Sexualidad y diversidad en la vejez: Una entrevista a Ricardo Iacub

0
1060

Por Erika Tirado y Gabriela Ramos*

Ricardo Iacub es un psicólogo argentino que llena enormes auditorios de personas de todas las edades, curiosas por conocer sobre los temas poco convencionales que estudia: la sexualidad y la diversidad sexual en la vejez. Los bombardea de imágenes y preguntas incómodas como: ¿no pensás que tu abuela tiene relaciones sexuales? ¿qué pasa con los viejos gays? ¿por qué nos da ternura un beso entre dos ancianos y no nos parece erótico? A finales de noviembre del 2015, Ricardo visitó Lima y aprovechamos esta oportunidad para entrevistarlo.

Este investigador trabaja temas que aún son considerados poco convencionales y que llaman inmediatamente la atención porque generalmente se piensa a los viejos como personas asexuadas. El sólo imaginar a dos ancianos teniendo relaciones sexuales o pensamientos eróticos puede resultar incómodo para muchos. Pero también porque se suele pensar que hablar de sexualidad es algo que está sólo asociado a la juventud:

“¿Qué pasa cuando vemos imágenes de viejos teniendo relaciones? Todavía nos impacta, y ¿qué hacemos con eso?, ¿lo dejamos pasar?¿los aniñamos? Hoy una señora me decía ‘mirá, si esa escena (que era bien erótica) hubiese sido de jóvenes hubiese dicho que es erótica, pero como es de viejos digo que es tierna’”.

A pesar de que estos temas sean considerados tabú, se encuentran siempre a flor de piel. Iacub dice que los viejos quieren y necesitan hablar sobre sexo”, y también los jóvenes quisiéramos pensar que tenemos toda una vida para seguir gozando y experimentando con nuestra sexualidad.

Ricardo tiene grandes aportes en su trabajo de asesor del Estado argentino pero queremos resaltar dos: apoyar a que el año 2015 fuera declarado el “Año de la Diversidad Sexual en la Vejez” en Argentina y  en la creación de dos spots sobre diversidad sexual en la vejez, transmitidos por un canal del Estado, en el marco de la IV Campaña Nacional de Buentrato hacia las personas mayores.

¿Cuál fue la opinión del público argentino acerca de esto? Ricardo afirmó que los argentinos son por lo general personas liberales y no encontró grandes resistencias. La aceptación a la diversidad sexual es algo a lo que nadie puede negarse: es una batalla ya ganada. A pesar de ello, él insistió en que las parejas se besen en la pantalla, haciendo más explícita su sexualidad, para así generar impacto, reflexión y cambios:

“Lo que concretamente hace falta es ver viejos teniendo relaciones, y especialmente viejos gays, lesbianas o trans que pueden estar en situaciones no amables para quienes los miran. Necesitamos romper con esta amabilidad para construir otra posibilidad. Para que la gente vea dos viejos besándose y diga, bueno, es parte del escenario habitual”.

Conocer los avances que está realizando el Estado Argentino en materia de derechos LGTBI y en vejez, nos genera gran emoción. En nuestro país no ser heterosexual suele implicar ser tratado como un ciudadano de segunda categoría. Esto es aún más grave cuando se envejece, porque ser LGTBI y viejo implica ser parte de un grupo doblemente marginado e invisible. El trabajo de Iacub es una inspiración para nuestro país y nos invita a ampliar nuestros horizontes.

*Erika Tirado es estudiante de pregrado de la especialidad de la antropología de la PUCP. 
*Gabriela Ramos es licenciada en antropología de la PUCP. 

Dejar respuesta