Grey’s Anatomy regresó para contar una triste historia que todos conocemos

0
939

Luego de la muerte del querido personaje “McDreamy”, Shonda Rhimes creadora de la serie debía comenzar su 12º temporada con algo fuerte, para hacerle recordar a la audiencia la magia que el resto del elenco puede realizar.

El episodio se centró en la recuperación de dos jóvenes que fueron atropelladas por un tren, dos amigas, Jessia y Aliyah, que en realidad mantienen una relación en secreto.

Se encuentran en ese lugar para poder estar juntas para siempre, ya que los padres de una de ellas la iban a enviar a un campamento donde “arreglan a las niñas que tienen eso”, de acuerdo a la madre de la chica. El padre de Jessica la gran mayoría del episodio tan solo sigue a su esposa sin opinar.

Del otro lado de este romance esta Aliyah con su padre viudo, quien no tenía la menor idea de que su hija estaba en una relación lésbica, pero que a diferencia de la madre de Jessica, él solo quería saber cómo iba a estar su hija, y de hecho aceptó sin críticas la sexualidad de su hija, cuando Jessica le pide que le lea una carta a su amada.

La madre de Jessica tiene más que problemas de homofobia y también es increíblemente racista. La doctora Maggie Pierce –afroamericana–, sufrió el maltrato de la mujer varias veces, entre ellas cuando no pensó que podía ser la cirujana que salvaría la vida de su hija, y cuando luego pensó que fue ella la que llamó a los servicios sociales por los intentos de la madre de llevar a su hija a ese “campamento”, cuyos representantes aparecen en medio de la noche y literalmente te roban de tu propia cama, una verdadera pesadilla. Quien realmente los llamo fue la doctora Callie Torres, quien al ser lesbiana comprende perfectamente la situación de las chicas.

Ellas sufrieron graves heridas, pero no querían morir, tan solo querían estar juntas, algo imposible, si seguían por el camino que iban.  Es un episodio poderoso y muy fuerte, donde una vez más nos enseñan cómo se debe tratar esta temática, dándole la sensibilidad  y respeto que se merece.

VER: La carta de Leelah Alcorn que todo padre debe leer

No puedo evitar pensar que este primer episodio fue un pequeño homenaje a Leelah, la adolescente que se lanzó frente a una camioneta el diciembre pasado. Su último pedido fue que arreglaran la situación de la comunidad trans, y la de los LGBT en general.

Dejar respuesta