Cómo un tuit dejó ver la cara de la oposición venezolana en torno al tema LGBTI

0
1002

Un tuit encendió el candelero en Venezuela en materia de derechos de las personas Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales (LGBTI) cuando @TarenTatuy le preguntó al máximo representante de la oposición venezolana, Jesús “Chúo” Torrealba, quien se encontraba ofreciendo una entrevista televisada: “Si la MUD es mejor que el PSUV: ¿quándo (sic) se aprobarán leyes para derechos LGBTI como el matrimonio igualitario?”.

El representante opositor dejó colar en su respuesta perlas como que:

“Hay temas que son importantes, que deben ser debatidos… pero yo creo con mucho respeto, que también hay una agenda urgente dentro del país… Yo me pongo a discutir temas del primer mundo cuando se haya resuelto el tema del hambre atroz, de la inseguridad galopante…”.

Añadió: “No le saco el cuerpo, pero lo primero es lo primero”.

Las respuestas no se hicieron esperar por parte de representantes de ONG de derechos humanos, movimientos LGBTI y tuiteros de diferentes corrientes ideológicas hasta convertir en tendencia la etiqueta LGBT durante el día 28 de enero.

Conversando con José Contreras-Quintero, quien es el nombre detrás del tuit que desató este maremágnum que dejó colar la forma de pensar de la dirigencia opositora nacional, nos comentó que fue una oportunidad muy valiosa que no quiso dejar pasar.

Sobre la contesta de Torrealba considera que “no era la respuesta de un político en su nivel de responsabilidad, nos demuestra que solo fue puesto como figura o cara, no por mérito o background político: Él es un representante político de ese tercer mundo del que él se asume como parte”, afirmó para Sin Etiquetas este ingeniero geólogo y profesor de la Universidad Central de Venezuela.

VISOS HOMOFÓBICOS

Para el politólogo Nicmer Evans el representante de la oposición venezolana “se suma a aquella cúpula que no prioriza lo social y desconoce lo trascendente del reconocimiento de los derechos donde están excluidos sectores sociales que se piensan minoritarios, pero tienen una poderosa irradiación social. Aquí la pelea es por el poder, y ahí tanto la MUD (oposición) como el Psuv (partido del gobierno venezolano) son lo mismo. Chúo dijo que se podía masticar y caminar al mismo tiempo en asunto parlamentarios, pero al mismo tiempo que cumple su agenda por el poder no pueden defender los derechos de un grupo de seres humanos excluidos históricamente, eso demuestra desprecio y algo de homofobia incluso, nada que nos diste del Psuv y el gobierno homófono de Maduro, solo que colocaron una diputada transgénero, suplente, que ante este tipo de cosas no tiene ni voz ni voto”.

A su juicio, la dirigencia venezolana nunca ha tenido voluntad de promover, verdaderamente, políticas de inclusión. “Nunca la ha habido, la única diferencia es que la MUD ha visto este asunto como una herramienta publicitaria, de marketing, y el PSUV lo ha despreciado a pesar de la presión de sus propias bases”.

LOS DDHH NO SON TEMAS SECUNDARIOS

Sobre este discusión, el presidente de Venezuela Igualitaria, Giovanni Piermattei, publicó en el blog de esta asociación civil un comunicado titulado Los Derechos Humanos no son temas secundarios, el cual reproducimos en parte a continuación: 

Mientra Jesús (Chúo) Torrealba, secretario general de la mesa de la Unidad Democrática-MUD, dice “yo me pongo a discutir los temas que se discuten en el primer mundo cuando hayamos resuelto el problema del hambre atroz, el tema de la inseguridad galopante, el tema de 27 muertos con un índice de impunidad del 99,6%, cuando tengamos esos temas resueltos” refiriéndose al Matrimonio Civil Igualitario, le recordamos que:

  1. Los Derechos humanos son indivisibles e interdependientes. Son de todas y para todas las personas. Es muy fácil, desde su cómoda y privilegiada zona de heterosexual casado “maravillado de ver a sus hijos allí” cada día, protegidos por el Estado, desconocer la situación de vulnerabilidad de miles de familias, millones de hombres y mujeres del país quienes no pueden:
  2. Inscribir a sus hijos, hijas o parejas en su Servicio de Seguro Privado.
    b. Inscribir a sus hijos/hijas en colegios y representarles en las actividades escolares.
    c. Asistir a sus parejas o hijos/hijas en un servicio de salud público o privado cuando están enfermos u hospitalizados.
  3. Decidir dónde y cómo rendirle honores a sus hijos/hijas o parejas cuando mueren.
  4. . Darle la identidad a sus hijos e hijas (apellido, nacionalidad, relaciones familiares).
  5.  Exigirle a la pareja la manutención del hijo o la hija cuando se separan.
  6.  Denunciar las situaciones de violencia intrafamiliar ante los organismos del Estado.
  7.  Visitar a su cónyuge privado/a de libertad, entre tantas cientos de cosas

“Pues nuestras familias no son reconocidas por el Estado y mucho menos nuestra dignidad como personas!

