Venezuela: La bandera del orgullo LGBTI ondea libremente en playa El Yaque

0
1085

Es un lugar pequeño en tamaño, pero que realiza una gran labor en pro de la defensa de los derechos de las personas gays, lesbianas, transexuales, bisexuales y todo lo que abarca la gama de la diversidad sexual.

Su nombre es Coco Chamo, está ubicado en playa El Yaque, isla de Margarita, Venezuela. Y es una de las principales playas del mundo para hacer kitesurf y windsurf.El Yaque 2 DR

Al llegar al balneario uno pregunta dónde está Coco Chamo e inmediatamente te dicen: “busque la bandera de colores y ahí está”.

Así es, ondea libre como el viento. Sus siete colores hacen hermoso contraste con los azules del cielo y el mar. Nos recibe Blass Jiménez, quien -por ser domingo y de carvanal- estaba sumamente ocupado atendiendo a la gran cantidad de personas que se acercan hasta su local.

Mientras preparaba pescados fritos, tostones y ensaladas habló para Sin Etiquetas. Comenta que “desde que abrimos nos catalogamos como un lugar sin etiquetas, donde lo importante es que la gente disfrute, se sienta a gusto y sea como en realidad se siente”.

Mientras Blass conversa, lo sigue con la mirada y con aires de admiración su pareja, quien se encarga de la caja.EL Yaque DR 03

“Somos el único lugar LGBTI que abre durante el día y estamos en una playa en la Isla Margarita… Me atrevería a decir que en toda Venezuela. Aunque acá atendemos a todo a aquel que desee acercarse. Como decimos no tienes que ser de ambiente para estar en ambiente. Llegan personas con sus hijos, familias, parejas hetero, adultos mayores, gente de acá, extranjeros. Todos son bienvenidos”, dice.

Estas palabras las reafirmó una de las comensales, quien con su bebé en brazos nos dijo: “Siempre que llegamos a la isla de margarita, mi esposo y yo venimos a este lugar porque nos parece que la comida y la atención es muy buena. Como personas debemos ser tolerantes y aprender a respetar a los demás, sus gustos, sus creencias, sus sexualidades. De verdad, acá no hemos tenido nunca ningún inconveniente”.

La idea de izar la bandera del orgullo LGBTI surgió hace 4 años, con la apertura del local. “No queremos esconder quienes somos y siempre he sido partidario de que en cada espacio debemos luchar por nuestro reconocimiento”, acota con firmeza, aunque no es activista de lleno en alguna organización hace el trabajo a diario.EL Yaque 1 DR

El atreverse ha tenido sus altibajos. Más de una vez le han roto o robado la bandera, es por ello, con el tiempo decidieron arriarla cada tarde, a fin de evitar que en horas nocturnas los vándalos la hicieran trizas.

Han dejado mensajes homofóbicos, han atentado contra la infraestructura del local, hay gente que se ha quejado de que esa bandera no puede estar en la playa, que va en contra de la moral y las buenas costumbres. Hasta los organismos, como los guardavidas, les exigieron que la retiraran de la orilla de la playa, ya que por normativas internacionales no puede estar ubicada ahí. Hicieron caso y la colocaron más alejada de la orilla, dentro de sus instalaciones, sin embargo, han continuado insistiendo en que debe ser retirada.

“Es un símbolo de nuestro local, y no la vamos a quitar”, afirma Blass.

En este sitio para la rumba y, también para entretener la mirada y otros sentidos, hay espacio para hacer llegar el mensaje de que la homosexualidad y la transexualidad no son enfermedades; en cambio, quien discrimina, señala, ofende y acusa sí debe ir apartando su cita médica.

Uno de los momentos más tiernos vividos ahí fue cuando un joven le dijo a su papá que él era homosexual. El papá lo abrazó y le hizo una foto junto a la bandera del arcoíris.

Sin duda, un espacio para la libertad y la felicidad.

Comments

comments

Dejar respuesta