Una historia indignante: A esta mujer trans la detuvieron en Uruguay

0
673

Lara Ramírez, una mujer transexual, fue víctima de la brutalidad policial en Uruguay. Fue a buscar ayuda, pero quienes debían protegerla la agredieron. Ella decidió subir un video a Facebook y usar la red social para denunciar este horrible incidente. El medio Subrayado cuenta la prepotencia de los agentes de Las Piedras, Canelones.

En el video (que realmente es muy doloroso), Lara relata llorando lo sucedido el pasado 11 de noviembre cuando bajaba del ómnibus 175 del centro de la ciudad. Un grupo de hombres que estaba en un auto blanco se burló de ella. Estos sujetos eran miembros de la policía.

La insultaron y le quitaron su celular, donde ella había filmado el maltrato que había recibido. No solo la maltrataron físicamente. La agresión psicológica no se hizo esperar: la trataron como un hombre.

Cuando ella dijo que se llamaba Lara Ramírez, la autoridad se burló.LARA RAMIREZ

“Me pidieron mi verdadero nombre. Me dijeron Carlos, Pedro, Juan, Raúl, me insultaron todo el tiempo. Cuando iba a mi casa a buscar la cédula, me agarraron y me esposaron. Me retorcieron los brazos”, detalla.

“Mi delito no fue robar, ni ser sospechosa, (…) mi único delito en este caso es ser una mujer visiblemente trans”, concluye en el video que tuvo más de 150.000 reproducciones y fue compartido más de 6.000 veces.

El Colectivo Ovejas Negras expresó su repudio ante este episodio y reclamó en un comunicado a las autoridades del Ministerio del Interior que no sigan indiferentes:   “Mirar para el costado frente a estos casos equivale, lisa y llanamente, a actuar de manera cómplice y legitimar el abuso”.

No tengo miedo a nadie si una mujer trans no habla no denuncia estas cosas siguen pasando que menta presos a los que roban, matan ,violan mi único delito fue ser una mujer trans en pleno dia detenida esposada por nada compartan no me importa quiero denunciar quiero gritar para que nuca mas pase …soy trans no una delincuente

Posted by Lara Ramirez on jueves, 12 de noviembre de 2015

Que aquellos cuyo deber es protegerte te traten como basura, y para el colmo se burlen de vos es dolorosamente indignante. No es un homofóbico de la calle cualquiera. Es una autoridad, capaz de todo para humillarte.

Realmente decepcionante, que un sector de nuestra comunidad esté así de vulnerable.

Dejar respuesta