El mundo según los homófobos

0
850

ACTUALIZACION 3/1/2016 

El documental de Emmanuelle Schick Garcia El mundo según los homófobos está próximo a estrenarse el siguiente mes en el idioma inglés.

Actualmente este proyecto audiovisual busca recaudar fondos para traducir los subtitulos del documental a 86 idiomas, 79 de los cuales son los idiomas de los 79 países y territorios en donde la homosexualidad es ilegal.

Puedes ayudar a esta iniciativa en este link.

NOTA ORIGINAL

Por Emmanuelle Schick Garcia

En el pasado año y medio he entrevistado una gran variedad de homófobos – aquellos que no eran abiertamente homófobos (solo usan la palabra ‘maricón’ en frente de otros homófobos); los homófobos más tercos (“sé que estoy en lo cierto porque es la palabra de Dios”) y esos en una negación profunda (“no soy un homófobo, solo pienso que los homosexuales que hacen hijos son egoístas e irresponsables”).

Un científico demostró recientemente en un estudio titulado “Llevando los Sentimientos a Palabras”, que el reconocimiento de las emociones reduce su impacto. Por ejemplo, si estás triste, comenta que estás triste y el impacto de esa tristeza disminuirá. Tal vez debemos implementar esta idea con los homófobos.

Si los llamamos homófobos, tal vez su obsesión/vergüenza/repulsión con los homosexuales pueda ser clara para ellos y como resultado su homofobia disminuya. Pero para hacer eso, necesitamos actualizar y expandir el término “homófobo”.

Como un concejal de Bogota me gritó una vez desde el otro lado de su escritorio durante una entrevista, “¡No soy un homófobo, no le tengo miedo a los homosexuales! ¡Sólo pienso que la naturaleza hizo un hombre y una mujer y esa es la única unión constitucional, natural y moral!”

Cierto, este hombre no tenía miedo de los homosexuales, así como lo implican las raíces latinas de la palabra. De hecho, él disfrutaba la atención que el tema le proporcionaba,  amaba el sentido de superioridad moral que sentía sobre los homosexuales y estaba secretamente agradecido con ellos por la plataforma política que le brindaron.IMG_8546_original

Entonces, si no es un homófobo… ¿Qué es él?

Aquí algunas sugerencias (utilizando un casi-latín) :

Obsexioanus: Una persona con una obsesión o enfoque no saludable en la vida sexual de las personas LGBT (o sus genitales). Este tipo de homófobo honra afirmaciones tales como “los homosexuales son abiertamente sexuales” o “los homosexuales han sido acosados o violados y por eso ahora están confundidos acerca de su atracción sexual” o “es una escogencia de estilo de vida así como la prostitución” (todos estos argumentos los he escuchado). Estos homófobos no ven seres humanos, ven seres sexuales. El Obsexioanus probablemente piensa en sexo anal cuando un hombre gay le es presentado o visualiza sexo oral cuando conoce a lesbianas.

Politicuspravus: Este tipo de homófobo menosprecia a las personas LGBT con el objetivo de expandir su carrera política. El Politicuspravus me admitió en entrevistas que no tiene una extensa educación sexual basada en la ciencia (en la mayoría de los casos, no tenia ningún tipo de educación sexual, ni en el colegio ni en la casa) pero ellos sienten que si tienen esta educación, por el hecho de ser sexualmente activos. Es como decir, defeco, por lo tanto tengo un entendimiento extenso y sólido del sistema digestivo. El Politicuspravus a menudo tiene una cuenta en Twitter activa que no les deja tiempo de contemplar sus acciones o pronunciamientos.

HyprocriteAmica: Este es un homófobo con un o unos amigos gays, reales o imaginarios. El amigo gay actúa como un escudo contra alguna o todas las acusaciones de homofobia. Sus argumentos pueden incluir “Respeto a la gente gay, incluso tengo un amigo gay”; pero no creo que ellos deban criar niños y mis amigos gays están de acuerdo conmigo“. El HipocriteAmica a menudo sufre por ser “RigidusHominen”.

RigidusHominem: Un individuo que siente que las mujeres son mejores para cocinar/cuidar los hijos/limpiar/ser sumisas/mantenerse en silencio/usar rosado/ porque una vagina hace que hacer estas actividades sea más fácil. Porque para el RigidusHominem son los genitales y las hormonas los que deciden los roles en la sociedad, la familia y la carrera profesional. No el talento.