Esto sin contar con la discriminación que se vive si asumes ser madre en conjunto con otra mujer o padre en conjunto con otro hombre frente a los centros educativos, hospitalarios, residenciales, laborales, públicos y debes vivir sometido a ocultarlo para preservar tu vida y la de los tuyos, lo que es considerado definitivamente un trato cruel, inhumano y degradante.

Decir orgulloso esta es mi pareja, estos son mis hijos y asumir la vida con dignidad, de esto se trata el debate.

SOLO FINES ELECTOREROS

“En nuestro país los derechos de las personas LGBTI están desde hace años siendo usados con fines “electoreros”, respondió tajante Mauricio Gutiérrez, quien es secretario Nacional de asuntos LGBTI del partido opositor Un Nuevo Tiempo al ser consultado al respecto.

“Hemos visto con demasiada frecuencia que voceros gubernamentales, por un lado prometen su reconocimiento y por otro usan la real o supuesta orientación sexual de sus adversarios para descalificarlos. En relación a la agenda legislativa de la oposición democrática debo decir que no fue bandera el tema LGBTI. El único partido que formal hizo pública su visión del asunto fue UNT. Presentó un proyecto de Ley Penal contra la Violencia por Orientación Sexual, Identidad o Expresión de Género.

También nos comprometimos para el reconocimiento de la identidad de las personas trans e intersexuales. Y en reconocimiento de los derechos de las parejas del mismo sexo.

Como promotor y defensor de DDHH no comparte que se prioricen algunos derechos por encima de otros. “No existe el momento adecuado para el reconocimiento de los derechos, el momento es siempre porque somos humanos en todo momento. Somos humanos y nuestra dignidad debe ser reconocida y protegida siempre”, declaró.

LOS HOMOSEXUALES  TAMBIÉN NOS QUEREMOS CASAR

Quiteria Franco, coordinadora general de la Red LGBTI de Venezuela hizo saber su opinión sobre las declaraciones del líder opositor Chúo Torrealba a través de un detallado escrito publicado en la red.  

“Para ustedes lo urgente son los presos políticos. No nos pidan que sigamos esperando, llevamos 17 años de espera, de aguante y de frustraciones. Todas estas agendas son de derechos humanos, y estos son universales, interdependientes y, definitivamente, no tienen jerarquías. No hay unos más importantes que otros. Sabemos que su trabajo de cinco años apenas inicia y tenemos paciencia, pero no abusen. Lo urgente no puede seguir desplazando lo importante, usualmente esto afecta a los más vulnerados por la sociedad”.

Para la profesora universitaria el debate que debe abrirse en el país sobre los derechos de las personas LGBTI no es un tema del primer mundo:  “Ahora bien, eso que usted llama temas de primer mundo, no son otra cosa que temas de Derechos Humanos. Si, los derechos de las personas LGBTI son también Derechos Humanos. Y no son de primer, segundo, ni tercer mundo. Son de este mundo. Son de todo el mundo. Son temas que ya han sido debatidos y aprobados en países vecinos como Colombia, Brasil, Argentina, Chile, Ecuador, Uruguay y Bolivia entre otros, aquí mismito en nuestro continente. Entonces no venga usted con ese cuento y argumento tan barato de que son “temas de primer mundo.”

En su escrito rebatió cada uno de los argumentos esgrimidos por el líder opositor venezolano para postergar esta importante discusión que beneficiaría, por la medida chiquita, a unas 6 mil familia homoparentales, según el último censo efectuado en el país, y entre el 15 y 30% de la población venezolana.

“Le preocupa la inseguridad, ¿sabe usted Sr. Torrealba que desde 2008 a 2015 se han contabilizado más de 100 crímenes de odio contra personas LGBT? de ese número solo dos casos han sido resueltos. Según datos de la Defensoría del Pueblo 45% de los casos de discriminación que se reciben hay al menos una persona LGBT involucrada. Sí, también a las personas LGTB les afecta la inseguridad. No diga que nuestros derechos no son prioridad o no son urgentes.

Asimismo escribió sobre las esperanzas de este importante sector de la población: “No es importante en estos momentos de crisis hablar de matrimonio, pero ¿saben qué? las parejas heterosexuales, a pesar de la situación, siguen casándose y nada se los impide, nadie les pone condiciones. Es decir, la gente se quiere casar, las parejas homosexuales también se quieren casar. Las parejas del mismo sexo, también tenemos derecho a casarnos. Que para ustedes no sea urgente o importante, no significa que no lo sea”.

En definitiva, es necesario abrir el debate, ya que, destacó la investigadora Quiteria Franco “hay una situación real de vulnerabilidad que afecta a niñas, niños y adolescentes homosexuales y trans quienes son discriminados por su familia, en las escuelas; mujeres y hombres homosexuales o trans que no consiguen empleo por ser quienes son; personas que no reciben atención medica apropiada, no solo por la situación del país, sino también por ser homosexuales o trans. Hay personas trans que son vejadas y ultrajadas en las colas de los mercados; las personas homosexuales y trans no cuentan con una ley que los proteja y castigue a quienes los maltratan, humillan, golpean y asesinan”.

OTRO TUIT

El profesor José Contreras-Quintero posteriormente publicó otro polémico tuit con esta propuesta.

Comments

comments

Dejar respuesta