Perú: Contra el odio y el silencio del Congreso


0
295

Texto:  Jhonathan Limaylla

Fotos: Cine El Centro / Spacio Libre

***

– Mi nombre es Anayeli Analí Anaya Alvino y estoy acá por la lucha de las compañeras de la comunidad TLGB contra los crímenes de odio que ocurren en Orlando, nuestro país y todo el mundo. Ser una travesti en el Perú es difícil por ser más visibles. No tenemos oportunidades de encontrar un trabajo digno por hablar como queremos, por vestirnos como mujer. Al día de hoy, he perdido diez amigas víctimas del VIH y los crímenes de odio. Esta noche exigimos la ley de crímenes de odio y la ley de identidad de género para que en nuestro documento esté el nombre que nosotras queremos y con el que nos sentimos identificadas como mujeres trans.

***

Dolor y rabia. El último jueves por la noche, el frontis del Congreso, en la avenida Abancay, fue el escenario de un triste concierto de reclamos. Se sentía el duelo y la lucha. Repetían los nombres de las que partieron en manos del odio y la violencia. La más joven, Suleymi, murió asesinada de cuatro balazos en la ciudad de la eterna primavera.

“Frente a la coyuntura internacional de Orlando, nos organizamos para recordar que Perú no es un caso aislado. Aún no hay una ley que nos proteja contra los crímenes de odio”, comenta Jhonatan Muñoz, organizador del plantón. “Frente a un Congreso y un Presidente que se manifiesta por la violencia internacional, pero no por las de su país, hay que indignarse”.

Cine El Centro (1)
***

Fueron más de cien. Esta noche, se enfrentan al odio y el olvido estatal.

La masacre en Orlando, donde jóvenes LGTB fueron cruelmente asesinados en la discoteca ‘Pulse’, conmovió al mundo. Fueron 50 muertos y 53 heridos. Dos días después del atentado, el Pleno del Congreso peruano inició sesión guardando un minuto de silencio en memoria de las víctimas de Estados Unidos.

“Siento indignación que un Congreso como este, que no ha estado a la altura de lo que el país necesita, termine rindiendo homenaje a hermanos y hermanas que han sido cruelmente asesinados. Este mismo congreso nos negó la posibilidad de que el Estado pueda proteger nuestros derechos con una ley contra los crímenes de odio”, señala Jorge Bracamonte, Presidente de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos.

***

En 2013, el Pleno del Poder Legislativo debatió la incorporación de “orientación sexual” e “identidad de género” como categorías protegidas de discriminación y fue rechazado. Con 56 votos (en contra) se cerró la posibilidad de que el Perú cuente con una ley contra los crímenes de odio.

“Cada vez que mi hijo sale y me dice “madre, ahorita vengo”, mi corazón se me sale porque no sé si mi hijo va a volver a casa. No podemos tolerar esto más. Hablo en nombre de todas las madres que sufrimos por la indiferencia del Estado. Esto tiene que terminar, ya no más. Nuestros hijos tienen los mismos derechos que cualquier otro ciudadano”.

Enérgica, Maria Cristina Carnero es la presidenta de la Asociación de Familias por la Diversidad Sexual en Perú. Tiene dos hijos, uno heterosexual y otro homosexual. “Hijos, no nos durmamos. Hay que seguir en la lucha. Dios es grande y él está con todos nosotros. Vamos a salir adelante, porque algún día vamos a gritar: Somos libres!”

Madres

La gente la aplaude, recibe abrazos de los manifestantes. Los llena de valor, ese coraje del que carecen muchas de nuestras madres.

Esta noche, todas son sus hijas.

Marcha en Perú

***

– La verdad no entiendo de qué se trata esto, pero si es sobre el matrimonio gay, de eso sí quiero opinar. Está bien que tengan su forma de ser y pensar, pero deben ser bien discretos. Yo respeto su género, pero que también piensen en los niños y los padres que queremos formar bien a nuestros hijos. Qué diría un niño si ve a dos personas del mismo sexo.

– ¿Conversa este tema con sus hijos?

– Mi hijo me preguntó un día, la verdad no supe qué decirle. Yo le dije que eso no está bien, porque dios nos trajo hombre y mujer. Esperemos que eso no pase en nuestras casas.

– ¿Qué edad tiene su hijo?

– Once años.

– ¿Qué haría si su hijo le cuenta que es gay?

– La verdad, no quiero ni pensarlo. Se supone que yo he parido un hijo hombre y hombre tiene que ser. Pero ojo, yo no los puedo discriminar, yo respeto su decisión.

Elizabeth salía del trabajo cuando se cruzó con la protesta. 

***

Vigilia

– Yo soy mamá y pansexual. Y si bien puedo estar con un biovarón, que además es también bisexual, no descarto que en algún momento vuelva a tener otra pareja que la sociedad pueda ver como algo extraño o fuera de lo común. No descarto que mis hijos puedan tener parejas de su mismo sexo y no quiero ni deseo que los hijos de nadie mueran o sean víctimas del odio ni de la homofobia de las demás personas. Espero poder seguir luchando para tener una sociedad que no discrimine ni mate a nadie simplemente por amar a alguien de su mismo sexo. A mis hijos no les parecen extrañas las muestras de amor. Las de odio, sí. 

Orbital Azul, madre de dos niños. Llegó sola, marchó acompañada. Usó su rostro como lienzo para pintar la multicolor bandera del orgullo. Las pinturas eran de su hijo. 

Marcha

***

Se aproximan cinco años tormentosos para las demandas LGTB. Con 73 congresistas fujimoristas, el parlamento tiene como bancada mayoritaria al partido que se ha opuesto reiteradas veces a legislar por derechos  sexuales y reproductivos. Pocas dicen sentirse representadas por el nuevo gobierno. Sin embargo, saben que sus voces serán necesarias para que ni una adolescente se quite la vida por el odio de la sociedad. Y volverán al Congreso cuando sea necesario. En ellas, la represión ya no funciona.

 

 

Dejar respuesta