvo estable luego de un año, cuando volvieron a hacer las pruebas.

Como cualquier otra orientación, los asexuales nacieron y se desarrollaron de esta manera. No es una elección, tampoco es una fase. Alguien que es asexual no es así porque está en una suerte de inmadurez sexual, sino que simplemente no se sienten atraídx por nadie.

Ah, y no tiene nada que ver con el género: una persona cis o trans puede ser asexual. La asexualidad no hace que las personas tengan un género neutro, pero hay personas de género neutro o fluido que son asexuales.

No es una fase, no es un trastorno, no es un mito: existen.

Dejar respuesta