Por suerte, Billie Jean King, Nina Simone, Yoko Ono, Marie Curie y Jane Austen ignoraron al RigidusHominem.

MoralesPrimatum: Alguien que piensa que la Biblia/Torah/Corán le dan la superioridad moral para empequeñecer (“esa no es la definición de Dios del matrimonio”) o apresar/matar (“el Coran dice que ellos deben morir”) homosexuales. El MoralesPrimatum intenta clamar “libertad religiosa” cuando sus practicas/ideas discriminatorias son retadas.

El MoralesPrimatum puede defender su desaprobación a los homosexuales basándose en su defensa de la libertad religiosa, pero curiosamente ellos jamas han usado su defensa de la libertad religiosa para discriminar a las personas con cortes de cabello tipo “corte con tazón” (considerado una abominación en el antiguo testamento). Esto es llamado libertad religiosa selectiva (el enfoque exclusivo en las personas LGBT, tal vez debido a algunos problemas residuales de tipo Obsexioanius).

Luego de investigaciones adicionales, se hace aparente que el MoralesPrimatum nunca ha estudiado extensivamente la Biblia/Torah/Corán, por el contrario prefiere usar la carta ganadora de  “Dios lo dice así” cuando sus teorías son refutadas (El MoralisPrimatum además tiende a pensar que el evangelio según Marcos fue escrito por Marcos).

Stultus: Esta persona piensa que hay un poderoso lobby y maquina de propaganda gay que quiere volver gay a todo el mundo. Si ellos sucumben ante esta matriz, el resto del mundo también. Luego nadie tendrá hijos y la humanidad morirá. Esta persona es una idiota (o secretamente quiere unirse a un equipo de fútbol gay); pero seriamente si los gays fueran así de extraordinarios para comercializar la homosexualidad, ¿por qué es aún ilegal en 79 países? Mientras el Stultus ve el movimiento de caderas de Ricky Martin como una provocación del lobby gay, el resto de las personas lo ven como un excelente bailarín.

Moletus: Persona que culpa a los homosexuales de hacer parecer su vida sexual aburrida. Esta persona piensa que los homosexuales tienen más y mejor sexo que ellos y los odia por eso. Esta persona quiere que los homosexuales regresen al clóset y que lo hagan rápido. Al menos dentro del clóset, los homosexuales dejarán de recordarle acerca de su existencia sin sexo.

Ignominia: Cada vez que esta persona ve un homosexual, siente vergüenza. Desea secretamente que pudiera acoger su sexualidad con la misma habilidad que piensa que lo hacen los homosexuales. Pero como no puede, la mejor cosa que le queda es hacer sentir a los homosexuales avergonzados de su habilidad.

FiliosRabidus: Un ciudadano “comprometido” que crea una asociación enfocada en la negación de los derechos para las personas LGBT. Algunas veces une fuerzas con el Politicuspravus y además exhibe un deseo intenso de controlar los derechos reproductivos y de familia de los homosexuales. Tiene algunos síntomas de Obsexioanius.

Violentialgnominia: Rama del árbol del homófobo del que los otros homófobos tratan de desasociarse. Pero al final, lo que todos lo homófobos tienen en común, es que el origen de su homofobia viene de la vergüenza. Lo que varía es la forma en cómo transfieren la vergüenza sobre su víctima LGBT. Para el Violentialgnominia, infligir violencia física, violación, golpes, la pena de muerte, o la tortura para destruir los cuerpos de las personas LGBT es su intento para deshacerse de su propia vergüenza.

SuiPudetHomosexual: Este es el homosexual avergonzado. Cada uno está tan enfocado en su sexualidad que el SuiPudetHomosexual trata de disminuir este enfoque convirtiéndose en célibe o sometiéndose a terapias de conversión. Algunos incluso escogen quedarse en el clóset. Minimizar o borrar su sexualidad los ayuda a evadir los prejuicios y estereotipos negativos ligados a la homosexualidad inventados por el Obsexioanius, Ignominia, FiliosRabidus, Politicuspravus, Hypocritamica, Moralisprimatum, Moletus, Stultus and Rigidushominem.

Dejar respuesta