Amor igualitario en tiempos de crisis ¿realidad u opción?

0
381

Quererse no tiene horario, ni fecha en el calendario, cuando las ganas se juntan, así reza la popular canción “Caballo Viejo” de Simón Díaz, y es que precisamente los sentimientos no conocen de restristinciones, mucho menos de racionacionamientos, conozca aquí la historia de la situación que viven muchas personas de la población LGBTI en Venezuela a la hora de demostrar y formalizar su amor.

Juan Carlos Perez Hernandez- Periodista

Carlos es un típico chico venezolano, ya algo adulto de poco más de 30 años, comienzan a aparecer en su barba las primeras canas, señal de que poco a poco está dejando tras de sí, su otrora juventud, pero esta no es su mayor preocupación, Carlos es Gay, se ha confesado a sí mismo y a los demás desde su pubertad, es ahora un profesional, con dos títulos y no poco más de especializaciones en su área.

Vive en un país marcadamente dividido por la política, que ha sabido manejar no poco más de 17 años, pero han sido los últimos 3, los que más le ha costado sortear. “Ser un hombre en este país es muy duro, y si de paso eres hombre y gay es más duro aun” confiesa abiertamente Carlos Marcano, quien prefiere omitir su nombre real, pero que nos habla precisamente de las realidades que muchas personas de la población LGBTI en Venezuela deben pasar.

Ha conocido por medio del chat a un hombre español, de la capital, Madrid, mantienen comunicación a menudo, cuando los racionamientos imprevistos de electricidad y los fallos constantes en el internet se lo permiten, “Me ha tocado explicarle muchas cosas de mi país, me gusta enfocarme en las buenas, pero a él siempre le llegan noticias terribles de lo que pasamos acá” habla Marcano en tono melancólico. Esteban Moreno, su pareja virtual, ha decidido junto a Carlos llevar una relación a distancia pese a las críticas de muchos de sus conocidos, cosa  que han llevado con éxito hasta los momentos y que esperan cristalizar próximamente.

Como bien se sabe España es uno de los muchos países de la unión europea que ha reconocido el matrimonio igualitario y unión de hecho ya que desde el 3 de julio de 2005,el Ministerio de Justicia español determinó que la ley española permite que un español se case con un extranjero —o que dos extranjeros que residan legalmente en España se casen entre sí—, incluso cuando las leyes nacionales de esos extranjeros no reconozcan los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Para Carlos Marcano esto ahora no es una opción, aunque así lo desee, salir de Venezuela se ha convertido en una travesía algo más que complicada, debido a los altos costos de los boletos de avión y otros menesteres burocráticos necesarios para hacerlo, el hecho de que su pareja lo visite es más factible; sin embargo para Esteban es preocupante la situación de violencia e inestabilidad que se vive en ese país, y los riesgos que el cómo extranjero pudieran significar, según los datos del observatorio venezolano para la violencia (OVV) conformado por  investigadores de siete universidades nacionales, públicas y privadas, solo para el año 2015 las cifras eran simplemente alarmantes, ACCSI Acción Ciudadana Contra el SIDA registró un total de 47 crímenes de odio por la orientación sexual, identidad de género y expresión de género, según informe presentado por dicha organización.boda igualitaria-matrimonio igualitario-argentina-rosario-san nicolas_3

Sin embargo estas cifras no han pasado bajo la mesa para algunos activistas que defienden constantemente la igualdad de la población LGBT en el país, recientemente el presidente Nicolás Maduro juramento a diversos activistas pertenecientes a las filas del principal partido socialista llamado PSUV, en el llamado consejo presidencial por la sexo diversidad, movimiento liderado por Ingrid Barón y el cual tiene como objetivo la aprobación de proyectos de leyes a favor de esta comunidad.

Pero también durante los últimos 4 años, diversas organizaciones civiles en el país han tratado de visibilizar los derechos de esta población, inclusive llevando a la Asamblea Nacional el proyecto de Matrimonio Igualitario,  el cual ha sido rechazado en varias oportunidades, y que ahora continúa en la lista de espera al igual que otras muchas leyes y decretos, debido al artículo 44 del código procesal civil, el cual estable en sí que solo hombres y mujeres pueden ejecutar una unión civil, sin embargo asociaciones civiles, como Venezuela Igualitaria dirigida por Giovanni Piermattei, han interpuesto con éxito un  recurso de nulidad del artículo 44 ,el cual dejaría sin efecto que el matrimonio solo se constituye entre un hombre y una mujer.

A pesar de que existe hoy día entre las filas del parlamento venezolano la primera diputada electa transgénero, de nombre Tamara Adrián, reconocida internacionalmente por su lucha a favor de la reivindicación de los derechos a favor de la comunidad LGBT, no ha sido mucho el camino andado desde entonces. Tamara como muchos simplemente le llaman estará próxima a desfilar por la alfombra roja, puesto que un destacado director de cine de su país ha decidido llevar su vida a la gran pantalla, de la mano de la interpretación de grandes estrellas de la actuación mientras sus electores continúan esperando su pronunciamiento positivo ante la aprobación del Matrimonio Igualitario.

Mientras Carlos y Esteban continúan anhelando su unión, a pesar de estar separados por kilómetros, Carlos desea que pronto pueda celebrar una boda con el sabor caribeño que solo las costas venezolanas pueden otorgarles, libre de violencia y prejuicios como todos los demás.

Fotografías Cortesía Maxi Oviedo, para sesión de fotos Boda Igualitaria de Maxi y Leo (Argentina)

Citas referenciales- Observatorio venezolano para la violencia (ovv), Asociación Civil Venezuela Igualitaria, ACCSI Acción Ciudadana Contra el SIDA

Dejar respuesta