Obispo mexicano apoya a sacerdote polaco que salió del clóset

0
683

Seguro no es el único, pero alzó su voz solidaria. El obispo mexicano Raúl Vera expresó su apoyo al teólogo del Vaticano, Krzyszof Charamsa, quien reveló en público su homosexualidad y provocó una crisis en la Curia Romana.

En entrevista con Notimex, Vera consideró que la revelación de Charamsa puede ayudar al diálogo entre la Iglesia y la comunidad de homosexuales.

El obispo mexicano viajó a Roma para participar en el encuentro “Ways of love” (Caminos de amor), organizado por la Red Global de Católicos Arco Iris, un colectivo que vincula a 13 organizaciones de homosexuales de diversos países: “La Iglesia no puede ponerse del lado de las fobias, no más. No se puede seguir en esta posición, en la edad media, de andar quemando brujas”.

Charamsa y pareja

Y agregó: “Una persona homosexual que de por sí sea pecadora, nunca. Porque pecadores podemos ser incluso los obispos”.

Para Vera, todos los grupos que han sufrido exclusión están haciendo valer su dignidad: las mujeres, los indígenas, los migrantes y los integrantes de la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y personas Transgénero (LGBT).

Esa situación, en su opinión, es un “signo de los tiempos”, que teológicamente significa que Dios se manifiesta a través de todas estas personas.

“Nosotros debemos tener un diálogo, debemos cambiar nuestra actitud hacia esas comunidades. Yo soy testigo de su sufrimiento en mi diócesis, hemos comenzado a trabajar con ellos porque vimos todas las cosas que sufren y esto no es cristiano”, sostuvo.

“No solo son las personas homosexuales las que piden un trato distinto, son tantas personas de la sociedad que dicen cómo es posible que la Iglesia se comporte así”, sostuvo, tras remarcar que Charamsa “favoreció” el diálogo entre la Iglesia y los homosexuales con su “salida del clóset”, antes de sostener que solo pudo haber hecho daño a aquellos que tienen “fobias en la cabeza”.

obispo

Vera constató que Charamsa “dijo lo que en conciencia pensaba”, y estableció que los grupos de homosexuales han hecho un esfuerzo para hacer llegar su palabra al Sínodo, porque cuando se habla de la familia se sienten también involucrados y “tienen derecho”.

“Si existen personas que son humilladas, que son condenadas, que son expulsadas también de sus familias y no son bien vistos por tantos católicos, yo creo que la Iglesia –y lo dijo el Papa Francisco- debe ser una casa de puertas abiertas”, enfatizó. Y consideró que la Iglesia no puede alimentar la homofobia o transfobia.

Vera también pidió que la Iglesia se acerque a “los aspectos de la ciencia en el caso de la homosexualidad”.

El obispo mexicano se mostró a favor de las uniones legales entre personas del mismo sexo, porque “no se les puede dejar sin una protección de la ley”, aunque reconoció que no se animaría a solicitar que estas parejas obtengan el sacramento del matrimonio.

“Cuando nos endurecemos, sobre todo ante la gente marginada y maltratada, quedamos mal, no con las personas de la comunidad homosexual, sino con muchísima gente que entiende de derechos humanos y de dignidad de la persona”, finalizó.

¿Qué les parece esta opinión? Seguro que muchos piensan como él.

Dejar respuesta