Jessica Jones de Marvel la primera gran heroína queer

2
1540

En el panel de la nueva serie de Marvel destaca Jessica Jones. En la Comic Con de Nueva York, que por cierto estaba lleno de fans esperando noticias sobre la anticipada serie que se estrenara en Netflix el próximo  20 de noviembre, el público recibió dos sorpresas: el primer episodio y a su protagonista, interpretada por Krysten Ritter (Breaking Bad, Don’t Trust the B in apartment B), teniendo sexo al estilo “perrito”.

La audiencia se vio asombrada por la honesta representación del sexo y la sexualidad, ya que no es algo normal para el mundo de Marvel, que usualmente elogia lo heterosexual e inocente en las raras ocasiones en que se atreven a ser sexuales.

Este es el momento en que debo advertirles sobre los SPOILERS de la serie.

Jeri Hogarth, interpretada por Carrie-Anne Moss, es una poderosa abogada que contrata a la protagonista Jessica (una detective que tiene fuerza súper humana) para darle una citación al dueño de un club que está muy bien cuidado. Mientras las mujeres hablan sobre el trabajo podemos ver a una jovencita que se acerca detrás de Jeri y comienza a morder su cuello. Luego de unas escenas nos enteramos que Jeri de hecho le está siendo infiel a su pareja femenina.

Luego conocemos a una posible exnovia de Jessica, llamada Trish, que si bien no se dice exactamente, la química entre ellas denota un pasado amoroso importante, mucha melancolía en sus miradas, pero a pesar de que Jessica alejó a Trish debido a sus problemas interiores, se ve la bondad de Trish al darle el dinero que Jessica está necesitando.

Es un verdadero hecho histórico para Marvel Cinematic Universe, ya que nunca ha mostrado un personaje abiertamente lésbico, los únicos personajes no heterosexuales en el mundo compartido de Marvel han aparecido en un episodio reciente de Agents of S.H.I.E.L.D. y un corto en Blu-Ray que muestra al villano del Iron Man 2 de Sam Rockwell aludiendo que tuvo sexo en prisión.

krystenritter1

 

UNA MIRADA DISTINTA

Además de ser importante por el solo hecho de tener mujeres fuertes, y abiertamente lesbianas, es refrescante ver como los personajes queer de Jessica Jones tienen relaciones serias que no son usadas para el alivio cómico usual. Sus relaciones son integrales, y forman gran parte de su vida. Se puede ver la tristeza, dulzura y sutileza con la que se trata la temática queer, cosa que en otras series es imposible de ver.

Lo que no fue para nada sutil fue la escena sexual que tuvo Jessica con Luke Cage (Mike Colter), un súper humano fornido (que aún no es revelado como tal) que tendrá su propia serie en Netfilx. Jessica sintiéndose un poco triste entra a un bar, e intenta coquetear con Luke, luego de un vaivén verbal terminan en la cama del caballero, Jessica estando debajo de él. Ella lo alienta, y él le advierte que quizás no esté preparada para eso, ella insiste que sí. Entonces el la da vuelta y la toma por detrás, mientras la cámara se enfoca en su cara apasionada. Con esta escena vemos a una mujer estando en control de su propia sexualidad, sin disculparse por ello, algo que rara vez se ve en un show de súper héroes, es la realidad del sexo, algo que le encanto a la audiencia de Comic Con.

Jessica Jones es una serie arriesgada por su presentación de una mujer poderosa e independiente, dueña de su sexualidad, y por su tratamiento real sobre las relaciones queer, y las relaciones sexuales, pero también lo es por una razón que será un poco más controversial cuando la serie se estrene. Existe una subtrama en la que dos personajes descubren que han sido violadas por el mismo hombre, se ven conversaciones reales sobre el tema de la violación, y el estrés post traumático que viene luego de un hecho tan horrible. Charlas que no son normales para una serie de Marvel, o para cualquier serie.

Cuando se trata de superhéroes queremos verlos salvando y protegiendo a la gente, no queremos ver la triste realidad que afrontaron esas víctimas, al hablar de la violación de dos personas y los traumas que eso conlleva. Jessica Jones se separa de la competencia, al mostrarnos la realidad que quizás no queremos ver.

Dejar respuesta