Toni Reis: Tenemos que disputar con los fundamentalistas y conservadores nuestras agendas

0
102
TONI - CURITIBA - 25/01/2012 - PARANA - Toni Reis , presidente da ABGLT ( Associacao Brasileira de Gays , Lesbicas , Travestis e Transformistas ) . Foto - Antonio Costa / Agencia de Noticias Gazeta do Povo

Toni Reis es un activista LGBT de Brasil. Tiene 51 años y está casado con el británico David Harrad desde 1990, aunque su unión fue oficializada en 2011.

Ambos fueron de los primeros hombres en registrar la llamada unión estable homoafectiva después que la Suprema Corte brasileña la aprobó en 2011. Además, fueron también una de las primeras parejas que pudieron adoptar niños en su país.

Participa de la ILGA desde la conferencia mundial realizada en Viena en 1989. Fue presidente dos veces de la Asociación Brasileña de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Travestis y Transexuales (ABGLT), y actualmente es secretario de educación de la asociación. También participa de la Asociación por Salud Integral y Ciudadanía en América Latina y Caribe (ASICAL).

Familia toda na Rua XV

¿Cómo se realiza la lucha por conseguir el matrimonio igualitario en Brasil?

-La lucha por el matrimonio igualitario en Brasil sigue en el Legislativo. En 2011 conseguimos en la Suprema Corte el derecho de unión estable, y en 2013 el Consejo Nacional de Justicia aprobó el matrimonio civil entre personas del mismo sexo en todo el país.

¿Cómo ves a la sociedad brasileña frente a temas como el matrimonio igualitario y la adopción conjunta?

-La sociedad brasileña, como la latinomericana en general, tiene resistencia. Según encuestas, en 1993 teníamos un 7% de apoyo, hoy llegamos a un 52%. Ya tenemos la mayoría.

¿Es Brasil una sociedad homofóbica? ¿Transfóbica?

-Brasil tiene una fama de ser muy liberal. Somos un país con población grande, más de 200 millones de habitantes. Según la encuesta Datafolha, un 25% de los brasileños se consideran homofóbicos y transfóbicos, un25% son neutrales y un 50% nos respetan. Pero hay muchos asesinatos de personas LGBT, más de 300 por año, según el Grupo Gay da Bahia y también según la Secretaría de Derechos Humanos del Gobierno federal.Una gran parte de ese 25% son homofóbicos y transfóbicos y están ligados al fundamentalismo religioso, principalmente evangélicos y católicos ultra conservadores.

¿Qué políticas se deben implementar en Brasil para que la población LGBT esté más protegida?

-En el Legislativo es necesario criminalizar la LGBTfobia, así como ya lo está el racismo y el machismo. En el Ejecutivo tenemos que impulsar la educación por el respeto a la diversidad sexual. Este año tuvimos  una derrota muy grande con el plan nacional y los planes provinciales y municipales de educación, con la retirada de las palabras género, orientación sexual e identidad de género, debido a presión de las fuerzas fundamentalistas mencionadas arriba. En el campo de la salud, estamos bien, tenemos un plan nacional de salud integral LGBT, inclusive para las personas trans masculinas y femeninas.

milia toni

Has sido candidato a diputado provincial, ¿se necesita que los LGBT pasen de la sociedad civil a ocupar cargos de poder y toma de decisiones? ¿Por qué?

-Fui candidato a diputado provincial, pero no gané. Conseguí  3671 votos. Para ganar en Brasil se necesita mucha plata, y los militantes no tienen. Sí, es importante tener personas LGBT en cargos de poder porque tenemos que disputar con los fundamentalistas y conservadores nuestras agendas.

¿Qué pueden aprender otras regiones de América Latina que no tienen tantos avances como Brasil en derechos LGBT?

-Creo que en Brasil tenemos como 30 organizaciones LGBT nacionales, y más de 500 organizaciones LGBT provinciales y municipales. Tenemos más de 200 marchas LGBT todo año. Estamos muy activos en el PoderEjecutivo y Judicial. Es fundamental la organización y la visibilidad para conseguir derechos y mantenerlos.

¿Qué le dirías a los jóvenes latinoamericanos que aún no se animan a participar más activamente en la política?

-Es muy importante la organización. Ninguna persona se libera sola. Ninguna persona libera a otra persona. Nosotros nos liberamos colectivamente, en organizaciones. Por eso es muy importante abarcar todos los tipos de activismo: presencial, virtual, académico, artístico, de izquierda, social-demócrata y derecha… Hay LGBTfobia y discriminación para todos y todas, no necesitamos pelear entre nosotros. Nuestros adversarios son los conversadores y fundamentalistas.

Dejar respuesta