Edson Hurtado: “Las manifestaciones de odio en Bolivia han disminuido”

0
489

Fotos: Renzo Salazar 

Mientras en Bolivia se discute la posibilidad de implementar una figura parecida al matrimonio gay que recibe el nombre de Acuerdo de Vida en Familia, Edson Hurtado, escritor e investigador, analiza lo que pasa en su país. El autor del famoso libro “Ser gay en tiempos de Evo” llegó a Lima y conversó con Sin Etiquetas sobre lo que justamente es ser gay en los tiempos de Evo Morales, el mismo presidente que en 2013 dijo que hay gays porque los pollos tienen hormonas femeninas.

Edson Hurtado se acerca a los 40 años, pero no lo parece. Ha sentido la discriminación, pero se considera un hombre con suerte. Hoy trabaja en el Ministerio de Cultura, y puede decir que ser gay en los tiempos de Evo no es tan malo como algunos piensan. Su tono de voz es pausado, sus maneras son delicadas y en sus palabras “hay esa sensación de calidez y confianza que se gana con una sostenida presencia gracias a las redes sociales”, espacios donde justamente lo conocimos y es muy activo.

¿La discriminación y la homofobia han disminuido en tu país?

–Hay un espacio que se ha construido en Bolivia para la discusión. Las manifestaciones de odio en Bolivia han disminuido. Me atrevería a decir que ha ocurrido lo mismo con los crímenes de odio y que ya hay espacios para discutir sobre derechos civiles e igualitarios.

Edson Hurtado 4

¿El presidente Evo Morales tiene hoy una política de apertura al tema LGBT?

–En el Gobierno de Bolivia hay un silencio prudente que políticamente es válido. El gobierno representa a una sociedad que tiene preconceptos y diferencias con el colectivo LGBT. Pero hay espacios dentro del gobierno que no necesariamente son el presidente Evo Morales, quien por cierto ha manifestado su deseo de respetar a las minorías.

A pesar de haber dicho que consumir pollo nos hacía un poquito gays

-Sí (risas)… Pero hay espacios para discutir y dialogar, algo que no había antes. 

✰✰✰

El libro de “Ser gay en tiempos de Evo” se publicó en 2011. La obra, que ya fue traducida al inglés, reúne relatos de gran valor periodístico e histórico. Desde entonces, hasta la fecha muchas cosas han cambiado. Al menos, en Bolivia.

Ver  Ser gay en tiempos de Evo o una radiografía de la población LGBT en Bolivia

Libro Evo Morales

¿Hay un liderazgo LGBT? Entiendo que hay personas que están ocupando cargos públicos.

-Tenemos un diputado abiertamente homosexual, como Manuel Canelas que además goza de la confianza del presidente. Yo trabajo en el Ministerio de Cultura y Turismo, en una posición importante. Y hay muchas personas participando. Esto muestra una apertura, un cambio. 

¿Cómo afrontaste la discriminación?

–Yo he tenido suerte, pero la discriminación siempre está y se da de diversas maneras. Siempre me he concentrado en mi trabajo. 

Al entrar al gobierno, ¿cómo afrontas el hecho de ser abiertamente gay?

–De una manera sencilla. Cuando me convocan yo dije: “Soy gay y por trabajar en el gobierno no voy a dejar de serlo”. 

El libro ha tenido un gran impacto en la región y en el mundo. Le das visibilidad a Bolivia y a la lucha LGBT. ¿Cómo evalúas tú esta contribución por exponer lo que pasa en tu país?

–El impacto es positivo e importante para visibilizar la problemática en Bolivia. Ayudó a entender el colectivo histórico hasta conseguir los logros, pero entender también que hay pasos hacia atrás y retrocesos. Y ha sido un libro que ya está en inglés, y hay gente interesada. Creo que hay una posibilidad de discutir y profundizar. Hay muchos líderes que están haciendo actividades y publicaciones, y todo eso me hace ver que estamos en una gran etapa de cambios.

¿Los espacios de diversión se han ampliado para la comunidad LGBT?

-Hay bares para lesbianas, gays y trans, sobre todo en Santa Cruz, donde deben haber unos 10 antros. Yo veo allí un fenómeno interesante. Los bares de ambiente o boliches están cerrando por una razón muy curiosa: muchos de los otros bares se han vuelto gay friendly. Eso está ocurriendo en la ciudad. 

Están saliendo del gueto que es este circuito de discotecas de ambiente…

–Así es. Se han abierto y son amigables. 

¿Y ya podemos ver por las calles de Santa Cruz o La Paz a parejas LGBT expresando su afecto?

–En algunos casos hay rechazos, en otros no. La Paz puede ser más abierta. Santa Cruz es más conservadora.

¿La iglesia tiene un papel determinante?

-Tiene un peso más grande, sobre todo si consideramos que el Papa ha estado hace unos meses. Las autoridades son muy católicas, van a misa, y respetan lo que dice la Iglesia, pero creo que, a pesar de ello, hay nuevos espacios para el diálogo.

Compartir
Artículo anteriorGanadores del Nobel de la Paz deben abolir homofobia
Artículo siguienteRompen el silencio: Ser LGBTI en los pueblos indígenas, doble discriminación
Mi primer blog fue verde y era sobre ser lesbiana en Lima. Varios años después regreso a una temática que pensaba cerrada con el objetivo de hacer realidad un sueño: un medio LGTBIQ. Soy periodista desde los 17 años y ya cumplí 42. Soy profesora universitaria, adicta al café, mamá de gatos y perros, lectora desesperada e insomne. Soy la directora de ClasesdePeriodismo.com, consultora en social media, estudiante crónica y amenazo -para no perder la costumbre- que ya voy a dejar el periodismo para fundar un bar. Amo Chorrillos, y tengo la suerte de haber regresado al barrio para mirar el mar cada mañana.

Dejar respuesta