Tamara Adrián es la primera candidata trans a la Asamblea Nacional de Venezuela. La abogada es una voz combatiente, que desde la oposición, no descansa en su lucha en defensa de los derechos humanos, y los derechos de la comunidad LGBT.

En la Venezuela de Nicolás Maduro, en esa dictadura que algunos llaman democracia, y donde las amenazas a la oposición no cesa, Adrián está allí, valiente, decidida, implacable.

Ya se acerca el 6 de diciembre, ¿Cómo ha sido esta campaña? ¿Ha habido manifestaciones de transfobia?

-Ha sido una campaña exitosa, esperanzadora, interesante y con una receptividad extraordinaria. Los escasos focos y ataques que ha habido han sido de parte de grupos fundamentalistas religiosos y chavistas radicales. Pero esos ataques no llegan ni al 0,5%.

Tamara 1

Estás optimista ¿Crees que conseguirás llegar a la AN?

-Tengo la total certeza de que el 6 de diciembre seré electa diputada. Yo ya estoy dentro de la Asamblea Nacional, soy segunda en la lista por el Distrito Capital, al estar en esta posición puedo salir como diputada suplente del diputado Tomás Guanipa o diputada principal si la MUD dobla en votación al PSUV.

La campaña ha alcanzado niveles de violencia tremenda ¿Crees que el proceso del 6D estará libre de fraude?

-Las encuestas indican que la oposición está por encima con un 20-30 por ciento de diferencia en la intención de voto. Ante este panorama creo que el fraude no podrá tener incidencia en el resultado final.

¿Qué proyectos llevará Tamara Adrián a la AN?

-Para la Unidad, el primer proyecto es la liberación de los presos políticos, esto trae consigo un proceso de reconciliación, muy necesario en estos momentos. El país no aguanta más división. La mayoría de los venezolanos quiere que exista el respeto hacia el otro. En la calle lo que uno escucha y siente es que la gente está pidiendo que cese la pugnacidad. La primera ley sería la de Amnistía y Reconciliación Política.
Con respecto a la situación económico-social hay tantas cosas por hacer que me desespero porque durante todos estos años se ha roto el tejido de la legalidad, por eso es necesario adecentar los poderes públicos para recuperar la institucionalidad. Y abrir el debate para la discusión de la Ley de Matrimonio Igualitario, que es algo que en Venezuela debe darse ya. Una tarea pendiente que deja la Asamblea Nacional saliente que nunca discutió el proyecto que introdujimos en el 2014. El país no puede seguir entrando tarde en la modernidad, es necesario que el parlamento se abra a discutir los temas del siglo XXI.

Tamara 3

 ¿Qué sentimiento te genera hoy Venezuela? ¿Qué sientes por este país que es noticia en el mundo lamentablemente por la violencia del discurso de Maduro y el ataque a los opositores?

-Me siento compungida, los venezolanos no éramos así. No sé cuánto se nos ha plegado de esta violencia exacerbada proveniente del discurso político. Ese irrespeto al otro, ese odio al otro no existía en Venezuela. Por el contrario, formaba parte de la venezolanidad que éramos bonchones, amigables y acogedores. Eso debemos rescatarlo. Revertir el caos económico puede llevar unos 3-4 años; pero recuperarnos en lo social puede llevar un poco más de tiempo, aunque no es imposible. Tenemos ejemplos de ciudades como Medellín y Bogotá que han logrado minimizar los índices de violencia. Es importante fomentar en el país la cultura del esfuerzo, que el esfuerzo de todos, por más pequeño que sea, es necesario. El valor del esfuerzo del otro.

Tamara 5

¿Qué puede esperar la comunidad LGBT de Tamara Adrián?

-El compromiso siempre lo he tenido en todos los ámbitos donde me he desenvuelto. Nadie puede decir que no he sido una campeona en la lucha por la igualdad, por la visibilización de la comunidad LGBTI. Voy a continuar solicitando igualdad de derechos y oportunidades para todos. Pero Tamara Adrián no puede hacerlo sola, yo puedo abrir las puertas, pero es necesaria esa masa crítica que nos acompañe actuando al unísono por la igualdad. No me dejen sola en esta lucha.tamara-adrian

Dejar respuesta