Tamara Adrían: “El desarrollo económico se ve impactado negativamente por la exclusión”

0
124

Por Esteban M. Marchand

Durante el Cóctel Informativo para Líderes LGBTI y sus aliados que se realizó en el marco de la Junta de Gobernadores del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Lima, varios activistas se reunieron con representantes del Banco Mundial para informar y discutir por qué el desarrollo económico no puede ir desligado al reconocimiento de derechos humanos, entre ellos los de la población LGBTI, que es uno de los grupos más vulnerables.

La activista venezolana Tamara Adrián participó del evento y pudimos conversar sobre cómo el modelo económico de los países latinoamericanos no se da cuenta que pierde capital humano y retrasa el progreso al no incluir a toda la población. Además, contó cómo realiza su campaña para llegar al parlamento venezolano como la primera mujer trans electa.

¿Por qué es importante que el desarrollo económico vaya de la mano del reconocimiento de derechos?

-Sin posibilidades de dejar atrás aquellos obstáculos que impiden el desarrollo individual y el desarrollo colectivo de ciertos grupos, no puede haber inclusión. Me refiero a personas vulnerables y a personas vulnerabilizadas. Son dos categorías, para mí, distintas. Personas vulnerables son niños, adultos mayores, personas con discapacidad, que por su misma circunstancia personal tienen una situación de estar en vulnerabilidad con respecto a otras. En cambio, las personas vulnerabilizadas son aquellas que, por prejuicios, quedan excluidas del desarrollo debido a las presiones sociales, aquí están las personas de razas o etnias no dominantes, las personas de nacionalidades distintas, las mujeres y las personas LGBTI. En estas circunstancias, lo que hay común es que esas personas no tienen menos capacidades, tienen todo lo necesario para desarrollarse plenamente como seres humanos, pero la sociedad se lo impide.

¿No es perder capital humano que podría servir para el desarrollo económico?

Por supuesto, y en consecuencia el desarrollo económico se ve impactado negativamente por la exclusión y se ve impactado positivamente por la inclusión. Lo que hay que hacerle entender a los países es el costo económico de la exclusión y del prejuicio. Hay que cuantificar ese costo para decirle: mira esto está impactando en tanto por ciento en tu producto bruto interno por año, esa es una vía para convencer a los Estados que para lograr una mejor producción y desarrollo hay que hacer una sociedad más inclusiva y que supere los prejuicios.

¿Qué piensas de que se realice en Perú una cumbre de este tipo justamente en un país que no cuenta con leyes básicas para la comunidad LGBTI?

-Pones tu dedo en uno de los temas más importantes del desarrollo. No  puede haber inclusión sin desarrollo económico. Lo que ha habido es desarrollo sin inclusión, el riesgo es que las personas recién incluidas son vulnerables a cualquier crisis económica que se pueda presentar. Existen ciclos económicos que necesariamente ocurren, de expansión y de recesión. El político malo es aquel que gobierna en un periodo de recesión. Básicamente, porque no hay un plan de mantenimiento, se privilegia el crecimiento económico sin hacer que este se revierta en una inclusión y reducción efectiva de la pobreza. Cuando el Banco Mundial asume como meta para el 2030 acabar con la pobreza extrema las metas deben incluir aquellos que están excluidos.

tamara adrian

CAMPAÑA ELECTORAL

¿Cómo van los preparativos para la campaña como la primera candidata a diputada trans en Venezuela?

-Estamos trabajando fuertemente en los barrios más pobres y la acogida ha sido muy importante. Mi campaña no puede estar centrada únicamente en el tema LGBTI porque yo soy candidata de todos y todas. Soy candidata para todo el mundo y debo de hablar de todos los temas. Estoy ofreciendo una ley contra la discriminación, que no existe en Venezuela, una ley de derechos de pareja y un proyecto de ley de identidad de género. También estoy ofreciendo programas de inclusión social y modificar el sistema legislativo nacional para promover un desarrollo económico con inclusión social.

¿El hecho de ser una mujer trans ha afectado de manera negativa tu campaña?

-Solamente he tenido una oposición de 2% o 3%, lo cual para un político es mínimo, que básicamente ha venido de grupos religiosos extremos. También, hay gente del gobierno actual que piensa que les estoy quitando una bandera. La verdad que me parece muy loco, porque si después de 17 años no ha habido ningún tipo de avance en el tema LGBTI, ¿qué bandera les estoy quitando? Solo les estoy diciendo: si ustedes no hicieron nada, entonces déjenme hacerlo a mí.

¿Hay una mayor apertura de parte de la sociedad?

-La sociedad venezolana está mucho más madura que sus dirigentes políticos, los estudios demuestran que a la pregunta de si uno tiene algo contra la población LGBTI, el 85% dice que no. Todavía hay mucho por hacer pero al menos -según esa estadística- no habría homofobia si no solo en un 15% de la población. Lo cierto es que la sociedad venezolana es mucho más receptiva e inclusiva, es mucho más abierta de lo que sus dirigentes quieren.

Comments

comments

Dejar respuesta