Cathy Figel, una educadora lesbiana, sufrió ofensas debido a su orientación sexual durante trece años. La historia es indignante. De acuerdo con el diario La Opiniónun estudiante la agredió, su auto fue vandalizado, la excluyeron de un programa académico y no la defendieron sus jefes.

Ante esta situación, Figuel procedió a presentar una demanda de 12 millones de dólares contra el Distrito Escolar de Los Ángeles (LAUSD).

Figel, quien fue profesora de la secundaria Marina Del Rey, en el oeste de la ciudad, afirma que el maltrato jamás se detuvo, ya que los directivos del plantel no la protegieron adecuadamente.

La profesora indicó que fue sometida de manera constante a un ambiente de trabajo inseguro y hostil, que incluía lenguaje antigay, insultos de los alumnos y exclusión de un programa de ciencias. La querella data de 2014.

“Aunque ella reportó estos incidentes a la administración de la escuela y a la junta escolar del LAUSD en varias ocasiones, nada se hizo para hacer frente a los agravios y poner fin a la discriminación y el acoso”, indica un comunicado de sus abogados, el bufete jurídico Sawkins & Albert LLC.

A Figel incluso se le pidió no identificarse abiertamente como lesbiana.

EL RETIRO

Figel se retiró de la docencia: “La enseñanza es la pasión de mi vida, pero ya no era capaz de impartir clases con seguridad”, le dijo al diario, tras comentar que sabe bien lo que un niño siente al ser insultado en la escuela por ser diferente

Los abogados del LAUSD han negado todas las quejas de la educadora.

“El Distrito [escolar] no está de acuerdo con los alegatos o caracterizaciones de las acciones y por eso está defendiendo enérgicamente esta demanda”, indicó Mónica Carazo, vocera del organismo.

Para el Sindicato de Maestros de Los Ángeles (UTLA), la demanda de Figel es importante porque lucha por ofrecer un ambiente de trabajo y de aprendizaje seguro para la comunidad gay en las escuelas.

Figel aseguró que no bajará los brazos en su lucha por defender a la comunidad gay: “Siento que debo hacer mi mejor esfuerzo para ayudar a los niños que son como yo».

Un artículo de 1998 en Chicago Tribune da cuenta de que Figel fue una de las primeras profesoras en declararse lesbiana y afrontar los prejuicios. En 2001 se conoció de una gran movilización para apoyar a los docentes LGBT y a los alumnos.

Dejar respuesta