En Bolivia, las parejas de gays o lesbianas no existen como familia. Son invisibles para el Estado. A la par, la agresión contra la comunidad LGBT es un tema pendiente y preocupante: el 80% de los entrevistados para un estudio de 2014 declaró que han sido agredidos verbalmente, físicamente o psicológicamente por un policía. La población LGBT no confía en esta institución y no denuncia los abusos, según el informe de 2014.

El mismo informe advierte que actualmente el derecho a formar una familia para las parejas conformadas por personas del mismo sexo” es una necesidad” y hay un vacío legal por las siguientes razones: “no se les brinda el derecho a la consulta sobre decisiones médicas cruciales de la pareja, no son herederos legítimos entre sí, no se le extiende beneficios de seguro de salud, pensión y demás a la pareja del o la asegurado(a)”. 

Por ello, la Asociación Civil de Desarrollo Social y Promoción Cultural “Libertad” (Adesproc), plantea, junto a otras organizaciones, un proyecto de ley para la creación de una institución análoga al matrimonio que sea reconocida y protegida legalmente por el Estado.

Alberto Moscoso, de Adesproc, dice a Sin Etiquetas, que “la Constitución nos pone el candado en el artículo 63 que dice que solo hombres y mujeres pueden casarse o realizar una union libre. Por ello, nosotros trabajamos durante el proceso del Código de las Familias y negociamos un artículo transitorio que insta a la Asamblea Plurinacional a generar leyes en favor de las familias desprotegidas y/o las que no se encuentran protegidas por el Estado Boliviano”.

Moscoso indica que así es como han querido adelantar el trabajo “porque sabemos que ellos no lo harán (los legisladores) y ahí nace el AVF que es el Acuerdo de Vida en Familia”, el cual tiene las mismas particularidades jurídico legales del Matrimonio y la Unión Civil, excepto en el tema de la adopción.

¿Se aprobará en el Congreso? Moscoso espera que así sea: “De todas maneras hay un tiempo de 15 días hábiles para que nos respondan y estaremos esperando. Dependerá de cuál sea la respuesta para armar nuestras estrategias mediáticas”.

“El derecho a formar familia es un derecho universal ratificado no solamente en la Constitución, sino también en tratados internacionales que el Estado boliviano ha ratificado“, sostiene Moscoso.

LO QUE SE ESPERA

Una encuesta de 2011 a cerca de 700 miembros de la comunidad LGBT en Bolivia reveló que más del 70% de los entrevistados tiene la voluntad de reconocer legalmente su unión civil, identificando que es una prioridad legal y “por ende hay un vacío jurídico en la legislación boliviana; que discrimina a la población con diversa orientación sexual con respecto al derecho a formar una familia y de todos los derechos que acarrean los mismos”.

Matrimonio Bolivia

CON ESPERANZA

El Colectivo Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual (LGBT) presentó la iniciativa la semana pasada ante el Defensor del Pueblo y simultáneamente en la Cámara de Senadores de la Asamblea Plurinacional, y brigadas parlamentarias de cada departamento.

Se estima que el 3% de la población boliviana es LGBT, pero esta cifra podría ser mucho mayor si se considera que gran parte de hombres y mujeres vive en el clóset para evitar la discriminación.

La propuesta está amparada en la Constitución Política del Estado, la Ley 045 en Contra del Racismo y Toda Forma de Discriminación y el Código de Familia Ley 603.

El representante del Defensor del Pueblo en Cochabamba, Andrés Cuevas, afirmó que esta propuesta debe ser tomada en cuenta por las autoridades nacionales.

El anteproyecto fue elaborado con base en “cuatro instrumentos internacionales en el marco de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y siete en el marco de la Organización de los Estados Americanos  (OEA) suscritos por Bolivia con el fin de proteger los derechos humanos de la población LGBT”, indica Adesproc.

 Foto: Carina Flores. El Visor Boliviano

Comments

comments

Dejar respuesta