“No le digan a los gays cómo lamentarse”

0
788

La masacre de Orlando perpetuada el segundo domingo de junio ha enlutado a cerca de 50 familias americanas en el estado de Florida.

Orlando: Los desgarradores testimonios de los sobrevivientes

Este hecho no solo revela la vulnerabilidad con la que gays, lesbianas, bisexuales y transexuales viven en el país americano, sino además los prejuicios y barreras sociales con las que se enfrentan al momento de acceder a los servicios de salud.

Pareja que murió en club de Orlando tendrá funeral conjunto

El mismo día del atentado existió una emergencia de donantes de sangre. Sin embargo, mayoría de gays y bisexuales no pueden donar en este estado debido a restricciones legales que son sustentadas, básicamente, en prejuicios. 

A propósito de los hechos sucedidos en Orlando, un post en Facebook escrito por el comediante y guionista Dominink Pupa se ha convertido en viral.  El escrito, entre otras cosas, relata la situación con la que la comunidad LGBTI convive en la sociedad americana. Sin Etiquetas lo ha traducido al español.

“Nosotros, los gays.

Hacemos que te veas linda.

Te vestimos para ocasiones importantes.

Pulimos tus vecindarios incluso hasta cuando nos echas fuera de ellos.

Planificamos y vamos a tus bodas, incluso cuando tomas los votos de una entidad que nos odia.

Estamos involucrados en cada película que ves, en cada programa de televisión que miras, en cada canción que escuchas – incluso las homofóbicas.

Enseñamos a tus hijos sin decirte que somos nosotros.

Protegemos a tus comunidades sin decirte que somos nosotros.

Cuidamos de tu salud sin decirte que somos nosotros.

Limpiamos tus charcos, pintamos tu casa y limpiamos tu césped sin decirte que somos nosotros.

Arreglamos tus tuberías sin decirte que somos nosotros, incluso cuando nos dices qué baño podemos usar.

Gobernamos para tus ciudadanos –algunas veces de manera abierta, algunas veces solo cuando estamos involucrados en un escándalo después de años de vomitar discursos homofóbicos.

Estamos en todos y cada uno de los equipos de deportes que alientas, pero como es usual, dudamos en decir que estamos ahí porque no queremos que nos tiren mierda en el lugar de juego.

Estamos en la raíz de cada espacio que tomas en la vida, incluso cuando algunos de ustedes nos desean ver muertos.

Luchamos y morimos en tus batallas sin decirte que somos nosotros – y hasta hace poco, no estábamos permitidos de hacértelo saber.

Nos deshicimos del DOMA (Defense of Marrige Act, Defensa del Acto de Matrimonio).

Nos ganamos el derechos de casarnos, el cual ya había sido garantizado para nosotros, pero nos costó mucho más esfuerzo que ustedes.

Y ahora, como si no tuviéramos lo suficiente de nuestro lado, sin duda volveremos a ser los únicos en arreglar tu aberrante ley de armas.

Mira lo que sucede y maravíllate.

Porque eso es lo que hacemos.

Arreglamos tus desastres.

Sin la garantía de seguridad y respeto a cambio.

¿Te puedes imaginar hacer TODO ese trabajo sin DECENCIA como recompensa?

Así que no vengan a decirme que vea #PulseOrlando como un ataque a América en lugar de un ataque hacia la comunidad gay.

Porque no somos americanos cuando nos llaman maricones, no somos americanos cuando legalmente nos despiden, no somos americanos cuando matan a la comunidad trans, no somos americanos cuando nos niegan el derecho de adoptar, no somos americanos cuando nos insultan cada vez que nos agarramos la mano en las calles (y sí, los escuchamos), no somos americanos cuando nos niegan la licencia de matrimonio o una torta sencilla con nuestros nombres en ella.

En todas esas circunstancias somos simplemente gays, y ser un americano no importa. Así que, por respeto a todos los que lucharon y murieron antes que yo, voy a tomar unos días para llorar como un hombre gay antes de llorar como un americano.

Y después de eso, pueden reanudar diciéndome que tengo que estar en guerra con gente que no conozco, incluso cuando he estado en guerra con los de mi nación toda mi puta vida.

Sé feliz, estás en guerra con ISIS.

Porque perderías una guerra contra nosotros.

Ah, no hay de qué con el tema de las armas. Como siempre.”

-Dominick Pupa

Compartir
Artículo anteriorOrlando: Los desgarradores testimonios de los sobrevivientes
Artículo siguiente¡Demi Lovato está lista para salir con chicas!
Fotoperiodista. Mis referentes máximos sobre fotografía de retrato son dos mujeres lesbianas: Annie Leibovitz y Sara Facio. Colaboro con 'Variedades', revista cultural del diario elperuano.com.pe y con Ojo-Publico.com , medio digital de periodismo de investigación, datos y nuevas narrativas. No tengo un gato, pero es muy probable que termine adoptando uno después de esto.

Dejar respuesta