El Perú sería un poco más justo e igualitario si reconoce derechos de hombre gay que perdió a su pareja

0
940

Armando y Alejandro formaron una sólida pareja, estuvieron juntos durante 26 años. La muerte y el cáncer fueron las únicas causas de su separación. Hoy Armando busca disfrutar del patrimonio que ambos construyeronconjuntamente.

El Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex) le está ofreciendo asesoría legal. Para conocer más detalles sobre el proceso, entrevistamos a la abogada Brenda Álvarez de Promsex, quien nos indicó la viabilidad de la demanda, la forma en que esta será resuelta y los efectos positivos que traerá si es que la resolución resulta favorable.

Álvarez también indicó que lo que ha hecho Armando es un caso particular, pero que miles de parejas en el Perú podrían hacer lo mismo. Además, si los derechos de Armando son reconocidos, esto sentaría un precedente en la historia de la justicia peruana a favor de las parejas del mismo sexo.

VER: Perú: Armando y Alejandro, un amor que lucha por sus derechos

¿En qué consiste el proceso que se iniciará? ¿Qué se solicita? ¿Quién resolverá el proceso, cuáles son las instancias que lo conocerán?

-En el Perú las parejas heterosexuales tienen dos figuras jurídicas de protección: la unión de hecho, para las parejas que no deseen contraer matrimonio, y , el matrimonio. La unión de hecho, es la unión voluntaria de dos personas por más de dos años, libres de impedimento matrimonial para alcanzar fines semejantes al matrimonio, esta figura genera casi los mismos derechos que el matrimonio. En este caso en particular, y en el marco del derecho a la igualdad y la prohibición de discriminación, presentaremos una demanda de reconocimiento de unión de hecho, cuya finalidad es que se reconozca la convivencia sostenida entre Armando y Alejandro durante 26 años de sus vidas. Eso implica que en principio se visibilice que esa convivencia existió y se le reconozca a Armando todos los derechos que son propios de esta figura jurídica, es decir el 67% de todo el patrimonio construido con Alejandro, pensión de viudez, seguro de salud, etc. No estamos solicitando que se cree una figura especial que regule o dote de protección jurídica a las parejas homosexuales, estamos pidiendo que las mismas figuras jurídicas que existen para parejas heterosexuales se apliquen a las parejas homosexuales. En este caso, la unión de hecho. La demanda será presentada ante el Poder Judicial, esperamos que la demanda sea amparada en primera instancia, sin embargo, de no ser así estamos dispuestas a llegar hasta el Tribunal Constitucional.

¿Cuál es el escenario más favorable y el menos favorable?

-El escenario más favorable y justo es que se reconozca jurídicamente la convivencia de Armando y Alejandro. Este hecho supondría justicia para Armando y también constituiría un hito en nuestra historia. El Perú sería un país un poco más igualitario y democrático. Sería el primer paso real a la igualdad de las personas lesbianas, gays, bisexuales y trans. El menos favorable, consideramos, sería el seguir postergando los derechos de una parte importante de nuestra población, y con ello continuar legitimando la discriminación, hecho proscrito por nuestro ordenamiento constitucional.

¿Cuál es la importancia de encontrar otra vía legal para que se respeten los derechos de los LGBT?

-Consideramos que todas las vías son necesarias e importantes para lograr la garantía de los derechos de las personas LGBT, sin embargo, como ya hemos sido testigos, en el legislativo lo que menos importa es garantizar derechos, no importan ni los derechos de los heterosexuales, y mucho menos el de las personas en situaciones de vulnerabilidad como las personas en situación de pobreza, pueblos indígenas, mujeres y personas LGBT. Al ser el congreso un fuero político, lamentablemente, los intereses personales son los que ganan, tal como se demostró en la discusión del proyecto de Unión Civil. Si tuviéramos un parlamento con mejores credenciales quizás no sería necesario acudir al Poder Judicial para buscar justicia. El Poder Judicial tiene como mandato constitucional administrar justicia, no puede dejar de hacerlo, ni por deficiencia de la ley, por vació legal u otro motivo, menos por sus convicciones personales, es decir, el juez tiene que proteger los derechos de Armando más allá de que esté a favor o en contra del reconocimiento de las parejas homosexuales. En cambio, en el Legislativo este mandato no es imperativo.

¿En Perú no ha habido precedentes en esta materia pero ¿se sabe de alguno parecido en América Latina?

-En América Latina hemos tenido experiencias muy importantes en el que las instancias judiciales han establecido la protección de las parejas del mismo sexo a través del reconocimiento del matrimonio, es el caso de la Corte Constitucional de Colombia y del Tribunal Federal de Brasil. Los análisis realizados en estos casos han sido análisis constitucionales, y la conclusión final de ambas cortes, es que es absolutamente inconstitucional que las parejas homosexuales no tengan reconocimiento jurídico. Entonces el estándar jurídico se encuentra establecido por diversos órganos judiciales de la región, por lo tanto, los jueces nacionales tendrían que resolver tomando en cuenta los avances jurídicos en materia de igualdad y no discriminación.

¿Se tiene data de cuantos casos de personas LGBT existen que se quedan sin poder reclamar lo construido junto a su pareja?

-Sabemos que son miles las personas que se encuentran en esta situación, lamentablemente no tenemos ningún registro. Por ello, a raíz del reportaje emitido por Cuarto Poder muchas personas se han comunicado con nosotras para contarnos su historia. Animamos a que las personas LGBT que se encuentran en esta situación se animen también a realizar esta demanda y a visibilizar sus historias.

En caso se declare fundada la demanda, ¿cuáles serán los efectos legales en la vida de Armando?

-Armando sería reconocido legalmente como conviviente de Alejandro, y esa es una de las demandas principales de él. Él necesita que se sepa la verdad y que la misma sea reconocida por el Estado. Alejandro no fue su mejor amigo, su jefe, su socio. Fue su pareja, el que cuidó de él 26 años de su vida. En ese sentido, Armando podría recobrar el 67% de todo el patrimonio que construyó con Alejandro, tendría acceso a una pensión de viudez y gozaría de un seguro de salud.

Si la demanda es declarada fundada ¿otras parejas podrán solicitar también reconocimiento de unión de hecho? ¿Cuál sería el efecto legal en las otras parejas del mismo sexo?

-Si la demanda se declara fundada en primera instancia, los efectos se circunscriben al caso específico de Armado, aunque sí se establecería un precedente muy importante en nuestro país. Por otro lado, en caso de que nuestra demanda llegara al Tribunal Constitucional, los efectos de esa sentencia serían generales, es decir, aplicaría para todas las parejas del mismo sexo. En cualquiera de los casos, es importante dejar en claro que, así como Armando lo ha hecho, actualmente cualquier pareja del mismo sexo puede solicitar el reconocimiento de su unión de hecho e iniciar un proceso judicial.

Comments

comments

Dejar respuesta